El padre Román oficiando misa, en una imagen de La Sexta.

La Fiscalía de la Audiencia de Granada ha decidido retirar la acusación de presuntos abusos sexuales a un menor, en la última sesión del juicio a los Romanones, y ha pedido la libre absolución del único imputado, el padre Román, al considerar que “no quedan acreditados los hechos”. Un portavoz de la Fiscalía provincial ha explicado a Diario16 que durante el desarrollo del juicio las acusaciones contra el máximo responsable del clan de los Romanones “las pruebas no han sido concluyentes”.

En esta última sesión que todavía se está celebrando, se trataba de elevar las conclusiones finales de las partes. El fiscal Francisco Hernández se ha retractado del escrito de conclusiones provisionales que presentó ante el juzgado de Instrucción y que motivo la celebración del juicio a los Romanones en la Audiencia provincial granadina. “Lo ha hecho de forma oral”, según citan las mismas fuentes.

El ministerio público, inicialmente, pidió para el padre Román una pena de nueve años de cárcel por presuntos “abusos sexuales” a un menor desde 2004 hasta 2007. La Fiscalía le atribuyo entonces un delito de abuso sexual continuado agravado por el resultado de acceso carnal, solicitando además la prohibición de aproximarse a la supuesta víctima a menos de 100 metros y de comunicarse durante diez años. Además, en concepto de responsabilidad civil, pedía una indemnización de 50.000 euros a la víctima por daño moral.

La acusación particular ha mantenido su petición para el padre Román de 26 años de prisión. También ha mantenido su acusación, la asociación Prodeni, que atribuye al Padre Román un delito continuado de agresión sexual, con intimidación, violencia y prevalimiento y con acceso carnal. Pide una pena de 15 años,  inhabilitación absoluta por 15 años, prohibición de comunicarse y acercarse a la víctima durante 15 años, la privación de residir en el lugar en que resida la víctima y una indemnización de 75.000 euros.

Esta investigación fue forzada por el Papa Francisco ya que la víctima se puso en contacto directamente con él. Le mandó una carta de cinco folios contándole lo ocurrido y fue el propio Jorge quién le llamó por teléfono para interesarse por el caso.

El juicio ha quedado visto para sentencia. A partir de ahora, serán los tres miembros del Tribunal quienes emitan su veredicto, que se espera para dentro de unas tres semanas.

Sin embargo, tal y como contó Diario 16, el Papa también ha caído en contradicciones tales como reducir las penas impuestas a un grupo de sacerdotes condenados por pederastia, al rebajar las penas impuestas por los tribunales canónicos a estos sacerdotes saltándose, incluso, las recomendaciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe (la antigua Inquisición). Estas acciones del Papa han provocado la dimisión de las víctimas representadas en las Comisiones de Estudio de los casos de pederastia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =