María José Segarra.

Dolores Delgado, la nueva ministra de Justicia y ex fiscal de carrera, tiene prácticamente cerrada la elección de la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, como nueva fiscal general del Estado, con lo que sería la segunda mujer en ostentar dicho cargo tras Consuelo Madrigal entre 2015 y 2016. Pese a haberse barajado otras posibilidades como las del fiscal de Sala del Supremo Pedro Crespo y Javier Zaragoza, fiscal jefe de la Audiencia Nacional entre los años 2006 y 2017, Delgado tiene ya prácticamente tomada la decisión a favor de Segarra, de 55 años, pertenecientes ambas a la Unión Progresista de Fiscales (UPF).

El pasado marzo, durante la celebración de las elecciones al Consejo Fiscal, Segarra obtuvo un amplio respaldo por parte del máximo órgano consultivo de la Fiscalía General del Estado y quedó en cuarto lugar. Sus 858 votos superaron incluso a los 700 que logró la nueva titular de Justicia, aunque ambas entraron a formar parte de dicho órgano.

Segarra pertenece a la Unión Progresista de Fiscales y ha gestionado también el caso de los cursos de formación

Segarra es fiscal jefe de Sevilla desde que en 2004 la nombró Cándido Conde-Pumpido, fiscal general del Estado durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. De fuertes convicciones progresistas, la mejor posicionada para ser la nueva fiscal general del Estado ganó su plaza en Sevilla frente a la opción del fiscal Emilio Llera, el candidato preferido entonces por los socialistas y que acabó siendo consejero de Justicia con Susana Díaz en la Junta de Andalucía. También fue Conde-Pumpido quien eligió a Consuelo Madrigal como fiscal de Sala Coordinadora de Menores antes de llegar a ser la primera mujer en acceder a la Fiscalía General del Estado.

La actual fiscal jefe de Sevilla llegó a ser la segunda fiscal jefe más joven de España y la tercera mujer en lograr una jefatura en esta área.

Segarra, durante su mandato al frente de la Fiscalía de Sevilla ha tenido que hacer frente a casos muy mediáticos como el de los ERE o los cursos de formación, así como el del crimen de la niña de Huelva Mari Luz Cortés, que un fallo del sistema permitió a su asesino cometer el crimen en libertad pese a tener una condena de prisión en firme. La fiscal jefe de Sevilla ha tenido diversos encontronazos con las juezas instructoras de los ERE, primero con Mercedes Alaya y también con la actual, María Núñez Bolaños.

En 2015, Segarra fue reelegida por tercera vez para seguir al frente de la Fiscalía de Sevilla.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =