La FIPER hipotecaria o ficha de información personalizada puede ahorrar miles de euros y una reclamación judicial a los consumidores. Este documento, no vinculante, reúne las condiciones financieras que la entidad estaría dispuesta a ofrecernos para la compra de la vivienda. Por este motivo, su valor es crucial para el consumidor. En esta línea, el comparador de hipotecas HelpMyCash.com ha lanzado un servicio de análisis de FIPER gratuito hasta el 15 de mayo, en el que expertos financieros analizan tu oferta hipotecaria a fondo.

¿Qué es la FIPER y por qué es tan importante para el consumidor?

La FIPER o ficha de información personalizada es un documento en el que la entidad bancaria refleja las condiciones hipotecarias que puede ofrecernos en función de nuestro perfil financiero. Es un documento físico gratuito y el banco tiene la obligación de entregárnoslo, siempre y cuando se lo solicitemos.

A diferencia de una FIPRE o ficha de información previa estándar, la FIPER se ajusta a nuestras condiciones económicas y a las características del inmueble que vamos a comprar. En otras palabras, es la propuesta que el banco nos ofrece para comprar una vivienda. Como tal, no es vinculante y puede negociarse. Por lo que el primer paso es entender la FIPER y comprobar si las características que conformarán el préstamo hipotecario nos son o no favorables.

¿A qué apartados de la FIPER hay que prestar especial atención?

Los principales apartados que debemos revisar con lupa son los que influyen directamente en el coste de la hipoteca, como el interés, la vinculación o las comisiones hipotecarias.

El interés es uno de los factores que más impacto tienen en el coste total de la hipoteca, por lo que es importante conocer cuál es el tipo establecido, si puede modificarse en algún momento y si tiene algún tipo de limitación o cláusula suelo. En el caso de las hipotecas a tipo variable, es básico conocer el índice de referencia de la hipoteca, así como su substituto y las posibles razones de substitución.

En cuanto a la vinculación, tenemos que fijarnos en el coste de los seguros, el periodo de contratación y las consecuencias de cancelar las pólizas. No siempre sale rentable contratar seguros a cambio de una reducción del interés, por este motivo debemos examinar la FIPER al detalle y comprobar sus condiciones.

Por último, las comisiones son peajes que debemos afrontar a la hora de realizar un cambio en la hipoteca o al adelantar el pago de la deuda. De esta forma, es vital comprender lo que se estable en la FIPER respecto a este apartado. Si nos costará un dinero extra amortizar la deuda anticipadamente, si tendremos que pagar por modificar algún aspecto del contrato en el futuro, etc.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − cuatro =