Los resultados de la actual fase de grupos del Mundial 2018 hacen que muchas selecciones estudien el reglamento de la FIFA, con el fin de conocer los criterios que pueden hacer que en caso de igualdad se incline la balanza de la clasificación hacia uno u otro equipo.

Durante la fase de grupos, la clasificación de cada uno se decidirá conforme a los siguientes criterios:

  • ​Mayor número de
  • Diferencia de goles en todos los partidos de grupo.
  • Mayor número de goles marcados en todos los partidos de grupo.

En el caso de que continuase el empate entre dos o más selecciones después de aplicar los criterios anteriores, su posición final se determinará de la siguiente forma:

  • Mayor número de puntos obtenidos en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión.
  • Diferencia de goles en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión.
  • Mayor número de goles marcados en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión.
  • Mayor número de puntos obtenidos en el sistema de puntos por deportividad, con el cual se deducen puntos por las tarjetas recibidas (tarjetas amarillas = -1, tarjeta roja indirecta = -3, tarjeta roja directa = -4, tarjeta amarilla y tarjeta roja directa = -5; solo se aplicará una de estas deducciones a un jugador en un único partido).
  • Sorteo por parte de la FIFA.

De esta manera, una ‘simple’ tarjeta amarilla puede ser decisiva para la clasificación de una selección y su pase a los octavos de final.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − cinco =