La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha enviado una alerta a los laboratorios Johnson & Johnson para que añadan nuevas advertencias en su medicamento para la diabetes, comercializado bajo el nombre de Invokana, debido al riesgo de sufrir amputaciones de piernas y pies, según ha advertido. La información aparece publicada hoy en la página Web mexicana: http://www.vivecondiabetes.com

Según un informe elaborado por la FDA, los resultados finales de dos ensayos clínicos muestran que las amputaciones de piernas y pies en pacientes diabéticos ocurren con el doble de frecuencia en pacientes con diabetes tipo 2, tratados con el medicamento elaborado por los laboratorios Jhansen, propiedad de otros laboratorios; Johnson & Johnson.

De esta manera la FDA incluye una alerta denominada “caja de alerta”.: identificación que se reserva para los efectos adversos más graves posibles con la toma de un medicamento.

Además, desde la Agencia Norteamericana instan a los pacientes que toman canaglifozina a notificar a sus médicos de inmediato si desarrollan algún nuevo dolor o sensibilidad, llagas, úlceras o infecciones en las piernas o pies. La canaglifozina es un medicamento de los llamados inhibidores del cotransportador de sodio – glucosa 2 (SGLT2). Este fármaco reduce el azúcar en la sangre haciendo que los riñones eliminen más glucosa en la orina.

En cuanto a los profesionales, la FDA solicita que antes de prescribir este medicamento, tengan en cuenta los factores de riesgo que pueden predisponer a los pacientes a las amputaciones, lo que incluye una historia de amputación previa, enfermedad vascular periférica, neuropatía, úlceras o pie diabético.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − Diez =