La familia de Miguel Ángel y su hija María de 8 años, asesinados brutalmente por más de 150 puñaladas en abril de 2013 en su domicilio de Almonte (Huelva), han presentado un escrito ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para exigir una “explicación y argumentación de cuáles son las causas y motivos” por los que el Ministerio Fiscal “ha desistido y contradicho la que venía siendo su firme labor acusatoria desde la fase de instrucción hasta la actualidad”.

El ahora absuelto estuvo más de tres años en prisión preventiva y la justicia rechazó hasta cinco solicitudes de puesta en libertad

Después de que el auto de apelación presentado por la acusación particular ejercida por la familia y también por la Fiscalía de Huelva fuese rechazado por el TSJA, la familia de las víctimas del doble crimen tienen previsto agotar el caso recurriendo en casación ante el Tribunal Supremo para reclamar que se repita el juicio contra Francisco Javier Medina, el único imputado en la causa que permaneció en prisión acusado del doble crimen durante más de tres años y fue absuelto por un jurado popular en Huelva el pasado octubre.

El escrito presentado por la familia de las víctimas del doble crimen subraya que el Ministerio Fiscal “ejerció de manera taxativa la acusación pública junto a estas acusaciones particulares contra el citado individuo como presunto autor de los crímenes”. Recuerdan los familiares que el ahora absuelto por la justicia permaneció en prisión preventiva pese a que su defensa presentó hasta cinco peticiones de puestas en libertad, todas ellas rechazadas por la justicia ordinaria y a las que se opuso “de manera radical” el propio Ministerio Fiscal.

El fiscal Pablo Mora, encargado de ejercer la acusación pública en el juicio celebrado los pasados meses de septiembre y octubre en Huelva, aseguró en el mismo que “no hay dudas” de la culpabilidad del acusado.

El escrito presentado por las familias ante la Fiscalía del TSJA recuerda que el citado fiscal responsable de ejercer la acusación del Ministerio Público “comunicó a estas partes su firme decisión de llegar al mismísimo Tribunal Supremo mediante recurso de casación en el supuesto de que el TSJA desestimase los recursos de apelación presentados” dado que no albergaba dudas de la “solidez” de las pruebas presentadas e indicios practicados, que apuntaba todos ellos al entonces acusado como presunto autor de los crímenes.

La confirmación de la absolución por parte del TSJA, unida a la retirada de la fiscalía de mantener la acusación en casación en el Supremo, ha causado “una enorme contrariedad y estupefacción” en los familiares, que se sienten “en el más absoluto de los abandonos y desamparos”.

Los familiares se preguntan: “¿No es una total incongruencia que lo que venía defendiendo el Ministerio Fiscal de manera firme con uñas y dientes caiga en su desprendimiento sin dar una sola explicación ante una causa de vital importancia para esta familia y para el mismo conjunto de la sociedad?”.

Mientras la familia recuerda que “no cabe duda de que existe un asesino suelto sobre el que el propio Ministerio Público tendrá que expresar y posicionarse sobre las responsabilidades que han de depurarse y dirimirse sobre estos hechos para su esclarecimiento”, la Fiscalía del TSJA guarda un absoluto mutismo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 10 =