La multa de 150.000 euros que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a la Corporación RTVE es sólo un aviso. El principio de lo que puede caerle al grupo que gestiona la radio y la televisión pública. Sujeto a la ley 8/2009 que regula su financiación, tiene prohibida la emisión de publicidad, pero en antena aparecen anuncios comerciales. Para ello utilizan un resquicio. La ley les autoriza a suscribir “contratos de patrocinio cultural”. Bajo esa fórmula, los momentos de mayor audiencia se ven salpicados de los mismos anuncios que aparecen en las cadenas y plataformas comerciales.

La sanción de 150.000 euros es como consecuencia de la emisión de una entrevista con un oftalmólogo de la clínica Baviera. Tuvo lugar el pasado 18 de febrero, en el espacio Saber Vivir, dentro del programa La Mañana de la 1. Dicha entrevista fue denunciada por la Asociación Española de Afectados por la Cirugía Refractiva, una organización sin ánimo de lucro que intenta concienciar sobre las operaciones de la vista.

En una nota, la CNMC dice que “el tratamiento dado a la información adquiere un tono comercial con menciones que apelan a las virtudes y ventajas de dicha clínica, incluso con primeros planos de su página web”. Competencia aprecia indicios de “una finalidad publicitaria y promocional” sin que estuviese identificado como publicidad.

El organismo regulador no menciona la Ley de Financiación de la Corporación RTVE, sino que basa la sanción en la Ley General de la Comunicación Audiovisual que prohíbe la publicidad encubierta. Pero lo cierto es que fuentes del mismo han manifestado a Diario 16 que se están estudiando varias denuncias presentadas por cadenas privadas contra lo que consideran “otro medio de publicidad encubierta” como son los llamados patrocinios culturales.

Por su parte, portavoces de la Corporación señalan que los patrocinios culturales son “una fórmula de obtener ingresos para paliar el déficit de explotación de RTVE que está siendo provocado por la opacidad con que se está llevando a cabo la financiación a la radio y televisión públicas”.

Posible vuelta de la publicidad

Según la ley 8/2009, las fuentes de financiación de la RTVE deben proceder, además de “la utilización de recursos comerciales propios”, de los operadores de telefonía y de las contribuciones de las cadenas privadas. “Los cálculos que hacen ambos colectivos a la hora de transferir el dinero a la Corporación difieren de los que estiman nuestros servicios”, señalan en RTVE. Hay discrepancias que se encuentran, ya, en sede judicial. Pero también retrasos en los abonos. Y a eso hay que sumar que Hacienda ha recortado la cantidad que se debe transferir a la Corporación con cargo a los presupuestos del Estado. Todas estas circunstancias han generado un nuevo déficit que se va incrementando año tras año y que obliga al endeudamiento para hacer frente a los gastos.

El gobierno de Mariano Rajoy planteó seriamente la vuelta a la publicidad de la televisión pública. Y si no se hizo fue por las protestas de las cadenas privadas que ven, así, una merma de sus ingresos al tener que repartir la tarta publicitaria con otro más.

Eso, y la cercanía de las elecciones fueron las circunstancias que impidieron tomar una decisión acerca de la vuelta a la publicidad de Televisión Española. Una vuelta que nadie descarta una vez se haya normalizado la situación política.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + diecinueve =