Hoy sábado en Madrid se ha convocado y celebrado una nueva manifestación promovida por JUSAPOL (una asociación apolítica e independiente conformada por policías nacionales y guardias civiles), por la equiparación salarial de los cuerpos policiales españoles, de modo que los miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional cobren el sueldo que sin duda merecen y sea efectivamente el mismo que el que cobran los Mossos d’Esquadra y los ertzainas por realizar el mismo o semejante trabajo; vieja reivindicación mil veces pospuesta por los diferentes gobiernos españoles, razón por la cual en 2017 deben (y debemos) seguir reivindicando lo que es de justicia.

Lo que se pretende es sencillo de entender; y es difícilmente entendible que este asunto siga sin resolverse. Los policías nacionales y guardias civiles cobran una media de 600 euros mensuales menos que los policías autonómicos vascos o catalanes: otra asimetría más en una España llena de asimetrías y desigualdades. Otra injusticia más con la que debe acabarse, para lo que se necesitan no promesas o declaraciones retóricas o iniciativas parlamentarias que no son sino un brindis al sol sin aplicación práctica… sino su implementación legal y efectiva y su inclusión real en los presupuestos generales del Estado: los últimos los han aprobado el PP y Ciudadanos… y no hay partida presupuestaria para incrementar el sueldo a nuestros policías y guardias civiles. Se les olvidó y resulta extraño que se les olvidara… pues son los dos partidos políticos que, durante los últimos dos años, han mostrado más interés en el asunto y se han posicionado públicamente a favor de la medida que hoy reclamamos de nuevo. Sin embargo, se requieren hechos, no palabrería barata.

Cuando reclamamos más dinero para nuestros servidores públicos, los gobernantes de turno nos recuerdan los recursos limitados, las estrecheces presupuestarias, los escasos ingresos públicos o la crisis económica. Pero cuando respondan tal cosa, más que bajar la cabeza y asumir en silencio tamaña injusticia, debemos recordarles la costosa corrupción política, el inaceptable fraude fiscal, el derroche de dinero público en cuestiones innecesarias… o el rescate bancario por donde se nos fueron miles de millones de euros. No tienen excusa. Si de verdad se quisiera, se haría. Y si no se ha hecho, es porque no se ha querido.

Necesitamos funcionarios y empleados públicos con sueldos dignos y bien pagados, ya que son la base de nuestro Estado del Bienestar que todos disfrutamos, por mucho que no nos demos cuenta de tal hecho: hablamos de médicos, enfermeros, profesores, asistentes sociales… y policías y guardias civiles, entre otros muchos, los cuales realizan una labor absolutamente indispensable. Son 600 euros los euros mensuales que, de media, separan las nóminas de los policías nacionales y guardias civiles de lo que cobran los policías autonómicos vascos o catalanes. Se trata de igualarlas, de pagar lo mismo por la realización de un mismo trabajo. Es una obviedad. Una reclamación justa. Una cuestión que debe resolverse ya. Y no pueden permitirse ni más titubeos ni más engaños. Se necesitan hechos, no palabras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Congreso miró para otro lado durante años ante los excesos de cajas de ahorros
Artículo siguienteNo solo hay que serlo, sino parecerlo

Nací el 11 de noviembre de 1974: tengo, por tanto, 42 años. Soy Diplomado en Ciencias Empresariales, Técnico en Gestión Fiscal y Técnico Especialista en Administración y Dirección de Empresas. Milité desde muy joven en diversos movimientos sociales que se enfrentaron al terrorismo de ETA, como Denon Arten-Paz y Reconciliación (durante los primeros años de los años 90) y Basta Ya (desde finales de los años 90). Milité posteriormente y durante unos tres años en el PSE, partido político que abandoné en 2006 al comprobar que dejaba de ser un partido nacional y de defender la igualdad y por su política en relación a ETA. Me afilié a UPYD el 29 de setiembre de 2007, el mismo día en que se presentó públicamente en Madrid. Desde el 1 de marzo de 2009 hasta el 20 de octubre de 2016 fui parlamentario vasco por UPYD. He estado en la Dirección de UPYD desde 2009 y soy exportavoz nacional del partido. Portavoz de la Plataforma Ahora

4 Comentarios

  1. Todos necesitamos mayor salario.Todos los gremios tienen menor salario con relación a los mismos en Cataluña o el País Vasco.
    La cuestión es si las Policías Autonómicas tienen un sueldo superior debido a los mayores dispendios de sus gobernantes.Disparan con la pólvora del Rey.
    Hay salarios en España que son de auténtica vergüenza.Empecemos a destinar los recursos públicos por ahí.Como siempre,Ciudadanos y PODEMOS a la cabeza del populismo.También disparan con pólvora ajena.

  2. Perdona, de codigos entenderas, pero ROJO no lo eres en absoluto. En cuanto a lo de populismo, te dire que no se ha que partido perteneces (si es que lo eres de alguno), pero CIUDADANOS si que los son, no creo que podemos lo sea. Te lo lo dice uno de PODEMOS, y que sigue siendo ROJO, como la sangre del pueblo subyugado por la burguesía y el imperialismo al cual a lo mejor perteneces. Ya te contare más en otro lance. Sin más se despide por hoy un ROJO.

    • ¿Y por qué un albañil de Cuenca cobra menos que un albañil de Barcelona?¿Acaso no realiza el mismo trabajo?
      ¿Y un empleado del textil en Soria por qué tiene un convenio mas bajo que en Barcelona si realiza el mismo trabajo? Entiendo que un miembro de la Policía o Guardia Civil que haga su trabajo en Cataluña,debería cobrar lo mismo que los Mossos,como lo haría un albañil de Badajoz si realiza su trabajo en Cataluña,¿Pero el resto?No lo entiendo;o todos moros o todos cristianos.Si no,esto es el sálvese quien pueda,que no es muy rojo,la verdad.
      No se si eres “rojo”o “morado”,pero la mezcla de los dos colores da un “finstro”visual.

  3. La ignorancia también se reparte por la geografía española. Mira, los catalanes, aparte del sueldo de los mossos, también pagan los de la policia nacional y a la guardia civil. Los de cuenca pagan a los mossos? Yo soy gallego, y aqui de igual forma se da la ignorancia, pero tanta…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × dos =