Visto y no visto. El Gobierno acaba de asumir el cese o dimisión obligatoria de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual, por el gol metido a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, según ella misma reconoció, por el sindicato de trabajadoras sexuales.

La polémica por la autorización del Gobierno a la creación de un sindicato de trabajadoras sexuales ya tiene su primera víctima política. El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha anunciado en rueda de prensa el cese inminente de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual.

“Ya ha habido una asunción de responsabilidad. Creo que la directora general de Trabajo ha dimitido”, ha dicho Ábalos preguntado expresamente si este error del Ejecutivo iba a provocar algún tipo de asunciones de responsabilidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − cinco =