José Manuel Carcasés, José Luis Ferris, Ana Gavín y Salvador Contreras / Foto: Nacho Calonge.

El estado anímico que el poeta Miguel Hernández tenía en cada momento de su vida podrá conocerse gracias a una trabajo grafológico que ha iniciado la Diputación de Jaén, según anunció esta semana el director del Instituto de Estudios Giennenses (IEG), Salvador Contreras, durante los Cursos de Verano que organiza la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial.

Este estudio grafológico, explicó Contreras, se encuentra en una primera fase que acaba de iniciarse aunque las primeras investigaciones ya han detectado que Miguel Hernández “nunca padeció abatimiento ni depresión” durante su etapa carcelaria, “pero si padeció un cansancio” progresivo que fue intensificándose a medida que pasaba el tiempo.

El director del Instituto de Estudios Giennenses anunció este trabajo durante una mesa redonda en la que participó junto al biógrafo José Luis Ferris y los directores del curso “Saber escribir: de la literatura al periodismo digital (Miguel Hernández en el 75 aniversario de su muerte)”, José Manuel Carcasés y Ana Gavín.

Salvador Contreras destacó que el legado de Miguel Hernández está digitalizado en su instituto  con 5.819 registros y 26.684 imágenes que cualquier ciudadano puede consultar en internet a través de la web www.dipujaen.es/miguelhernandez.

La digitalización de la obra hernandiana fue uno de los compromisos adquiridos por la Diputación de Jaén con la familia del poeta alicantino al adquirir su legado en 2012 con el objetivo de contribuir a preservar su obra y ponerla al alcance de todo el mundo., pues, según Contreras, “no es un regalo a todos los públicos, sino un deber con los ciudadanos”.

Por su parte, el biógrafo José Luis Ferris insistió en que las últimas investigaciones sobre Miguel Hernández revelan “datos sorprendentes” que nos hacen comprender la figura universal” del poeta alicantino.

Gracias a la precisión de las últimas investigaciones, matizó Ferris, ya es un hecho  comprobado lo que se suponía como anécdota en la que la escritora María Teresa León pegó un bofetón a Miguel Hernández cuando este insultó a los intelectuales republicanos porque celebraban una fiesta durante el transcurso de la Guerra Civil española.

Ferris definió al autor de “El rayo que no cesa” como el poeta que “mejor resuelve en la historia de la literatura la fórmula de compromiso y palabra”, a diferencia de otros escritores que no han encontrado la mejor vía para  unir poesía con ideología. “Aparte de escribir una obra que cuente lo que está ocurriendo en una guerra lo que hay que hacer es encontrar la fórmula para hacer una poesía creíble”, comentó.

Ferris, Premio Azorín de Novela, se mostró afortunado al recibir la llamada de una editorial para realizar la biografía de Miguel Hernández: “A veces pienso que fue Miguel Hernández quien me eligió a mí porque no busqué voluntariamente escribirla”.

En este curso, que cuenta con la colaboración de la Diputación de Jaén y la Fundación José Manuel Lara-Grupo Planeta, dirigido por José Manuel Carcasés y Ana Gavín, y coordinado por Antonia Cortés, participaron también escritores, periodistas e investigadores como Antonio Orejudo, Marta Sanz, Nativel Preciado, Chema Crespo, Nacho Cardero, Julián Cabrera, Pedro Zuazua, Paco Escudero y Jesucristo Riquelme. El actor Pepe Martín interpretó los versos de Miguel Hernández durante una jornada de recital.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + cuatro =