Este domingo se celebraban las elecciones nacionales en Austria, y es la derecha la que ha obtenido la mayoría de votos, tras una década de socialdemocracia. El candidato del ÖVP, que es el Partido Popular Austríaco, tiene todas las papeletas para convertirse en el mandatario más joven de la UE este mismo jueves.

Se vaticina que Austria será gobernada por el ÖVP y el FPÖ, es decir, la derecha y la extrema derecha del país

Cuando aún falta contabilizar el voto por correo, Sebastian Kurz, líder del ÖVP, ha conseguido el 31,6% de los votos austríacos. Los socialdemócratas le siguen de cerca con un 27,4% y en tercer lugar la ultraderecha con un 26,7%.

Ante la falta de mayoría absoluta, Sebastian Kurz tendrá que sentarse a hablar con los demás partidos y aliarse para formar el nuevo gobierno. Aunque teniendo en cuenta los resultados, se vaticina que Austria será gobernada por el ÖVP y el FPÖ, es decir, la derecha y la extrema derecha del país.

Hace cuatro años, Sebastian Kurz ya fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores, siendo ya el más joven de la Unión Europea. Ahora ha dado un paso más, valiéndose de los conocimientos adquiridos en estos años. La campaña que ha llevado a cabo se ha centrado, entre otras cosas, en la inmigración, calificándose su discurso de “duro”.

Así pues, teniendo en cuenta la diferencia de puntos entre el primer puesto y los demás, queda claro quién será el próximo presidente austríaco, lo único que queda por ver, que lo decidirán los votos por correo, es quien se colocará en segunda posición para formar una posible alianza.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 17 =