La CUP finalmente no apoyará a Jordi Turull como president de la Generalitat. La organización mantiene su abstención a Turul según acaba de confirmar en un comunicado en que: “No podemos condicionar nuestra acción política a la acción de represiva del Estado”.

Después de celebrar el Consejo Político Extraordinario + GAP, la CUP-CC constata que:  No podemos condicionar nuestra acción política a la acción de represiva del Estado. Desde el primer momento, dijimos que había que continuar el debate con un programa de gobierno para esta legislatura que fuera valiente y continuara el mandato del 1-O. En este sentido, y como la CUP ya expresó en su consejo político del 3 de marzo, la propuesta de programa de gobierno de JxCat y ERC no avanza en la construcción de medidas republicanas, ni sociales, que respondan a los derechos y necesidades de la clase trabajadora y del resto de clases populares.

En este sentido, consideramos que España quiere condicionar la acción política a través de la justicia, y eso no lo podemos permitir. Hay que coordinar la acción antirepresiva para que nos haga más fuertes políticamente, pero esto no significa hacer política a golpe de citación del juez Llarena. En este sentido, reiteramos que la convocatoria de pleno de investidura fue una decisión de ERC y JxCat y que la CUP-CC no participó.

Al finalizar el CPE + GAP un portavoz de la organización ha notificado por teléfono tanto a JxCat como ERC la postura adoptada.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 20 =