Foto: Agustín Millán.

La Cumbre Social Estatal, formada por más de 120 organizaciones sociales y sindicales, ha presentado en el Congreso de los Diputados, su balance sobre los diez años de crisis y recortes sociales y sus propuestas para recuperar y ampliar el Estado de Bienestar.

Esta plataforma lleva desde 2012 trabajando y denunciando de la pérdida de derechos sociales. En octubre de 2017 se comprometió a elaborar un informe diagnóstico sobre el impacto de la crisis, del que se puede desprender que, a pesar de apreciarse una mejora cuantitativa de la actividad económica y del empleo, el crecimiento se muestra desigual y la recuperación no llega a las mayorías sociales, es más ha crecido y se ha hecho crónica.

El resultado de ese trabajo colectivo de la Cumbre Social Estatal, son los dos documentos que se presentados en la sala Campoamor de Congreso. El primer documento lleva por título: “Una década perdida. Análisis de 10 años de recortes, analiza y denuncia las políticas que durante estos años han erosionado nuestro Estado de Bienestar, arrastrando a miles de familias a la pobreza, deteriorando los servicios públicos, y recortando derechos y libertades con la excusa de la crisis económica.

El segundo son las “10 propuestas para recuperar 10 años de recortes, medidas que las organizaciones de la Cumbre Social entienden necesarias para revertir las desigualdades sociales y alcanzar un Estado de Bienestar socialmente justo e igualitario, con unos derechos sociales básicos garantizados y protegidos por los poderes públicos.

La Cumbre Social nació el 25 de julio de 2012 con el llamamiento de los principales sindicatos a las organizaciones de la sociedad civil ante la gestión de la crisis económica y los enormes recortes en políticas sociales que se estaban haciendo desde el Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy del Partido Popular.. En ese año había un descontento generalizado, por eso más de 120 organizaciones de muy diversos ámbitos respondieron al llamamiento y, a día de hoy, 6 años después, siguen trabajando para reclamar una salida de la crisis económica y una recuperación que reviertan positivamente en la ciudadanía y que se centren en recuperar todos aquellos componentes del Estado de Bienestar, y los derechos que conlleva, que han sido recortados o eliminados por razón o con excusa de la crisis económica.

Foto: Agustín Millán.

La Cumbre Social considera perdida la última década, en la que se ha retrocedido en materia de justicia social, igualdad y derechos. No se puede perder ni un año más “para empezar a recuperar todo aquello que nos parece necesario en un Estado de bienestar socialmente justo e igualitario”, con unos derechos sociales básicos garantizados y protegidos por los poderes públicos.

El pasado verano se ha cumplido una década desde que comenzó en Estados Unidos una crisis económica que se expandió hasta alcanzar envergadura internacional. Durante esos diez años, el comportamiento de la economía ha variado entre países. En España, lo peor de la recesión inicial llegó en 2009. Tras una breve recuperación en 2010, el año 2012 supuso la vuelta generalizada a cifras negativas y aún en 2013 se mantenía una profunda crisis económica y de empleo en nuestro país.

En 2014, España -y también Europa- entra en cifras positivas, a raíz del cambio en la política monetaria del Banco Central Europeo ocurrido en junio de ese año. Desde entonces el análisis de la variación del PIB en España señala una mejora cuantitativa en la actividad económica y el empleo.

Detras de estas cifras se encuentra un crecimiento desigual y una recuperación económica que no llega a la mayoría de las personas, y que afecta en mayor medida a los colectivos más vulnerables. Tras una década de retrocesos es preciso adoptar medidas para frenar el deterioro en las políticas sociales.

Es por ello que la Cumbre Social Estatal acordó en su XX Plenario, celebrado el 27 de octubre de 2017, la elaboración de un informe-diagnóstico altamente participativo, sobre el impacto en los derechos sociales de los diez años de crisis.

La Cumbre preocupada por la situación en la que se encuentra nuestro, lleva ya tiempo trabajando en la denuncia de la pérdida de derechos sociales, y por ello ha elaborado este informe de análisis, “fruto del consenso entre sus organizaciones integrantes, en el que pretendemos analizar la situación de los diferentes ámbitos sociales afectados”. Como resultado se ha elaborado un decálogo de propuestas que consideran “pueden contribuir a una salida justa de la crisis económica, revirtiendo el ahondamiento en las desigualdades sociales que en estos momentos no hacen más que aumentar y que permitan consolidar un verdadero Estado de Bienestar”.

Pasados más de 100 días desde la llegada al poder del partido socialista (junio de 2018), la Cumbre Social exige al Gobierno de Pedro Sànchez que lleve a cabo grandes modificaciones que permitan aumentar significativamente la cohesión social, económica y territorial.

La Cumbre Social considera que las elecciones municipales de mayo de 2019 constituyen una oportunidad para que las candidaturas que se presenten a las elecciones autonómicas y locales introduzcan en sus programas medidas que supongan un verdadero avance hacia una sociedad más democrática y justa.

En cada uno de los apartados de este documento se hace un análisis utilizando principalmente fuentes oficiales. Destacamos, no obstante, que la falta de transparencia acumulada durante años impide en ocasiones analizar los datos de forma unificada.

Tenemos que reconocer como principio y fin de este documento y de las propuestas que hemos elaborado el papel fundamental de los presupuestos, ya que sin financiación no se podrán conseguir gran parte de los objetivos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − diecisiete =