Durante más de dos horas y media, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez; de Podemos, Pablo Iglesias; de Ciudadanos, Albert Rivera; y la representante del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, debatieron sobre corrupción, economía y los asuntos más candentes del momento, con mucha tensión y emoción en algunos momentos.

El debate dio comienzo con el bloque de economía y las propuestas de los distintos partidos políticos para mejorar la situación. “Ahora los españoles encuentran trabajo cada día. Hemos hecho muchas reformas, evitamos el rescate”, defendió Santamaría. Por su parte, tanto Iglesias como Sánchez denunciaron el aumento de la precariedad y de os parados en España. En su lugar, Rivera pidió la creación de un contrato único, para lo que encontró la oposición de sus rivales, especialmente de socialista, que considera que solo genera más precariedad.

Respecto a los impuestos, Rivera defendió un plan de lucha contra el fraude fiscal, mientras que Santamaría aseguró que el PP no subirá el IVA. Por su parte Iglesias pidió la subida de impuestos de manera progresiva a las grandes rentas.

Sin lugar a dudad la corrupción ha sido el bloque más candente de todo el debate. Los cuatro candidatos se han recriminado en varias ocasiones los casos de corrupción que manchan sus partidos. Ante las críticas, Sánchez optó por irse del tema hasta en dos ocasiones para pedir paridad e igualdad de sexo en el Congreso, mientras que Iglesias pidió colaboración a Rivera.

debate

En cuanto a la cuestión catalana, las opiniones también estuvieron muy divididas. Santamaría pidió cumplir la ley y Rivera unidad, mientras que otros culparon al presidente del Gobierno. “El culpable es Artur Mas, pero el responsable es Mariano Rajoy”, denunció Sánchez. Por su parte, Iglesias siguió defendiendo un referéndum. “Hay marcos legales para que haya una consulta en Cataluña. No quiero que Cataluña se vaya de España quiero escuchar a los catalanes”.

Sobre la violencia de género, los cuatro candidatos coincidieron en que es necesaria actuar a través de la educación, la justicia y en coordinación con el resto de partidos políticos.

Muchas dudas surgieron cuando los presentadores preguntaron por la posibilidad de pactar con otra fuerza para gobernar. Ni PSOE, ni Podemos, ni Ciudadanos dejaron clara su postura, mientras que el PP sí lo hizo. “Solo gobernaremos si somos la lista más votada. Me dan miedo los tripartidos”, indicó Santamaría.

Por último, referido a una intervención en Siria con tropas españolas solo Podemos afirmó que no enviaría al ejército español, mientras que el resto aseguró que tomarían la decisión bajo un consenso. Tras estos, los candidatos pidieron el voto durante un minuto.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =