En todas las naciones Latinoamericanas ha habido casos de corrupción, pero en el caso de la República Dominicana los escándalos están en todos los poderes del Estado, en los organismos especiales y cuerpos castrenses, no hay ni un solo estamento del Estado que no haya sido permeado por la corrupción.

Entre el primer y el cuarto hombre a la cabeza del Partido de la Liberación Dominicana hay numerosos expedientes archivados ya que su presidente, Leonel Fernández, el Secretario de finanzas, Víctor Díaz Rúa y el Secretario de organización, Félix Bautista han sido sometidos a la justicia pero nada ha pasado, entre “no a lugar” y desestimación de los casos están más limpios que cualquier santo.

Todo esto es atribuido a que los jueces de todas las cortes fueron escogidos por el partido morado usando la mayoría aplastante en las cámaras legislativas. Dichos magistrados han sido acusados de ser parcializados y de juzgar a favor de quienes los nombraron.

 

Entre los 10 países más corruptos del mundo

Según el Índice Global de Competitividad 2016–2017 elaborado por el Foro Económico Mundial, la República Dominicana es el quinto país más corrupto de América y el octavo con mayor corrupción del mundo.

Este estudio fue rechazado por los integrantes del gobierno mientras es saludado por la oposición que denunció cada uno de los casos de corrupción con el agravante de que todo queda en investigaciones.

 

Más de 20 casos y nadie preso

En los últimos años han salido a la luz pública casos de corrupción y enriquecimiento ilícito que han estremecido la República Dominicana, en la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), la Compra de los aviones Súper Tucanos, la Venta de los Tres Brazos (vendieron un barrio con todo y habitantes), Odebrecht, reparto de tierras del Consorcio Estatal del Azúcar (CEA), en Bienes Nacionales, en la Liga Municipal Dominicana (LMD), en los ayuntamientos de San Francisco de Macorís, de El Seibo, La Vega, Las Terrenas entre otros, en Dirección Central Antinarcóticos de la Policía Nacional (Dican) y en todos los ministerios.

Estos casos suman miles de millones de dólares sacados de los bolsillos del pueblo dominicano sin que haya consecuencias penales, en todo caso hasta el presidente de la Suprema Corte de Justicia está siendo señalado en un acto de corrupción, asociación de malhechores y vender sentencias.

 

Comunidad Internacional

En noviembre del 2011 el embajador del Reino Unido en la República Dominicana, Steven Fisher, denunció casos de corrupción, sobornos e inseguridad jurídica en contra de inversiones de su país. No hubo ni siquiera una investigación por lo que, según Fisher una empresa británica se marchó de República Dominicana debido a “inconvenientes asociados a la corrupción”.

El embajador de los Estados Unidos, James Brewster, también denunció actos de corrupción, lo que creó una cadena de dimes y diretes con el presidente Danilo Medina y sus defensores, además de la cancelación de las visas de algunos funcionarios de Estado, siendo el caso más notable la del pasado presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve + 20 =