Miles de jóvenes inician a partir del lunes una nueva vida como opositores para poder acceder a una de las 28.249 plazas que el Gobierno ha anunciado que va a convocar.

Aunque lo cierto es que la cifra está inflada, no se había vuelto a convocar unas oposiciones tan masivas desde el inicio de la crisis, y son muchas las personas que encuentran en opositar la última de sus esperanzas para encontrar un trabajo fijo.

 

El Gobierno anunció ayer una oferta pública de empleo que afectará a un total 28.249 plazas. Para poder hacer pública una cifra tan notable, el Gobierno sumó promociones internas, convocatoria ordinaria y extraordinaria e, incluso, los puestos que ya había aprobado para Fuerzas Armadas y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La parte más importante de la cifra corresponde a la convocatoria ordinaria, que ascenderá a un total de 15.998 plazas. De ellas, 5.675 serán de promoción interna y las restantes 10.323 de turno libre, esto es, que están destinadas a cualquier persona que cumpla los requisitos que se establecen en las bases de la convocatoria. Asimismo, el grueso de la oferta está destinado a la Administración General de Estado, que acumula 11.844 plazas. Para Justicia se reservan 3.704 y para funcionarios de la Administración Local con habilitación de carácter nacional, 450 más.

La convocatoria extraordinaria, por su parte, afectará a 4.282 puestos, de los que sólo 450 serán de promoción interna y los restantes 3.832 de acceso libre. En este caso, su convocatoria se llevará a cabo entre 2017 y 2018 y, según los datos distribuidos ayer por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, su reparto es el que sigue. Para la Agencia Tributaria se destinan 1.075 plazas este año y las misma el que viene. En el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) habrá 215 puestos en 2017 y 200 el próximo, por lo que el total asciende a 415 plazas.

Además, la Seguridad Social acumula 564 puestos, repartidos a partes iguales entre los dos años en los que se habilitará la convocatoria. Inspección de Trabajo registrará 160 plazas en 2017 y otras tantas en 2018. La Intervención General de la Administración del Estado (Igae) también forma parte de la oferta, con 178 puestos en total. Y la Dirección General de Tráfico (DGT) y las oficinas de expedición del Documento Nacional de Identidad (DNI) son los únicos ámbitos en los que la oferta se limita a este año: 505 plazas en el primer caso y 150 en el segundo. 

Por último, como ya se ha señalado, el Gobierno añadió las 7.969 que ya aprobó en abril para hacer frente a necesidades inmediatas, pero que forman parte del «plan de estabilización» que Función Pública ha puesto en marcha este año. 6.896 de ellas saldrán a convocatoria pública, y 1.673 son de promoción interna. El Cuerpo Nacional de Policía será el principal beneficiado, ya que es el destinatario de 3.591 puestos. Para la Guardia Civil se detinan 2.346 plazas, otras 1.990 son para las Fuerzas Armadas, y sólo 42 para educación aunque todas ellas se distribuirán entre Ceuta y Melilla. El resto de puestos en este ámbito se articulan a través de las Comunidades y Autónomas y, por lo tanto, no forman parte de esta oferta.

El conjunto de la convocatoria, además, permitirá la creación neta de algo más de 1.000 plazas, situación que no se producía desde hace casi una década.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =