El exdirector del CES Cardenal Cisneros, Alberto Pérez de Vargas, cree que «no hay razón para sospechar» que el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, recibiera allí trato de favor para terminar su carrera de Derecho, aunque reconoce que «había interés» en la Comunidad de Madrid por su situación académica.

Pérez de Vargas se refería al año 2007, cuando él dirigía este centro universitario adscrito a la Universidad Complutense de Madrid y Pablo Casado, que obtuvo aquel año un escaño en la Asamblea de Madrid, llegó con su expediente desde ICADE para terminar la carrera de Derecho y allí «pasó por todo lo que tenía que pasar» hasta completar los estudios.

«No hay ninguna razón para sospechar que le aprobaran por un favor, que por otra parte es rarísimo en la Universidad, porque te puede caer mejor o peor y eso puede influir en tu forma de calificar, pero es muy difícil que alguien tergiverse la calificación de un alumno», ha señalado en declaraciones a Onda Cero.

No obstante, reconoce que «Casado era un muchacho prometedor para las filas del PP y tenía muy buenas amistades en la Comunidad de Madrid» y él, como director del Cisneros, era «consciente del interés que tenían» en la administración por él.

«El alumno llegó allí con dos profesores, me lo presentaron como secretario o presidente de Nuevas Generaciones del PP, estuvo en mi despacho, me explicó que venía de ICADE y que quería convalidar y me quería hacer llegar los programas para que yo se los hiciera llegar a los profesores», ha señalado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa banalidad del mal
Artículo siguiente“Las mujeres juezas son invisibles en la foto oficial de la Justicia”
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Hombre, hay unos cuanto casos de políticos importantes del PP que también aprobaron ‘de repente’. Igual sabe algo Fernández Mañueco, que va camino de presidir la Junta de Castilla y León.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × uno =