Tanto Cristina Cifuentes como Manuela Carmena han sucumbido a la presión ejercida por miles de aficionados al deporte para recibir en sus respectivos consistorios a las campeonas de la Liga Iberdrola, el Atlético de Madrid Femenino. En un primer momento tanto la Presidenta de la Comunidad de Madrid como la Alcaldesa no tuvieron en consideración al fútbol femenino, agravando comparativamente la situación al recibir con honores a los campeones masculinos, el Real Madrid, que conseguía el título de Liga Santander el pasado domingo.

Así pues, aunque más vale tarde que nunca y a las dos políticas se les haya podido ver el plumero, por fin harán lo que deben, tratar con la máxima igualdad al deporte femenino y al masculino. No obstante, su esfuerzo las ha costado. Mientras que la Comunidad de Madrid ya tenía preparada su recepción a los campeones masculinos con mucha antelación, ha tenido que improvisar a toda prisa con las femeninas, que en lugar de ser recibidas al día siguiente del festejo, como suele ser tradicional, tendrán que esperar hasta mañana para que Cristina Cifuentes las reciba. Por otro lado, al Ayuntamiento de Madrid le ha pillado el toro, ya que la agenda de Manuela Carmena no ha sido capaz de encontrar un hueco todavía para hacer lo propio con las campeonas.

De esta manera, la Comunidad de Madrid recibirá al conjunto de Ángel Villacampa mañana miércoles a las 17:00 horas, aunque difícilmente podrá ofrecer a las campeonas un baño de multitudes, ya que se las recibirá en horario de trabajo y en medio de una semana laboral, cuando podían haberlas recibido el mismo fin de semana o incluso el lunes siguiente junto a los campeones masculinos, a quienes han preferido dar un trato preferencial. Por tanto, los medios de comunicación y el impacto mediático de la recepción será muy inferior al que tuvieran los campeones.

Y por parte del Ayuntamiento, han anunciado que recibirán al Atlético de Madrid Femenino, pero también se han excusado por no haber podido encontrar un hueco para hacerlo. No obstante, sí tuvieron hueco ayer lunes para recibir al Real Madrid en calidad de campeones masculinos, algo que no les costó mucho al contar con mucha más previsión, incluso la estatua de la Cibeles estaba preparada para las celebraciones del conjunto madridista, aunque sin percatarse del peligro, el consistorio decidió no proteger la estatua de Neptuno, donde el cuadro colchonero suele celebrar sus títulos, y en el que se pudo ver a un grupo de desalmados en estado de embriaguez maltratar el monumento de todos los madrileños, sito en la plaza del otrora negrero esclavista Cánovas del Castillo.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve + siete =