Con fecha 30 de diciembre ha sido remitida una nota interna a los miembros de la Comisión Gestora del Partido Socialista Obrero Español. La firma su portavoz, Mario Jiménez y en ella convoca a todos sus integrantes a una reunión que tendrá lugar el próximo 4 de enero a las 10.30 en la sede de Ferraz.

El objetivo de la reunión se concreta en tres puntos fundamentales: el informe Político del Presidente, Javier Fernández; la Convocatoria del Comité Federal Extraordinario y la adopción de acuerdos en materia orgánica.

Consultadas fuentes socialistas al respecto de esta convocatoria, llaman la atención sobre las competencias que se arrogan los miembros de la Comisión Gestora, visibles en el primer punto en el que al Presidente se le atribuye capacidad para dar un informe de carácter “político”, cuando sus funciones no deberían trascender jamás del mero carácter “gestor”, esto es, llevar a cabo todo lo necesario para convocar el Congreso Extraordinario, que es la única función que podría atribuirse a una Gestora que, si bien no está contemplada en los estatutos del partido, ha asumido sus funciones por la vía de los “hechos consumados”.

Tal y como se manifestó durante el mes de noviembre, cuando se preveía la convocatoria del Comité Federal que pusiera fecha al Congreso de los Socialistas, este órgano pospondría su reunión para comienzos de año, pudiendo así jugar mejor con los tiempos y ganar espacio para los acontecimientos políticos que pudieran tener lugar.

Y es que una de las cuestiones más importantes que deberán dirimir los socialistas, y por lo que apunta el número 3 de su carta de convocatoria para la Comisión Gestora, es el papel que jugará a partir de ahora el Partido Socialista de los Catalanes. El debate está sobre la mesa y principalmente se centraría en si los socialistas catalanes deberían poder participar en los congresos del PSOE, votando como han venido haciendo hasta ahora al Secretario General del Partido. La cuestión no es menor, puesto que al tratarse de organizaciones federadas, pero independientes y teniendo en cuenta que los diputados del PSC votaron siguiendo el mandato de sus órganos y no el del órgano del PSOE (esto es, el Comité Federal del 23 de octubre que acordó votar abstención en la investidura de Rajoy), la disputa está ya planteada. Básicamente lo que algunos dirigentes del PSOE se preguntan es por qué los delegados catalanes pueden participar en la votación de la Secretaría General del PSOE cuando en los procesos del PSC no se plantea la participación de delegados del PSOE. La balanza está desequilibrada y, en este sentido, es precisamente en el que se están planteando los cambios orgánicos. Sobre todo esto se ha valorado desde que Iceta fuera uno de los máximos defensores de Pedro Sánchez.

Por otro lado, las voces más extremas en este asunto plantean la necesidad de crear una agrupación del PSOE en Cataluña, propuesta histórica para algunos, teniendo en cuenta que los posicionamientos del PSC habrían sido tendentes hacia posturas más independentistas que las que en Ferraz se planteaban. Sin embargo este debate se relajó en su momento con la llegada de Iceta, un dirigente más cercano al postulado federalista que, si bien es cierto, nunca ha llegado a defenderse de una manera rotunda: ni por parte del PSC ni del PSOE.

Está por ver si en el Comité Federal extraordinario que prevén convocar se abordará, por fin, la fijación de la fecha de un Congreso que, de seguirse los estatutos, debería tener carácter Extraordinario, esto es, tener únicamente el objeto de nombrar los órganos (Comisión Ejecutiva Federal y Comité Federal) que, a su vez, deberían convocar el Congreso Ordinario.

A este respecto, fuentes consultadas manifiestan estar preocupadas “por la posibilidad de que la Comisión Gestora haga una vez más una interpretación peculiar de los estatutos y decidan convocar directamente un Congreso Ordinario, con lo que eso conllevaría, puesto que sería la Gestora quien se encargaría de organizar todo el proceso ya sea el de primarias o el de delegados, según se considere por el Comité Federal. Algunos tenemos serias dudas de que no se manipule de nuevo el proceso y nos cuelen un gol por toda la escuadra. Hay que hacer hincapié en que lo que toca es un Congreso Extraordinario que nombre a los órganos que, a su vez, convoquen el Congreso Ordinario. Hacerlo de otro modo sería continuar la deriva suicida en la que lleva nuestro partido demasiados meses.”

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. De la convocatoria a los miembros de la gestora para el próximo día 4, lo que más me inquieta es el punto tercero: “asuntos en materia orgánica” expresión doméstica para decidir quien saca la basura por las noches o para comenzar el abono de la tierra con productos naturales. Tan bajo hemos caído.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =