Cataluña vuelve al primer plano de la actualidad política apenas unas horas después del incierto panorama que deja el 20D, y lo hace para anunciar un preacuerdo entre Junts pel Sí y los antisistema de la CUP, en la que los primeros proponen una “presidencia de transición” con Artur Mas al frente. El documento presentado por JxSí se votará en asamblea el próximo domingo 27 de diciembre por parte de las bases del partido antisistema. Ambas formaciones se dieron de plazo hasta este 22 de diciembre para cerrar un posible pacto de gobernabilidad.

El Parlament catalán ha sido el lugar elegido por los negociadores de ambas fuerzas (Marta Rovira, Raül Romeva y Josep Rull por parte de JxSí, y Antonio Baños, Anna Gabriel, Benet Salellas y Eulàlia Reguant por la CUP) para firmar el documento definitivo que la CUP llevará a la asamblea.

Esta última propuesta se presenta poco después de hacerse público un comunicado de la CUP en el que mantenía su rechazo a la investidura de Mas, sobre todo después de los resultados de las elecciones generales en Catalunya, en los que Democracia i Llibertat quedó relegada a la cuarta posición en unos comicios ganados por Podemos.

Antes del domingo, las asambleas territoriales de la CUP debatirán el documento que se elevará a la asamblea nacional. En este, se proponen cuatro opciones a militantes y simpatizantes: la primera de ellas sería decir sí al acuerdo político y sí a Artur Mas como president de la Generalitat; la segunda, no al acuerdo y sí a Mas; la tercera opción a votar sería no al acuerdo y no a Mas pero alargar el plazo a la búsqueda de un candidato alternativo de consenso, y por último no a todo pero instando a JxSí a buscar la abstención de otro grupo del Parlament.

El parlamentario de Junts pel Sí y cantante Lluís Llach aseguró tras la reunión: “Si en dos meses no hemos avanzado es que seríamos inútiles”, dijo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =