Hay una nueva Banca que está cobrando visibilidad, que está saliendo a la luz. Se trata de la llamada banca alternativa. Desde los últimos años, y sobre todo a comienzos del 2016, se están presenciando los primeros grandes efectos que la tecnología está provocando en este modelo financiero, para ahora pasar a ser parte importante de las fintech.
Esta revolución tecnológica financiera está redundando en que los usuarios y consumidores gocen de un exceso de información, que repercute favorablemente a la competencia financiera. Por lo tanto, son cada vez más los usuarios que se acercan a  este nuevo paradigma alternativo.

“Las empresas fintech son una realidad cada día más fuerte y la banca tradicional ya está jugando sus primeras cartas para contrarrestar los efectos que podrían suponer importantes pérdidas a futuro”, sostiene Gastón Luis Apraiz, socio-director de InverpriBan, empresa no depositaria líder en administración de capital privado.

El ejecutivo también señala que el mundo financiero está cambiando para bien y es una realidad que los consumidores puedan acceder más fácilmente a servicios y beneficios de costos, a través de esta nueva ola financiera.

Bajo este panorama, se perfilan otras tendencias para este año: el crecimiento de la financiación alternativa; el aumento en el empleo de los robo-advisors, que permitirán el asesoramiento automatizado de las inversiones; la rapidez en las transacciones gracias al blockchain y el incremento de los pagos móviles.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =