Ana Julia Quezada, tras declarar más de dos horas, ha vuelto al cartel de la Guardia Civil donde está detenida. Él juez prolonga la detención mientras sigue vigente la investigación.

Quezada, que había sido trasladada a la Ciudad de la Justicia de Almería a las 6.30 horas, comenzó a prestar declaración ante el juez, hacía las 13 horas y poco después de las tres de la tarde fue conducida de nuevo, en un furgón policial a la Comandancia de la Guardia Civil.

Sobre las 11:00 horas este grupo de personas se ha presentado ante las dependencias judiciales en las que se encuentra Ana Julia Quezada desde las 07:30 horas a la espera de declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano, por estos hechos.

 Increpan

Decenas de personas se ha concentrado ante la entrada de los aparcamientos de la Ciudad de la Justicia de Almería con carteles y al grito de “asesina, criminal” contra Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz.

Por otra parte, los gestos de solidaridad continúan por el tráfico final del pequeño Gabriel y por solidaridad con sus padres.

En este sentido, el embajador de República Dominicana en Madrid, Olivo Rodríguez Huertas, expresó su profunda consternación y solidaridad con España por el trágico desenlace del caso Gabriel Cruz e hizo un llamado a la comunidad dominicana a la reflexión.

En Valencia, el balcón del Ayuntamiento se llenó durante la mascletà durante el día de ayer de pequeños peces blancos de papel en recuerdo de Gabriel para mostrar los condolencias del mundo de las Fallas y su solidaridad con la familia y amigos del menor asesinado.

Mientras, el Gobierno andaluz transmitió sus condolencias a los familiares y amigos de Gabriel Cruz, una muestra de solidaridad que se repitió en varios puntos del país como en el Congreso, donde los diputados de todos los grupos guardaron un minuto de silencio puestos en pie en el hemiciclo en memoria del menor.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAdyacentes
Artículo siguienteAsí se habría evitado la intervención del Popular y la ruina de 305.000 familias
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

8 Comentarios

  1. Me cago en todo ha hora resulta que el pequeño Gabriel la ataco a ella y tuvo que defenderse hay que joderse no se puede caer ya más bajo escudarse en el cadáver de un niño un niño para salir de esta muerta tenías que estar alimaña

  2. Ni revisable ni hostias cadena perpetua o pena de muerte para casos tan abominables cualquier día pueden ser sus hijos basta ya

  3. Por mi parte prefiero una condena a muerte para casos tan abominables y una ejecución por GARROTE instrumento muy español una estancia breve en prisión para que valla contando los días que le quedan y después una ejecución lenta que sufra es lo que mi corazón pide y si no póngase en la piel de esos padres que jamás podrán olvidar el 27 – 02 – 2018 mientras vivan que por lo menos sepan que el monstro que asesino a su hijo a pagado con su propia vida tal afrenta no hay perdón para las alimañas y pueden votarme mal pero me importa una mierda

  4. Si claro el niño de 8 años Hera una amenaza para su vida pero que se ha fumado esta esta sicópata toda vía va pedir una indemnización a la familia del pequeño Gabriel basura inmunda tú tendrías que estar muerta y no el niño ya podrías espero que eches las tripas por esa bocaza que tienes cuidado en las duchas no te caigas y te ropas la cabeza si hay infierno allí acabaras asesina
    A los niños no se les toca y menos con un palo u otro objeto contundente que amenaza representa un niño de 8 añitos y para que le llevo a 4 kilómetros de su casa señores lo tenía todo previsto me cargo al niño y más adelante al tonto del padre que metió a la bestia asesina en casa ya podrías con el peque asesina muerta tenías que estar si hay justicia en este mundo se pasara el resto de su miserable vida en prisión

  5. Si yo fuera el padre y le doy gracias dios que no lo soy y en 7 años sale la espero a la puerta con una escopeta y la dejo tirada en la acera con las tripas fuera o me corto el cuello

  6. Guardia Civil revelan que la asesina adujo que hizo desaparecer el cuerpo del pequeño Gabriel para ahorrarle del dolor a Ángel Cruz, padre del niño, de saber que su novia había matado a su hijo.
    «Enterré el cadáver porque no quería hacer daño a Ángel. Así él no sabría nunca lo que había pasado», llegó a afirmar en un momento dado en su declaración, según los documentos policiales.
    «Cuando estaba muerto me di cuenta de que tenía un problema importante. Saqué el paquete de tabaco y me fume un cigarrillo. Cogí una pala y lo enterré», es otras de las frases textuales pronunciadas por la asesina.
    Según su relato, se llevó a la finca de Rodalquilar al niño porque Gabriel no llegó a entrar en casa de sus primos aquel 27 de septiembre. Quezada afirmó que cuando iba en coche, tras salir de la casa de la abuela del pequeño, se encontró al menor «jugando solo en la calle con un palito». Ana Julia –afirmó- se puso a pintar el exterior de la casa de la finca de Rodalquilar, que ella y Ángel estaban reformando para habitarla tras meses en alquiler. El niño se quedó dentro de la vivienda. «Me asomé y vi que estaba jugando con un hacha». Ana Julia sostuvo antes los guardias que le recriminó que estuviera jugando con la herramienta y le intentó quitar el hacha. «El niño me insultó y me dijo que no era su madre y que no le mandaba».
    Durante el forcejeo –confesó- le quitó el hacha. La detenida no se paró a dar detalles en la primera parte de su declaración de cómo fue el golpe con la parte roma del hacha.
    Tras enterrarle «me lleve la ropa a la casa de la abuela y la escondí allí». En su confesión, Ana Julia reconoció que dejó la camiseta del pequeño en los juncos de la depuradora «para despistar» y que tiró el resto de su vestimenta días antes en un contenedor de vidrio «frente a un hotel» (en la urbanización Retamar).
    La trampa
    La asesina en su declaración también se refirió a la trampa que le tendieron los agentes de la UCO para forzarla a mover el cadáver, aunque en ese momento la Guardia Civil todavía albergaba la esperanza de que el niño estuviera vivo y custodiado por una segunda persona. «Me puse nerviosa cuando me pidieron la llave de la finca para inspeccionarla», revelan los documentos del instituto armado.

  7. Señores seamos serios no quieren prisión permanente pues bien
    Primer delito
    Secuestro
    Condena 20 años de prisión sin redención de pena bajo ninguna circunstancia vamos ni que lo pida el Papa
    Segundo delito
    Asesinato en primer grado con premeditación y alevosía y agravante por ser un menor de edad
    Condena 30 años de prisión sin redención de pena bajo ninguna circunstancia vamos ni que lo pida María Santísima
    Y cumplimiento de las 2 condenas consecutivas total 55 años y que salga de prisión a los 98 años si es que sale un patinazo en las duchas lo tiene cualquiera
    Pero claro no tienen huevos con esa condena por lo menos aplacaría mi furia ante esa basura
    Y si a al quien no le gusta me importa una M

  8. Los efectivos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han encontrado al filo de las 11 de la mañana de este miércoles el hacha con el que Ana Julia Quezada habría golpeado en un lateral de la cabeza al niño Gabriel Cruz. La herramienta ha sido hallada en la finca La Cañada de la Soledad, de Roldalquilar (Almería), propiedad de la familia del padre del niño y en donde el 27 de febrero la asesina confesa mató al menor asfixiándole, cuando ya se encontraba inconsciente tras el golpe con el hacha.

    El hallazgo de esta herramienta es una de las causas por las que el juez ha suspendido la declaración de la detenida y ha ordenado nuevas diligencias. Entre estas diligencias, está la pericial sobre el arma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 1 =