La Reforma Laboral se ha hecho sentir en todo el mundo del trabajo pero, sobre todo, en las empresas subcontratistas o multiservicios dado que las opciones que se da a las compañías para modificar unilateralmente las condiciones laborales de los empleados provocan que en muchas ocasiones se vulneren derechos. La crisis generó un mantra entre la clase empresarial, el «más por menos», y esto ha sido aprovechado en multitud de ocasiones para trasladar las condiciones laborales y salariales hacia un modelo de precariedad o para modificar el modelo de remuneración a las multiservicios por parte de las compañías matrices de uno basado en un precio fijo por horas de trabajo o jornadas por un sistema de retribución variable en función de resultados, lo que genera una mayor presión hacia los empleados.

Uno de los sectores más afectados por estos cambios es el del Contact Center por diferentes razones: por el cambio de modelo retributivo a conceptos variables basados en ratios de venta o en el cumplimiento de niveles de servicios establecidos en SLA (Service Level Agreement), por citar dos tipos porque hay muchos más; por la amenaza constante de la deslocalización de la actividad a las plataformas que las empresas del sector tienen en Latinoamérica; por la reducción de presupuesto que las matrices dedican a las plataformas de atención al cliente, etc.

Un ejemplo de esta situación la hemos tenido con Atento Teleservicios S.A. El pasado 16 de octubre la empresa comunicó a la plantilla se iniciaba un proceso de modificación sustancial de condiciones de trabajo (MSCT) colectivo debido a los cambios exigidos por uno de sus clientes de reducción del horario de atención al cliente. Del anterior horario (8 a 24 horas) se pasaba a otro de 9 a 22 horas. Por tanto, Atento alegó causas organizativas y productivas. La medida afectaba a más de 1.000 trabajadores.

El periodo de negociación de la MSCT terminó sin acuerdo entre la empresa y los sindicatos. Esto afectó a las condiciones laborales de los trabajadores por la modificación de turnos, horarios y días de libranza además de, según fuentes sindicales, reducir aún más los salarios, ya de por sí bajos, y vulnerando derechos relacionados con la conciliación de la vida personal y laboral y protección de la infancia de las personas con reducciones de jornada por guarda legal que se vieron obligadas a someterse a estos cambios.

Los sindicatos presentaron una demanda colectiva ante la Audiencia Nacional que declaró nula la MSCT por lo que Atento tendrá que reponer las anteriores condiciones. La sentencia apunta a que no se acreditan las causas de dicha MSCT.

Por su parte, Atento ha comunicado a Diario16 que «el proceso de modificación de jornada sobre el que ha dictaminado la Audiencia Nacional afectaba a 196 mujeres con guarda legal, tal y como consta en el informe que elaboró la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a petición de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional» y que «está estudiando todas las opciones posibles para alcanzar la solución más adecuada y beneficiosa para las partes». La compañía ha anunciado que presentará un recurso de casación.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diez + 10 =