Los procesos naturales vinculados a la ansiedad responden a una utilidad evidente, pues grados normales de ansiedad surgidos a partir de causas justificadas nos permiten interactuar mejor con nuestro entorno, previniéndonos ante posibles peligros o mejorando nuestra concentración al llevar a cabo tareas delicadas, entre otras ventajas. Sin embargo, como decíamos, pueden darse casos en los que el mecanismo funcione de manera irregular. Estos desajustes se producen cuando experimentamos un aumento injustificado de nuestros niveles de ansiedad, ya se den en forma  de “picos” o se establezcan de modo crónico. Es en tales ocasiones cuando se hace recomendable, y llegados a cierto punto necesario, buscar la ayuda de personal capacitado como los terapeutas de Psicólogos Madrid.

La ansiedad puede manifestarse muchas formas, tanto a nivel físico (náuseas, nudos en el estómago, mareos, etcétera) como a nivel psicológico (dificultad para concentrarse, sentimientos de miedo irracional, comportamientos obsesivos, y otros muchos). La lista de posibles síntomas de ansiedad es muy extensa, pero en ese enlace podrás hacerte una idea, además de aclarar otras muchas cuestiones que en este artículo mencionamos de pasada o resultan más generales.

Existen diversos tipos de lo que podríamos llamar “ansiedad negativa”, dependiendo de en qué momentos y de qué manera se produzcan los excesos de ansiedad. Asimismo, hay una amplia variedad de tratamientos que buscan poder dar solución a dichos problemas. Sobre eso, es muy importante a la hora de escoger profesional que busquemos a una persona dispuesta a adaptar el tratamiento a las especificaciones y necesidades de cada caso y paciente. Como siempre ocurre en el campo de la psicología, no es sencillo establecer unos patrones fijos, pues estos deben permitir cierta variabilidad, dentro de la ética y los conocimientos que son rasgos fundamentales de los terapeutas confiables, para enfocar el uso de dichos protocolos o tratamientos a la resolución de cada caso específico.

Respecto a la medicación, un tema que hoy en día resulta bastante polémico, aclarar que ningún extremo es bueno: no debes recurrir a medicamentos cada vez que tengas algún problema, pero tampoco debes temerlos como al demonio. Han de usarse con moderación y en aquellos casos que de verdad sea necesario, siempre según el criterio de un profesional cualificado. Ni son la solución para todo, ni son un mal que evitar a toda costa. Los medicamentos sencillamente son una más de las herramientas al alcance del terapeuta. Desde Nuestro Psicólogo en Madrid, por ejemplo, favorecen una terapia enfocada en las emociones del paciente como vía para tratar de resolver sus problemas de ansiedad.

En la actualidad, debido al ritmo de vida que solemos llevar, es muy frecuente que se produzcan errores y desajustes en los sistemas encargados de regular la ansiedad. Esto puede conducirnos a sufrir excesos de ella sin causas justificadas. Es decir, si por ejemplo existiera, en un momento dado, un riesgo contra nuestra vida, sería normal y positivo experimentar un pico de ansiedad que nos alertara y permitiera sortear dicho riesgo de un modo más eficiente, así como también viene bien cuando tenemos un asunto importante entre manos, entre otras cosas para aumentar nuestra concentración y mantener a raya la fatiga, pero los períodos de ansiedad, cuando permanecen en el tiempo sin motivo, terminan por ser perjudiciales debido a las exigencias a que someten nuestra psique y organismo.

Como hoy en día muchas personas pasan la mayor parte de su jornada yendo de aquí para allá, con demasiadas cosas que resolver y muy poco tiempo para ocuparse de todas, es habitual que los mecanismos de la ansiedad de muchos den algún disgusto. Nadie puede vivir en un constante estado de alerta, al menos no vivir bien ni plenamente, además de que tarde o temprano nuestro cuerpo dice “basta”. Por eso es tan importante aprender a relajarse, a buscar y disfrutar los momentos de tranquilidad, y a desconectar por completo cuando se supone que estamos descansando. Darse un respiro de vez en cuando es muy diferente de ser perezosos; de hecho, por norma general las personas más productivas lo son en gran parte gracias a que son capaces de permitirse cargar las pilas correctamente entre períodos de actividad.

Ya señalamos la obviedad de que si sospechamos que podríamos tener un problema de ansiedad que no podemos resolver por nosotros mismos es recomendable acudir a una consulta, aunque también sería buena idea que lo hicieras, incluso cuando los síntomas no sean aún evidentes, si consideras que tu ritmo de vida es demasiado estresante y no logras aprender a relajarte. Sin embargo, en ambos casos es vital que escojas a profesionales cualificados, de confianza y con experiencia, como los que ofrece Psique Psicólogos Illescas, la consulta en Toledo de Augusto Castaño Recio, quien ha tratado problemas de ansiedad durante más de un cuarto de siglo. En ocasiones, basta con echar un vistazo a la forma en que un terapeuta o consulta se presentan para determinar si vale la pena contactar con ellos. Otra cosa importante es que te sientas a gusto con tu terapeuta, pues este es un aspecto tan crítico como son su profesionalidad y cualificación.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Quería apuntar , que la ansiedad es algo que sufrimos todos en algún momento , dado las formas de vida actuales, el trabajo, la casa, la familia, llegar a fin de mes etc etc… pero que más allá de esta ansiedad existen los trastornos de ansiedad los cuales ni han mencionado y es importante hacerlo porque se minimiza una ansiedad trastorno que es muchiiisimo más complicada , estable, limitante …
    Decis: ” Los períodos de ansiedad, cuando permanecen en el tiempo sin motivo, terminan por ser perjudiciales”
    Pues ya podeis imaginar que es vivir con un trastorno de ansiedad, bastante más que perjudicial.
    La gente entiende muy poco de la existencia de estos trastornos y al leer articulos como este, sin ni tan sólo mencionar ese algo más, acaban por pensar que un trastorno de ansiedad es un periodo de ansiedad sin más.
    Por supuesto siempre se agradece que se hable de la ansiedad , pero debería añadirse ese punto.
    Desde AMTAES ( Asociación de Ayuda Mutua de fobia social y Trastornos de Ansiedad) estamos muy sensibiliados con estos temas que nos tocan de cerca , al ser afectados y que no podemos dejar pasar, para dar a conocer esta realidad que casi siempre se acaba por omitir

  2. Ojalá investiguen más este tema, y salga una cura definitiva a los ataques de pánico y ansiedad. Es horrible este mal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 7 =