La Agrupación Reformista de Policías (ARP) denuncia el uso indebido de la imagen de la Policía en una campaña navideña solidaria en Zaragoza y solicitan que se retiren todos aquellos carteles donde aparece un policía agrediendo a una mujer, deseando a su vez, que los objetivos de la campaña solidaria navideña se vean colmados.

ARP que se define por su defensa a ultranza de los Derechos Humanos y por tener una acción reivindicativa y de denuncia alejada “del rancio corporativismo”, dentro de sus actuaciones también denuncia todo aquello que consideran que en el seno de la Policía perjudica al colectivo, cosa que en varias ocasiones les ha acarreado críticas de sus propios compañeros.

El sindicato policial entiende que también es su obligación la defensa de la imagen de los/las policías ante “innecesarios ataques”, cosa que entienden se está produciendo en “la desafortunada utilización de la imagen de la policía” que en una campaña solidaria – con la cual en ARP se siente identificada y apoya sus loables objetivos- .

La campaña solidaria navideña, a la que se refiere ARP, es la de la Federación Aragonesa de la Solidaridad que responde al lema “MIGRAR #EsUnDerecho. Las causas son muchas, el derecho el mismo”.

La campaña de sensibilización sobre migraciones y protección internacional lanzó su segunda fase en diciembre del año 2017 por la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS), la Plataforma Ciudadana contra el Racismo y el Ayuntamiento de Zaragoza, a través de su Área de Derechos Sociales en la que pretenden incidir en algunas de las causas y las situaciones menos conocidas del refugio y las migraciones. Este lanzamiento se enmarcó en el Día Internacional de los Derechos Humanos que se celebra, como cada año, el 10 de diciembre.

La ARP apoya este tipo de campañas y se solidariza con los migrantes e inmigrantes, pero se niegan y denuncian, como sindicato policial, que se use la imagen de la Policía como elemento represor desde las instituciones o con el apoyo de estas.

Es por eso que en relación a uno de los carteles de la campaña que se pueden ver en la ciudad de Zaragoza, con una imagen simbólica de un policía con una defensa (porra) dirigiéndose a golpear a una mujer, se niegan desde la Agrupación Reformista de Policías a que, igual que denuncian cualquier tipo de exceso por parte de los/as policías en el uso de sus atribuciones fuera de los principios básicos de actuación y del mínimo decoro profesional exigible y defienden los derechos de la ciudadanía desde su más esencial protección como son los DDHH, se permita que con determinada imagen peyorativa de un policía agrediendo a una mujer, se les incluya a todos/as en una idea que nada hace por facilitar una verdadera cohesión social.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 4 =