La Agrupación Reformista de Policías (ARP) de la Comunidad Valenciana defiende un derecho constitucional como es “la Libertad Sindical” ante lo que consideran “una decisión sin precedentes desde el inicio de la democracia; así como “un ataque frontal sin parangón contra el derecho constitucional a la libertad sindical”. Así lo refleja el comunicado donde la agrupación sindical condena la retirada de sus tablones informativos de todas las dependencias policiales de Valencia previa denuncia del “por no ser una organización representativa.

El texto recoge una denuncia interpuesta por un representante del Sindicato Unificado de Policía (SUP), avalada por la División de Personal, y ante la cuál la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana solicitó que esos tablones deberían ser retirados antes del día 15 de mayo según los artículos de la Ley de Personal que, según explica el comunicado, al considerase anticonstitucional y restrictiva en derechos fundamentales, fue rechazada por toda la oposición en el Congreso de los Diputados y por el propio SUP”; el mismo que actualmente se encuentra “alejado en sus postulados de su origen y que solo mantiene “la inercia de su antigua esencia”.

Para la Agrupación Reformista de Policías, la actitud del SUP demuestra que éste “se ha alejado de un sindicalismo honesto y reivindicativo”, cuyo papel pasa por “servir de herramienta represiva de la Administración para acallar a la única voz reformista y realmente convencida de la necesidad de un cambio de modelo policial y sindical como somos ARP”.

Desde la agrupación advierten que el colectivo de policías “se está viendo afectado por un continuo reguero de actuaciones provenientes desde la Administración” que están “afectando de manera negativa tanto a su jornada laboral como a sus derechos”, que pasan por mejorar las condiciones laborales y económicos. Además, de verse “debilitada la defensa” que el colectivo recibe por parte de unas “inoperantes e ineficaces organizaciones sindicales más preocupadas en otros temas que en nada ayudan a mejorar la situación”.

En este sentido, y ante la indignante sensación de falta de esperanza y soluciones”, se acusa al SUP de “atacar la libertad de expresión y de comunicación sindical del emergente sindicato de reciente creación Agrupación Reformista de Policías. Un sindicato joven creado con ilusión cuyos objetivos son el bienestar y mejora de las condiciones profesionales del colectivo policial en consonancia con los requerimientos de una ciudadanía que se sienta identificada con nosotros y con el que pretenden ocupar “el espacio reformista, progresista, de defensa de los Derechos Humanos” que el SUP ha dejado “vacío”.

Además, la Agrupación Reformista de Policías (ARP) muestra sus dudas acerca de si es el Sr. Cuasante el que dirige la Jefatura Superior de Policía o el Sindicato Unificado de Policía (SUP); o si por el contrario ambos se han aliado para conseguir un único fin: “la defenestración de la Agrupación Reformista de Policías por temor a nuestra posición nada corporativista y reformista que puede afectar a los intereses de un “Patrón” y de un sindicato policial -SUP- que se ha significado en la Comunidad Valenciana como represor de las emergentes reivindicaciones de ARP”.

Finalmente en el comunicado la ARP asegura que “no nos van a callar” y no dudarán en tomar medidas legales al respecto y en defensa de la lucha por la libertad sindical “solicitamos el apoyo, la participación e implicación de todo el Colectivo Policial, del conjunto de la Ciudadanía, los Partidos Políticos y el resto de organizaciones del tejido social”, porque “no se puede permitir que una ley impida ejercer constitucionalmente unos derechos más que consolidados en un país que se considere democrático como es España”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − cuatro =