Esta semana ha tenido lugar el encuentro entre representantes de la dirección de la Agrupación Reformista de Policías –su coordinador General, Luis Miguel Lorente Moreno, el Coordinador Legal Manuel Jacinto Soler Martínez, la Coordinadora de Administración y Tesorería Carolina Yáñez y un delegado de la Comunidad de Madrid, Victor Caja Ballestero- y distintos miembros de las diferentes formaciones políticas que se encuentran representadas en el Congreso de los Diputados.

Según el portavoz, Luis Miguel Lorente, “Hay un nuevo marco que se está gestando, que se materializó con las reuniones mantenidas esta semana y en el que ARP se ha convertido en un nuevo agente con voz e ideas para provocar cambios certeros y aportar soluciones dentro de la seguridad estatal y las relaciones del servicio policial con la ciudadanía”. Miembros del sindicato indican a Diario 16 que están construyendo un espacio “en el que el contacto fluido con todas las agrupaciones parlamentarias permite aunar criterios y encontrar nexos que permitan alcanzar acuerdos y conseguir ventajas para todos. Añade además, Lorente que “todo esto es necesario para que no ocurran casos como los de los estibadores, que obligan a todo un Gobierno a echar marca atrás. En ARP sabemos que en sede parlamentaria es donde realmente se consiguen logros para el colectivo policial, y por ello, aportaremos todas las ideas y trabajo que sea necesario. “

De su reunión con el Portavoz de la Comisión de Interior de Ciudadanos, Miguel Ángel Gutiérrez Vivas resaltan los miembros de ARP la coincidencia en la necesidad de un cambio policial para el futuro inmediato. Ante la coincidencia en la propuesta de plantear un nuevo modelo de seguridad estatal, los miembros dirigentes de la Agrupación han sido invitados para colaborar con sus aportaciones en las distintas comisiones que traten sobre el asunto.

 

De la reunión con los responsables de Unidos Podemos, el sindicato destaca el interés mostrado al respecto de la ilegalidad de las informaciones reservadas (en este sentido mostraron también su interés los miembros del Partido Socialista en su reunión posterior), así como la denuncia de las identificaciones masivas en vía pública. En este sentido, el compromiso en mantener la vía de comunicación y colaboración abierta, fue otro de los puntos a destacar desde la Agrupación Reformista de Policías.

Con Joan Baldoví, miembro de Compromís en el Grupo Mixto Parlamentario abordaron la cuestión relativa a la necesaria formación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en aquéllos territorios con lenguas oficiales, para evitar desencuentros y polémicas como la recientemente acontecida, cuando un ciudadano fue sancionado por hablar en valenciano. En este sentido, señalan los miembros del sindicato que se trataría, simplemente, de ejecutar el compromiso que ya asumió el Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues.

Por su parte, el Partido Popular mostró interés en las propuestas que se enfocaban en la jornada laboral, previsión de efectivos para el periodo vacacional, el estudio de un nuevo modelo de seguridad estatal, y la necesidad de reglamentación de las informaciones reservadas para acabar con la falta de protección jurídica al respecto.

Fuentes del sindicato consideran que “hay que salir del corsé de la burocracia netamente policial e ir a pedir al político directamente que es a quien deberían acudir los mandos para presentar de manera directa nuestras quejas o reivindicaciones, pero generalmente no se atreven por no poner en peligro su sillón o no tener realmente empatía con sus subordinados”.

Lorente destaca, tras finalizar las reuniones: “que nadie se confunda o pretenda malinterpretar nuestros contactos y conversaciones de estos días. Los acuerdos alcanzados en materia de colaboración y trabajo con miembros del más alto nivel político, no significa que lo más relevante no siga siendo el estar a pie de calle, cumpliendo con nuestro deber de servicio a la ciudadanía. Ésa es nuestra razón de ser y el ánimo de mejorar nuestro servicio, el motivo de nuestras reuniones. Digo esto porque estamos comprobando que, también en el ámbito policial, las cúpulas del sindicalismo visitan demasiados despachos y llevan tanto tiempo sin pisar la calle que, finalmente, en demasiadas ocasiones se olvidan de los verdaderos intereses que deben defender”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − 2 =