En un comunicado la Agrupación Reformista de Policías ha denunciado un “grave deterioro existente en el mundo sindical policial” que aseguran se está produciendo “bajo el paraguas protector de la Instituciones Policiales”. Una denuncia que se produce a raíz de la adjudicación de un puesto de trabajo en la Jefatura Superior de Policía del País Vasco a un ex vocal del Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Desde ARP aseguran que esta adjudicación de puesto de trabajo se ha podido llevar a cabo en contra de la normativa vigente y citan la Ley 49/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, que “establece y obliga a la abstención en cualquier procedimiento donde sea parte interesada por interés personal o profesional, a todo funcionario al que posteriormente se le pueda adjudicar un Puesto de Trabajo”.

El puesto, de Técnico Auxiliar de Telecomunicación y Especialista de Telecomunicación, ha sido adjudicado a un ex vocal del SUP, y desde ARP denuncian que “se le ha permitido examinarse sólo y al margen del resto de los aspirantes, por error o negligencia de la propia Administración”.

Acusan además desde Policías Reformistas a la Dirección General de la Policía (DGP) de negarse a “facilitar datos concretos para el total esclarecimiento de estos hechos”, algo que les obliga a “iniciar las correspondientes demandas por el bien común de todos ​los funcionarios del CPN y de la sociedad en general”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =