Kilómetros de vida

0

RumbosEl cine nos ha regalado muy buenas películas de historias cruzadas y muy buenas películas que narran varias historias con un nexo en común. En mi retina se han quedado grabados para siempre varios films que pertenecen a este subgénero cinematográfico: Ascensor para el Cadalso, Night on Earth, Pulp Fiction, Magnolia, En La Ciudad o 21 Gramos. Este Viernes se estrena en nuestra cartelera Rumbos de Manuela Burló Moreno. Un film de historias cruzadas que por méritos propios ha pasado a formar parte de ese listado de películas que he comentado anteriormente.

La acción de Rumbos se desarrolla a tiempo real en una noche de verano en Barcelona. Todas las historias de este film ocurren en el interior de vehículos: dos coches, una ambulancia, un taxi, un camión y un autobús. La película tiene un reparto coral en el que podemos encontrar actores con una larga trayectoria y también grandes descubrimientos. Carmen Machi, Karra Elejalde, Pilar López de Ayala, Miki Esparbé, Nora Navas o Ernesto Alterio son algunos de ellos. Rumbos es una comedia dramática que narra el deambular de varios personajes en una noche que cambiará sus vidas.

Manuela Burló Moreno comenzó en el mundo del cortometraje escribiendo y dirigiendo algunos de los mejores cortos de los últimos años (Dolores, Pipas, Camas). En Rumbos la joven directora consigue trasladar al largometraje todo lo bueno que había en sus cortos sin perder un ápice del estilo personal que caracteriza su trabajo. Este es uno de los grandes aciertos de Rumbos; la película tiene alma, se puede ver que hay un autor detrás de este proyecto.

Rumbos es una película fresca que consigue combinar con destreza el drama y la comedia. El film nos convierte en unos voyeurs que viajan con estos personajes en los que nos vemos reflejados. Burló Moreno ha escrito un abanico de personajes bien definidos que nos resultan creíbles y cercanos. Unos personajes que intentan vivir su vida de la mejor manera que pueden. El buen trabajo de los actores ayuda a que sintamos esa cercanía con los personajes. Todos los actores están correctos, no hay ninguno que desentone, y eso es algo muy difícil de conseguir en estas películas corales. Merece especial mención el trabajo de Carmen Machi, Fernando Albizu, Karra Elejalde, Pilar López de Ayala y Rafa Ordorika. Tiene un gran merito que una película ambientada en vehículos no se nos haga pesada, los noventa minutos de Rumbos se pasan en un suspiro; eso se debe al guión y a la acertada dirección de Burló Moreno que sabe donde posicionar la cámara. La factura del film demuestra la calidad de nuestros técnicos una vez más. Rumbos tiene una hipnotizante banda sonora, el tema principal del film es de Christina Rosenvinge, y posee una bonita fotografía que retrata una Barcelona alejada de la postal turística.

Los objetos tienen importancia en Rumbos. Durante la película varios objetos sirven cómo nexo de unión entre las historias, tienen una simbología y también son la prueba del paso de los personajes por distintos lugares. En las grandes ciudades encontramos pequeñas huellas de las pequeñas historias que ocurren constantemente a nuestro alrededor. Muchas veces vemos a alguien sentado en un cafetería, o cruzando un semáforo, sin saber que cada una de esas personas tiene su pequeña gran historia detrás. Rumbos refleja perfectamente la belleza de la vida cotidiana. Los diálogos del film respiran verdad y algunos de ellos se quedarán dando vueltas en vuestra cabeza durante un tiempo. Rumbos muestra que la vida es como uno de esos coches en marcha, y aunque a veces se detiene, tenemos que coger el volante y recorrer todos los kilómetros que podamos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + tres =