La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tendrá que volver a colocar un retrato del Rey en “un lugar preferente y de honor” en el salón de plenos municipal. El Juzgado Contencioso Administrativo nº 3 de la ciudad Condal acaba de dictar un fallo, consecuencia del recurso presentado en su día por la Delegación del Gobierno en Catalunya a instancias del Grupo Municipal Popular, después de que en julio de 2015 el gobierno de Colau decidiera, de forma unilateral, la retirada del busto del monarca emérito Juan Carlos I del salón plenario.

La sentencia indica que el ayuntamiento incumplió el reglamento de las entidades locales cuando retiró el busto y refiere que Colau se justificó ante la delegación de Gobierno argumentando que se había retirado la imagen de Juan Carlos I con el propósito de reemplazarla por una de Felipe VI, que no había sido recibida pese a que se había solicitado. Como la obligación es con el monarca actual, la sentencia no reclama que el busto de Juan Carlos I regrese al salón de plenos, sino que la sala albergue una imagen de Felipe VI.

La sentencia afirma taxativamente que la colocación de los símbolos del Estado (incluida la bandera nacional) en el salón de plenos de Barcelona no puede decidirse mediante el ROM, por mucho que éste se tergiverse, porque el reglamento estará siempre sujeto a normativas “de mayor rango” dictadas por el propio Estado y “al amparo de la Constitución”.

Así, el fallo advierte de que las decisiones y normativas municipales “no pueden ignorar la primacía de las leyes estatales sobre los reglamentos aprobados por las entidades locales” y que por lo tanto no puede legislar según su voluntad y en base a su ideología.

La sentencia recuerda a la alcaldesa que tiene “la obligación pura” de tener siempre expuestos la imagen del monarca y el resto de símbolos del Estado aunque no se esté celebrando ninguna sesión del plenario ni cualquier otro tipo de evento institucional. Es por esto que el Ayuntamiento de Barcelona está obligado “a colocar el retrato de su majestad el Rey en un lugar preferente y de honor de su salón de plenos” en todo momento.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. El 155 de nou. Cal reafirmar-se sobre els súbdits. Encara veurem el conte del rei que, va penjar una gorra seua amb un pal, al centre de les ciutats i, obligava els súbdits a fer la genuflexió davant d’ell. I era per llei. La seua “constitució” ho deia o siga era llei i obligació dels súbdits. Ara ja estem entre Turquia i Corea del Nord. Anem superant-los. I la Sixena en mans estranyes pel 155 que permet robar segons qui.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 9 =