El 28 de septiembre se cumplió un año de la aprobación en el Congreso del Pacto de Estado contra la Violencia de género, un documento que en opinión de Justa Montero, uno de los rostros más reconocidos del activismo feminista en España, presenta “deficiencias” desde su nacimiento y sigue sin aplicar “medidas que son urgentes”.

En una entrevista con Diario 16, Montero lamenta que a falta de tres meses para acabar el año todavía no se haya transferido a las Comunidades Autónomas ni a los Ayuntamientos la parte correspondiente (120 millones de euros) de los 200 millones de euros comprometidos para financiar la aplicación en 2018 de las medidas contempladas en el pacto.

“No vale un pacto que se anuncia a bombo y platillo y en términos grandilocuentes. Hacen falta políticas públicas concretas e inmediatas que acaben con esta situación, que prevengan y que proyecten un panorama a medio plazo completamente distinto”, asevera tras recordar la crudeza del balance que ha dejado esta semana la violencia machista: dos menores de edad y tres mujeres asesinadas.

En opinión de Montero, que en abril de 2017 compareció en la subcomisión del Congreso para el Pacto de Estado contra la Violencia de Género en representación de la Asamblea Feminista de Madrid y a invitación de Podemos, uno de los principales déficits del documento se encuentra en el aspecto educativo.

“Tendría que haber una modificación urgente en la Ley de Educación que garantizara una educación afectivo-sexual y en valores de igualdad que fuera transversal en todas las etapas educativas”, urge la activista.

“Hay consenso en torno a que el abordaje del problema debe realizarse en el ámbito preventivo y, por lo tanto, en el terreno de la educación, pero llevamos años y años en los que no se hace nada a nivel estatal. Como es una competencia transferida no hay un planteamiento estratégico desde el Ministerio de Educación. Sin embargo, a los políticos se les llena la boca al decir que hay que abordar el problema desde la fase educativa”, lamenta.

Un ejemplo reciente que avala el planteamiento de Montero lo encontramos en Andalucía, donde una comisión de expertos revisará los libros de texto de todas las etapas educativas para, entre otros objetivos, fomentar la igualdad y cambiar el paradigma ‘mi papá trabaja, mi mamá cocina’, añejo y rancio a todas luces pero vigente en muchos ejemplos de los materiales escolares, tal como han denunciado diferentes profesionales del sector en diversos medios de comunicación en los últimos días.

“Han pasado casi 15 años desde la Ley contra la Violencia de Género de 2004 y seguimos exactamente igual”, dice Montero acerca de una normativa cuyo capítulo primero aborda la materia que le atañe desde, precisamente, el ámbito educativo, un sistema que debería, según el texto, incluir “entre sus fines la formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y de la igualdad entre hombres y mujeres”, algo que, como atestiguan las recientes declaraciones de algunos docentes andaluces, no se está cumpliendo. “¿Dónde queda esa preocupación por atajar el tema de la violencia de género desde el ámbito educativo? Es pura palabrería”, reflexiona la activista.

Preguntada acerca del comunicado de Amnistía Internacional en el que la organización señala que “desde la aprobación del Pacto” su puesta en práctica ha sido “lenta e insuficiente”, a Montero se le endurece el rostro al considerar que a estas alturas no puede haber “una jueza que no protege a una mujer y a sus hijos cuando ha denunciado, cuando ha alertado (a las autoridades competentes) y no se ha hecho absolutamente nada”.  “Ahí es donde se tiene que ver qué es lo que está fallando en la aplicación de las medidas del Pacto de Estado. Hay que revisar los protocolos de evaluación de riesgo, hay que revisar los criterios que están aplicando los jueces y juezas. No estamos hablando de un problema administrativo, estamos hablando de mujeres que se juegan la vida”, agrega.

Otra de las deficiencias del Pacto de Estado que señala Montero es su abordaje de la violencia sexual, “que acarrea situaciones de injusticia, vulnerabilidad y falta de protección para las mujeres, como se ha visto en el caso de La Manada”, apunta. Esta observación también la defiende en su comunicado Amnistía Internacional, que critica que el documento final del Pacto “no incluyera medidas contra la violencia sexual en el ámbito de la prevención y sensibilización en áreas clave” como el deporte, la sanidad o los entornos laborales.

En ese sentido, Justa Montero ve con buenos ojos la Proposición de Ley de Protección Integral de la Libertado Sexual y para la erradicación de las violencias sexuales presentada por Podemos y admitida a trámite por la Mesa del Congreso el pasado julio. “Creo que es un marco muy bueno para que pueda haber un debate parlamentario y para que se pueda aprobar y empezar a tomar medidas en esta materia”, asegura.

A pesar de su actitud crítica ante cómo se están implementando las iniciativas pactadas, Montero reconoce que este año “se han aplicado algunas medidas que eran importantes, como el hecho de que la mujer no tuviera que denunciar para poder acceder a los recursos y servicios” de protección, aunque recalca que “sigue siendo insuficiente” y recuerda que tras los tristes sucesos de esta semana no se está hablando “de todas esas violencias que no acaban en asesinatos pero que están sufriendo miles de mujeres” a diario en España.

La situación actual ha llevado al Ejecutivo a admitir que el pacto necesita una revisión, tal como reconoció la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Pilar Llop, que en declaraciones a Europa Press dijo que “hay medidas en el Pacto que son difíciles de aplicar en la práctica, o bien porque no tienen una redacción adecuada o porque no identifican o identifican mal al órgano competente para ejecutar la medida”. “Estamos trabajando para afinarlo”, añadió.

En este trasiego de leyes, propuestas, pactos, modificaciones, deficiencias normativas y falta de implementación de medidas efectivas para paliar la lacra de la violencia de género (38 asesinadas este año y 962 en los últimos 15) el tiempo pasa y Justa Montero se ve abocada a preguntarse: “¿Importa la vida de las mujeres?”.

Conscientes del poder de movilización tras el último 8M y de que en una estrategia de lavado de imagen y marketing muchos “tuvieron que subirse al carro” a pesar de que “desarrollan unas políticas que en absoluto favorecen a las mujeres”, Montero subraya que el feminismo tiene más fuerza que nunca y que no cejará en su empeño de combatir a quienes “siguen queriendo unas políticas patriarcales y neoliberales que sitúan a las mujeres en una situación de precariedad vital y de falta de derechos y libertades cada vez mayor”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Las leyes de género comenzaron con Zapatero en el año 2004, un día de los Santos Inocentes.Desde entonces no han parado de crecer en injusticia, sin razón y ataque contra los derechos humanos recogidos en el artículo 14 de nuestra Constitución, centrando su ataque exclusivamente contra el varón y contra la heterosexualidad y utilizando solamente los delitos de violencia de hombres contra mujeres, ignorando la violencia psicológica y también física ejercida contra el varón por sus parejas femeninas. Una ley injusta y contraproducente que recupera el derecho penal de autor de la ideología nazi, generando odio y psicosis y creando tribunales de excepción. En España se genera odio y psicosis contra el varón y contra la heterosexualidad, y este artículo es un gran ejemplo de ello, y los tribunales de excepción y las leyes del odio ya se han creado, cientos de tribunales de excepción o “especializados” contra el hombre repartidos por toda España, y cantidad de artículos cada día de pseudo expertos que generan el mayor odio y la mayor psicosis para perpetuar el más perverso negocio contra la humanidad.
    Son estas mismas personas, los políticos,las que cuando ocurre un atentado terrorista, rápidamente salen en todos los medios para decir que todos los negros,o blancos, todos los musulmanes no son responsables de este delito, haciendo logicos llamamientos a la calma y a la razón.
    Cuándo es un varón heterosexual quién cómete el delito, incitan al mayor odio a la mayor psicosis de forma institucional con todos los medios y todos los poderes del Estado utilizando expresiones como violencia machista,terrorismo machista términos que son claras alusiones de odio a todos los hombres. Se olvidan que culpable de un delito solamente es aquel que lo cómete, indistintamente si es un hombre, una mujer, un blanco,un negro,un amarillo o un musulmán. Se trata de acabar de imponer el pacto de Estado contra el hombre de 2017,el Real Decreto 3 de agosto de 2018 y una vez impuesto, no habrá Dios que pueda quitarlo porque va a generar el propio problema de la violencia. Y nos harán creer que sirve para algo cómo nos han hecho creer que la Ley de Violencia de Género de Zapatero de 2004 ha servido para algo, y la llevamos ya sufriendo más de 14 años.Es el propio Estado quién va a provocar directamente la violencia de miles, millones de personas perseguidas, atacadas discriminadas en sus derechos humanos fundamentales qué acabarán cometiendo actos terribles e injustificables. La violencia jamás se puede justificar pero cuando se persigue,ataca,se violan sus derechos humanos fundamentales a una raza,un sexo,un “género”, un colectivo se producirán reacciones a la desesperada, de todos aquellos a quiénes han robado todo atisbo de dignidad y de poder demostrar su inocencia, y que acabarán cometiendo actos terribles,injustificables, contra los demás y contra sí mismos.
    Dicen los expertos juristas que cuando ocurre un caso repugnante de violencia contra una mujer ha fallado la justicia y el Estado. Ese es el terrible engaño que quieren hacernos creer para seguir violando la Constitución en sus derechos humanos fundamentales del varón con las leyes de género por el tremendo lucro que representa para muchos.Es para lo único que está sirviendo la Ley de Violencia de Género para el lucro de muchos, a costa de la vida el dolor y la sangre de muchísimos miles de hombres, haciendo un uso torticero de lo que la Constitución en su interpretación quiere decir en sus derechos humanos fundamentales.
    Cuándo se produce un crimen repugnante, indistintamente si es contra una mujer, contra un hombre,contra un niño, contra un anciano, quienes hemos fallado somos nosotros, las personas, puesto que un estado jamás podrá reducir a cero la violencia contra un determinado sector de la población pues para ello tendría que exterminar a encarcelar aquel grupo o colectivo que pretende que no cometa ni un solo delito.La violencia y la maldad forma parte de las personas y no tiene nada que ver con el sexo,la raza ,el género o el color de la piel.

    Jamás la Constitución en su interpretación querrá decir que se puedan violar derechos humanos fundamentales en leyes para evitar que se cometa un solo delito y solamente contra una parte de la población, contra las mujeres.

    Lo que la Constitución en su interpretación quiere decir es que jamás los políticos deben violar los derechos humanos fundamentales en las leyes que desarrollen estos mismos políticos, ni por la raza, ni por el sexo, ni por el “género” ni por el color de la piel de las personas.
    Estos derechos humanos fundamentales no están ahí por capricho, sino para evitar injusticias, linchamientos, holocaustos sobre inocentes.Violarlos como está ocurriendo con las leyes de género españolas supondrá un genocidio de dimensiones incalculables y propio Estado será responsable de provocar directamente la violencia.

  2. Dejen de utilizar a las víctimas solo de mujeres y ocultar la violencia sufrida por el varón para imponer la ideología de género en las aulas.Ideologia perversa que criminaliza al varón desde la más tierna infancia,minando la mente de nuestros niños.
    Planes de adoctrinamiento en las aulas en ideología de género, disfrazandolo en términos biensonantes.Coeducación, valores en igualdad..Jamás se podrá concienciar en igualdad mientras se mantienen las leyes del odio y la discriminación contra todo varón heterosexual, leyes que violan derechos humanos fundamentales,cómo es presunción de inocencia.Leyes con derecho penal de autor que hacen responsables a todos los hombres de los delitos de algunos. Ley violencia de género de Zapatero del 2004, pacto de Estado contra el varón de 2017. Real Decreto Ley 3 de agosto de 2018. Cientos de ataques más contra el varón y sus derechos humanos fundamentales y contra el Estado de derecho en forma de leyes y jurisprudencias, cada día un nuevo ataque.
    No se conciencia en igualdad generando ataque odio discriminación y tribunales de excepción contra todos los varones en las leyes de género españolas.Historias como las de Pepa y Pepe seguirán minando la mente de nuestros hijos,criminalizando al varón hasta el infinito, en las que Pepe siempre es el criminal maltratador y Pepa siempre la inocente víctima del varón heterosexual.Se está minando la mente de nuestros hijos con contradicciones,diciendo enseñar y concienciar igualdad,mientras se está estigmatizando al varón y a la heterosexualidad generando psicosis hacia el varón cómo si de un ser peligroso se tratara y sobre el que hay que tomar medidas de protección.Se están utilizando a las víctimas de maltrato,pero solamente de hombres contra mujeres ocultando la violencia psicológica también física sufrida por el hombre para imponer una ideología de género qué atenta contra la igualdad la Constitución los derechos humanos la lógica y la vida, disfrazada como una ley de igualdad y de libertad, que esconde un inmenso negocio una gran contradicción y que supone un peligro para la humanidad, pues atenta contra la libertad individual,criminaliza a un sexo y una orientación sexual, y atenta contra los pilares del Estado de derecho.

  3. http://merecessaberlo.es/?p=292

    Los datos ocultados de la violencia hembrista para mantener su perverso negocio con el cuento de género contra el varón e imponer la ideología de género y cada vez leyes más inútiles ,contraproducentes, discriminatorias y contra natura,dotadas con millones y millones de euros.Dinero para la mayor injusticia contra la humanidad.

  4. Todos condenamos la violencia,pero toda la violencia venga de donde venga,pues la violencia no tiene género,ni raza ,ni color de piel.Todos condenamos la violencia contra las mujeres ,contra los niños contra los hombres,contra los negros,contra los blancos,contra todas las personas,y todos tenemos la obligación de no volvernos locos y cometer un genocidio sobre millones de inocentes,sirviendo al mal,a la locura, al veneno, al perverso negocio de género.

    ¿Qué quieren ustedes, que se extermine a todos los varones?.
    ¿Que todos los hombres sean llevados y exterminados en cámaras de gas?
    ¿Pueden decir qué es lo qué pretenden?¿El exterminio total por “género” de todo varón heterosexual? Solo queda eso por hacer, el exterminio total por género. Ni los nazis llegaron a tal perversidad.El crimen con derecho penal de autor que se está perpetrando en España desde las leyes de género y la ideología de género perversa de Zapatero del año 2004 es aún más grave por producirse en un supuesto Estado democrático y de derecho y en pleno siglo 21.
    Cientos de ataques, cada día uno nuevo contra los derechos humanos fundamentales de los hombres,derechos humanos que deberían ser inherentes a toda persona sobre la faz de la tierra, indistintamente si son mujeres, hombres, blancos,negros, amarillos altos o bajos,y que jamás, jamás ningún político,ningún estado debería violar en sus leyes ni permitir que esto suceda. Esto es lo que manda la Constitución en sus derechos humanos fundamentales,esos que deberían ser absolutamente inviolables.La Constitución jamás mandaría en su interpretación exterminar a todos los hombres para evitar que no ocurriera ningún delito única y exclusivamente sobre ninguna mujer por parte de ningún hombre.Los hombres no son simple basura a exterminar, también son personas y deberían tener derecho a presunción de inocencia y a esos mismos derechos humanos fundamentales que se les niegan en las leyes de género y las jurisprudencias de instituciones contaminadas e infectadas de ideologías de género contra el varón y la heterosexualidad.Si un hombre comete un delito,es un acto individual y los demás hombres no son responsables de ese delito,sino que también son víctimas de la sinrazón humana ,que afecta a las personas, y no al género” a un solo sexo,igualmente que si un negro,o un blanco cómete un delito,los demás negros,los demás blancos tampoco son responsables de ese delito.
    Culpable de un delito solamente es aquel que lo comete,pero jamás todos los hombres o todas las mujeres.Basta de crímenes contra la humanidad en leyes perversas y criminales disfrazados criminalmente en ministerios de la igualdad.Perverso negocio de género contra los derechos humanos fundamentales que mueve millones y millones de euros para una de las mayores injusticias contra la humanidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − tres =