El titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, Francisco Javier Martínez Derqui, al que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto una diligencia informativa por llamar “bicho” e “hija puta” a una mujer maltratada sobre la que debía dirimir la custodia de sus dos hijas menores, se expone a una sanción disciplinaria máxima de 6.000 euros de multa, según fuentes jurídicas consultadas por Diario16.

El juez ha presentado un escrito de alegaciones a la diligencia informativa del Poder Judicial, que deberá decidir si finalmente le abre un expediente disciplinario o, por el contrario, ordena el archivo del caso. La mujer maltratada, la modelo María Sanjuán, ha recusado al tribunal que el pasado junio dirimía sobre el proceso de custodia de sus dos bebés de apenas 21 y 10 meses de vida.

 

Entre risas

En la grabación posterior a la vista judicial se puede escuchar cómo, entre risas, el juez, la fiscala y la letrada de la administración de justicia bromean sobre esta mujer víctima de malos tratos psicológicos desde 2016 por parte de su ex pareja, el empresario Josué Reyzábal. Hasta que se filtró esta conversación a la Cadena Ser, el juez Martínez Derqui estaba instruyendo dos causas contra él por malos tratos psicológicos, por amenazas y coacciones sobre su ex pareja.

En la grabación también se escucha al juez comentar a sus compañeras: “Verás el disgusto que se va a llevar la María Sanjuán cuando vea que tiene que darle los hijos al padre”, a lo que añade: “Estará por la noche en el Sálvame poniéndome de vuelta y media”.

En un primer momento, el juez alegó que se trataba de una conversación privada “grabada indebidamente” y no se planteó inicialmente retirarse del caso, aunque después desistió, como también hicieron previamente tanto la fiscala –a la que también se le ha abierto un expediente informativo– como la letrada de la administración de justicia.

La modelo María Sanjuán. Foto: Instagram.

Fuentes judiciales han asegurado a Diario16 que, en caso de que el CGPJ decida abrir finalmente un expediente disciplinario al juez, tiene un plazo máximo de seis meses para tramitar una posible sanción por estos hechos. De los tres grados de gravedad de la posible sanción (leve, grave o muy grave), el juez Martínez Derqui sólo podría ser sancionado por una falta leve o grave, pero en ningún caso muy grave.

El juez de violencia sobre la mujer ha presentado alegaciones a la diligencia informativa abierta por el Poder Judicial

El apartado 5 del artículo 418 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) hace mención al “exceso o abuso de autoridad, o falta grave de consideración respecto de los ciudadanos, instituciones, secretarios, médicos forenses o del resto del personal al servicio de la Administración de Justicia, de los miembros del Ministerio Fiscal, abogados y procuradores, graduados sociales y funcionarios de la Policía Judicial”. Si la Comisión Disciplinaria del Poder Judicial entendiera que incurre en la citada falta grave, el juez Martínez Derqui debería pagar una multa comprendida entre 501 euros y 6.000 como máximo.

En cambio, si el CGPJ decide sancionarlo de forma leve, el titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer 7 de Madrid sería advertido o multado al pago máximo de 500 euros.

La falta muy grave implicaría la suspensión, traslado forzoso o separación del cargo del citado juez, pero en este caso no se contempla a priori.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − dieciocho =