Otro juez que niega la mayor en un ejercicio desmedido y desproporcionado de justicia patriarcal ejemplarizante que se aleja por completo de la perspectiva de género que las autoridades políticas y colectivos sociales están reclamando con urgencia en el estamento judicial español. Además, expertos en violencia de género consultados por Diario16 aseguran que las víctimas de malos tratos sólo consiguen la retirada de la patria potestad de los maltratadores en muy contadas ocasiones. A Juana Rivas un juez la ha privado de este derecho sobre sus dos hijos menores durante seis años. Mientras tanto, en un juzgado italiano reposa una denuncia por malos tratos sobre su ex pareja que sigue sin tramitarse.

El juez que la condena a cinco años de prisión y seis de retirada de la patria potestad niega cualquier credibilidad a su condición de maltratada

Manuel Piñar Díaz, el magistrado juez titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada que ha condenado a cinco años de prisión a la granadina Juana Rivas por dos delitos de sustracción de menores tras ocultar a sus hijos durante un mes el pasado verano de 2017 para no entregarlos a su progenitor, el italiano Francesco Arcuri, denunciado por malos tratos y con una condena anterior de 2009 en este sentido, no ha dudado un instante al considerar que la condenada denunció a su ex pareja por malos tratos en julio de 2016 sólo como “un recurso procesal preconstituido ad hoc para reforzar la decisión deliberada y consciente de retener a los menores y no entregarlos al progenitor y, al fin, hacerse con la guarda y custodia por vía de hecho”, según consta en la sentencia a la que ha tenido acceso este diario.

El juez Manuel Piñar Díaz recrimana a Juana Rivas que “su pretendido afán de proteger a los hijos, entra en contradicción con sus actos, pues no ha reparado en el daño futuro que puede causar a estos, el hecho de aparecer en varios medios acusando al padre de ambos de torturador, mientras grupos de personas de forma irreflexiva y visceral le muestran su apoyo”. Continúa recriminando el juez la aparición de la denunciada en numerosos medios de comunicación de forma asidua denunciando su caso y arremetiendo contra el padre de sus hijos por sus presuntos malos tratos. “En un mundo donde toda la información queda registrada y documentada a disposición de cualquiera, esos datos pueden ser también conocidos por sus hijos en el futuro y desde luego que el impacto en ellos no se augura bueno”.

Abogados de familia consultados por Diario16 aseguran que una inmensa mayoría de mujeres víctimas de malos tratos reciben asesoramiento de instituciones públicas que después no se corresponden con lo establecido en la actual ley vigente, a lo que se suman una interpretación “patriarcal” que la mayoría de jueces dictamina con asiduidad y sin complejo alguno, como ha sido el caso evidente de esta condena a Juana Rivas.

Apunta el magistrado de Granada que la condenada “orquesta una campaña valiéndose de medios de comunicación y organismos públicos, que le dan su incondicional apoyo, todo ello con la mal calculada creencia de que así obtendría ventajas a su favor”.

El juez Manuel Piñar está convencido, según la sentencia, de que sacando “a relucir” la sentencia condenatoria por malos tratos del padre de 2009, Juana Rivas “se percata que pocas posibilidades tiene de privar de la custodia al padre”, ya que la posterior reconciliación con Arcuri “indica que el episodio puede no ser suficiente, al vivir juntos durante varios años y concebir otro niño”. Añade el juez que “en esas circunstancias de ulterior reconciliación, con nacimiento de otro hijo, ve que es difícil explotar el maltrato de 2009 como recurso argumental en su favor, por lo que decide interponer denuncia el 12 de diciembre de 2016 y relatar otros sucesos ocurridos en el pasado, entre 2012 y 2016, en los que también el hijo habría sido víctima según ella, durante la convivencia que tuvieron en Italia, que pudo haber denunciado en su momento”, subraya el juez negando cualquier credibilidad a su discurso de mujer maltratada.

Consulte aquí la sentencia de Juana Rivas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Soy mujer separada y Juana Rivas me avergüenza como mujer. Y perjudica a todas las mujeres que de verdad son maltratadas. He seguido su caso y me he leído toda su trayectoria desde hace unos cuantos años en Italia. No sé como tiene valor de volver a pedir firmas para su mentirosa causa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 1 =