Juana Rivas está feliz. Después del mazazo del auto del juez Manuel Piñar que la condena a cinco años de prisión “por querer alejar a mis hijos de un padre maltratador”, según recalca, ha vuelto a sacar fuerzas “de donde no se sabe que se tienen” para estar junto a Gabriel y Daniel durante los 15 días consecutivos, que le corresponden en su régimen de visitas dictadas por el juez que lleva su caso sobre la custodia en Italia.

 Estoy mejor. Estos días previos me he estado preparando para abrazar en cuerpo y alma a mis hijos. He estado preparándome para vivir este sueño. Voy a abrazarlos sin mostrar mis miedos. Fingiré que todo va bien”, dice Rivas a Diario 16.

La madre de Maracena puede hacer el viaje gracias a la solidaridad y “el gran corazón de la gente bonita que hay por el mundo y que quiere que esté con mis hijos”. Y es que una pequeña agencia de viajes que acaba de abrir en Madrid, regentada por dos jóvenes madrileñas, ha decidido sufragar los gastos del viaje en avión de ida y vuelta a Cerdeña tanto de Juana como de su madre. Además, otra mujer prestará una casa en la isla italiana para que los cuatros estén juntos y puedan tener días en familia que “tanto necesitamos”, añade Rivas. “Sin duda alguna el amor es milagroso. Mis hijos me necesitan y yo también a ellos. Voy a apurar cada segundo de este tiempo al máximo. Voy a ser madre y mi madre va a ser su abuela y ese es el mayor regalo que puedo disfrutar en estos momentos”. Ojalá pronto dejen de ser vacaciones y estén con nosotros de vuelta a casa”, sonríe Juana al contarlo.

Juana Rivas fue condenada a dos años y medio por la sustracción de cada uno de sus dos hijos menores, seis años de inhabilitación para ejercer la patria potestad sobre ellos, una indemnización de 30.000 euros por el daño moral y material hacia Francesco Arcuri, su expareja, y el pago de todas las costas del juicio.

El juez que la condenó a cinco años de prisión y seis de retirada de la patria potestad negó cualquier credibilidad a su condición de maltratada, lo que fue duramente contestado por gran parte de la sociedad española.

NOTA DE PRENSA JUANA RIVAS

“Desde el día 18 de mayo de 2016, fecha en la que llegué a España buscando protección y ayuda para salir de la situación de malos tratos  de la que venía huyendo, he tenido que vivir situaciones muy duras, extremadamente duras y difíciles.”

“Lo que me hace seguir adelante, por encima de todo, son mis hijos y la necesidad de garantizarles una vida libre de violencia y digna de ser vivida. Pero sé que no podría continuar sin los múltiples apoyos que vengo recibiendo.”

“Cuando me enteré de que el Juzgado italiano me impide poder estar con mis niños en nuestros país, fue otro durísimo golpe.”

“En estas fechas, ir a Cerdeña y poder mantenerme con ellos en la Isla de Cerdeña unas semanas, que es lo que me ha permitido el Juzgado de Cágliari, es algo tremendamente complicado y económicamente inasumible para mí.”

“Por eso, cuando hoy estoy a punto de coger un avión para poder desplazarme de nuevo a Italia y ver a mis hijos y tenerlos conmigo los próximos días, no puedo sino dar las gracias infinitas a todas aquellas mujeres y hombres, a todas las Asociaciones y colectivos que con vuestra aportación e inmensa generosidad lo habéis hecho realidad. Y mil gracias a Nazaret y Paloma, propietarias de la Agencia de Viajes Ganesha´s Dreams, sin cuya colaboración, regalándome y organizándome el desplazamiento, hubiera sido imposible éste viaje.”

“GRACIAS POR TODO VUESTRO APOYO.”

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 6 =