La Audiencia de Granada ha emitido un dictamen este jueves, desestimando un recurso de paralización del procedimiento, y Juana Rivas tendrá que entregar sus hijos a su padre, Francesco Arcuri.

El auto, -al que ha accedido Diario 16-,  ordena el cumplimiento de la entrega de los menores en un plazo de tres días. La asesora de la madre, Francisca Granados, en comparecencia ante los medios de comunicación, ha indicado que se solicitará la suspensión de esta resolución ante el Tribunal Constitucional, al entender que “ha habido una vulneración de la garantías fundamentales”.

Y ha subrayado que “se trata de una tragedia personal”, apelando a la complejidad jurídica que ha reflejado “un camino importante para hacer, pero que sea un camino real para proteger a los hijos de madres víctimas de violencia de género”.

La madre de los menores ha agotado la vía civil, al no estimar el órgano judicial el incidente de nulidad que había presentado, como última esperanza para impedir la entrega de sus hijos. Sin embargo, esta resolución judicial censura que “no se haya ejecutado la sentencia que dice que los niños tiene que estar en Italia con su padre”,  y además, ordena la detención de Juana Rivas que permanece en paradero desconocido, según adelantó Radio Granada-Cadena Ser.

El juzgado no da viabilidad a la apelación de Juana, y estima que “no se han vulnerado derechos fundamentales” de la demandante ni las garantías procesales. Esta interpretación jurídica de la Audiencia de Granada reconoce en vigor la orden de este órgano y de un juzgado “para entregar a sus hijos a su padre”.

Los Magistrados solicitan a las fuerzas de seguridad la localización de Juana, “para que sea llevada a declarar al juzgado con todas la garantías”.

En el auto que resuelve el recurso, los Magistrados señalan que “por distintas maniobras procesales” no se ha ejecutado todavía la sentencia firme del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada que ordena la restitución inmediata de los menores. Por otra parte, la ley que recoge el Convenio de la Haya, -al que se ha acogido el padre de los menores-, contempla que “un procedimiento similar no puede conllevar más de seis semanas en toda su instancia”.

La Audiencia ha resuelto que “los menores tienen que retornar a Italia”, y devuelve la competencia a este país al señalar que “sea un juez italiano el que decida la situación entre los padres y los dos hijos menores”.

Resolución-Audiencia

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. A esa mujer solo le queda la carcel o el siquiatrico, no sabe el daño que le esta haciendo a sus hijos, y la prensa sigue con la gracia, si fuese un tio pedirian que se fusile, pais de pandereta dominado por las mal llamadas feministas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × uno =