Foto: Agustín Millán.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Granada ha acordado la apertura de juicio oral contra Juana Rivas por dos delitos de sustracción de menores -y secundariamente por uno de desobediencia de orden judicial-, después de que persistiera durante casi un mes en paradero desconocido con sus dos hijos incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregárselos al padre, el italiano Francesco Arcuri.

Tanto la pareja condenada por maltrato, como la fiscalía piden cinco años de prisión y su inhabilitación para ejercer la patria potestad durante ocho años. El juez mantiene la situación de libertad de Juana Rivas, según un auto hecho público hoy, pero sin fijar fecha para el juicio.

La Fiscalía de Granada ha solicitado cinco años de prisión para esta madre de Maracena (Granada) por dos delitos de sustracción de menores y a su vez pide que sea inhabilitada durante seis años para ejercer el derecho de patria potestad sobre sus dos hijos, de once y tres años.

Por otra parte el padre maltratador, también ha solicitado para ella cinco años de prisión, a elevando a ocho años su petición inhabilitación para ejercer la patria potestad por dos delitos de sustracción de menores.  En concepto de responsabilidad civil, al expareja reclama que Juana Rivas por los “daños materiales y morales ocasionados” una indemnización de 30.000 euros, más intereses.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − ocho =