Juan Carlos Álvarez, Coach de Carolina Marín y del seleccionador nacional de fútbol Julen Lopetegui, entre otros muchos deportistas y empresarios de este país a los que ha ayudado a alcanzar su mejor versión. Su libro El entrenador mental (editorial Arcopress)
goo.gl/uGU6DU
nos ayuda a pensar de modo diferente para lograr todos nuestros propósitos y objetivos.


 

Nos quitamos la primera pregunta incómoda y así nos quedamos más tranquilos: ¿no cree que ahora hay demasiados coaches con poca o nula preparación que están haciendo mucho daño a la profesión? En su caso, usted es psicólogo y coach, ¿qué diferencia hay entre un coach, un psicólogo… y un mentoring?, ¿un psicólogo debe ser coach? ¿y un coach psicólogo? ¡Qué lío!

Como en todas las actividades y profesiones emergentes, siempre hay personas que se suman a la corriente para ver qué obtienen, es casi inevitable. Ahora bien, las personas sin una preparación adecuada al final hacen daño a este campo porque no aportan valor y muchos clientes acaban decepcionados o incluso molestos. Al final a los coaches sin preparación el mercado les excluye por su falta de capacidad.

Las diferencias entre un psicólogo, un coach o un mentor son claras. El psicólogo, a diferencia del coach o el mentor, es una persona que ha estudiado una carrera universitaria de esa materia y puede hacer diagnósticos y dar orientaciones. El coach no debe hacer eso sino ayudar a que el cliente encuentre por sí mismo las respuestas. Y en el mentoring, una persona de mayor experiencia le da consejos a otra persona según lo que ha vivido. Un psicólogo podría hacer coaching y mentoring pero no al revés.

 

– Y otra cosa, si tengo ansiedad, ¿a quién debo acudir?

La ansiedad la puede tratar un psicólogo o si es un cuadro grave y necesita medicación un médico o psiquiatra.

 

-Me puede aclarar… ¿si yo acudo a un coach soy paciente, cliente…?

El que acude a un coach es siempre cliente, nunca paciente porque el coach no puede tratar desordenes ni patologías. El psicólogo sí, no hay que confundir. Si el coach se mete en ese campo hay que huir rápido de él porque no tiene la preparación adecuada.

 

-¿El coach es un vehículo para que el cliente, entrenador o deportista dialogue consigo mismo?

Si, es una de las aportaciones del coach, que ayuda a que el cliente ordene y exprese sus ideas para encontrar respuestas.

 

-Defíname qué es exactamente un entrenador mental? ¿Se necesita un entrenador para la mente o alguien puede entrenarse por su cuenta?

Es un concepto más complejo que para mi aúna coaching, psicología y técnicas de entrenamiento de pensamientos y emociones. Uno puede entrenarse solo, pero eso tiene limitaciones por lo que es conveniente una persona experta y preparada para llegar a lugares donde uno por sí mismo no puede hacerlo.

 

Fuera del mundo deportivo o empresarial… ¿en qué escenarios necesita una persona recurrir a un coach? (problemas de asertividad, falta de autoestima, miedo, minusvaloración, escaso rendimiento laboral…)

Todos ellos son aspectos que se tratan de manera habitual en mis sesiones de coach. Aparte, para conectar con el propósito, tener una visión de futuro, objetivos retadores y sacar todo el potencial y talento.

 

-¿También se recurre a un coach por problemas emocionales? Usted dice que hace falta tanto en deporte, como con el trabajo o como para en la vida)

La gestión de las emociones es una de las claves del entrenamiento mental y el coach puede ayudar en ello siempre que no sean problemas serios o severos. Entonces los trata un psicólogo.

 

Aunque sea un «mecanismo» más complejo, ¿la mente necesita tanto o mayor trabajo que cualquier otro músculo de nuestro cuerpo?… Si para los bíceps hay pesas, ¿cuál es el mecanismo para nuestras emociones?

Sí, la mente necesita el mismo trabajo o incluso más. Para los bíceps hay pesas, para el músculo cerebral hay ejercicios de atención, concentración, focalización, relajación, etc., que deberíamos trabajar en cualquier momento del día y de nuestra vida, luego habría que entrenarlo más incluso.

 

-¿Qué valores personales considera imprescindibles en un «líder»?

Según algunos estudios relevantes, la integridad y el respeto son básicos para que alguien sea percibido como líder. Pero además un buen líder debe tener visión de futuro, capacidad de obtener resultados, habilidades de inteligencia emocional y comunicación, crear equipos efectivos y tomar decisiones por sí mismo. Esos serían los principales valores y habilidades.

 

-Tengo una duda: ¿la mejor versión de nosotros mismos es compatible con un «me conformo con lo que tengo» … o un «quiero salirme de la norma, del canon»?

La mejor versión nunca puede estar en la conformidad, sino en la superación continua….

La mejor versión de uno mismo nunca puede estar en la conformidad, sino en la superación continúa

 

-Hay personas que no quieren ser líderes, que sólo aspiran a vivir en paz, con lo que tienen, con su escenario… ¿también necesitan un coach para aceptar no llegar más lejos ni más alto? … lo digo porque todo tu entorno te invita a «ascender», «superarte», «ganar» …

Un coach te aporta perspectiva y te ayuda a encontrar sentido a lo que quieres. En este caso, te ayuda a ver las muchas ventajas de estar tranquilo sin la lucha constante por ascender. Ahora bien, líder siempre eres de tu propia vida y tambien en el sentido de cómo influyes en las personas que te importan, y de qué les aportas para su desarrollo.

 

El miedo, aparte de necesario para progresar como especie… ¿es el mayor impedimento de un ser humano?

El miedo tiene su lado bueno cuando le damos el espacio adecuado y nos alerta de riesgos, peligros, etc., pero cuando está presente sin que eso ocurra limita en exceso. Por tanto, puede ser un gran impedimento.

 

-¿En qué ocasiones ha pensado: no puedo con este «cuadro» o «no me necesita tanto como él piensa» o «no somos compatibles para trabajar juntos»?

En ocasiones hay dificultades pero conviene verlas como retos de superación para seguir aprendiendo y progresando.

 

Habla mucho de empatía… ¿no es la gran fuerza misteriosa de la que todo el mundo habla, todos creen poseer y realmente no saben ejercitar?

Sí, la empatía parece que es fácil de entender pero no es lo mismo en la práctica. Si piensas mucho en ti no captas ni percibes lo que les pasa a los demás. Requiere atención y sensibilidad.

 

-Dice que gente como Carolina Marín se motiva con su alto grado de exigencia… Con los «no exigentes» … ¿cómo trabaja?

Ayudándoles a que encuentren un sentido a lo que hacen, a explotar sus talentos y a que vean un camino de superación para ser mejores cada día.

 

-Julen Lopetegui, Carolina y tantos otros… la nómina de gente con la que ha «trabajado» es impresionante pero cuando las metas de una persona son más humildes… ¿también tiene espacio un coach como usted?

Sin duda, cada persona a su nivel tiene sus retos y objetivos y son igual de importantes según sus circunstancias. No debemos olvidar eso: para cada uno lo importante es lo que vive.

 

-¿La autoestima puede condicionar la vida de un deportista tanto como las cuestiones técnicas o tácticas?, ¿y qué me dice del ego?

La autoestima hace que puedas mostrar o no tus cualidades y tu talento, por eso es tan importante, además de que condiciona tu bienestar. El ego puede tener una parte positiva si lo sabemos usar para situarnos en la confianza, pero si no se trabaja resta mucho más que suma porque nos hace perder contacto con la realidad y nos aleja de las personas auténticas.

 

-¿Un deportista de alto nivel necesita más reconocimiento que un abogado o un médico?

En la medida en que su trabajo es más conocido y público y está expuesto a muchas más críticas sí, para que haya una compensación y equilibrio.

 

Por cierto… ¿no se necesita mucho más un coach cuando las carreras deportivas finalizan? … La reinvención es más fastidiada, ¿no?

Es muy importante el final de una carrera y complicado de gestionar, por eso un coach y también un asesoramiento adecuado son de mucha utilidad.

 

-¿La meditación es un buen complemento a su trabajo como coach?

La meditación hace que estemos más conectados con el presente y con el entorno, más atentos a lo que nos rodea y por eso es muy conveniente en el trabajo de coaching y en cualquier otra actividad.

 

-¿Y eso tan de moda llamado mindfulness? ¿Cómo podemos sacar provecho de «vivir el momento presente» cuando vamos perdiendo 3-0? ¿O cuándo la vida nos lleva a velocidad de crucero?

En una situación así te permite que des lo mejor que tienes en vez de estar sufriendo por una circunstancia adversa. Si vivimos a mucha velocidad el mindfulness nos hace pararnos para ver hacia donde vamos y si esa velocidad tiene sentido. Además, te hace centrarte en la tarea del momento, que se realiza mejor que estando distraído.

 

-Como curiosidad sana: ¿Cómo definiría el carácter de Lopetegui?

Una persona muy exigente, trabajadora al detalle y con mucha visión de lo que quiere.

 

-Y… ¿el de Carolina Marín?

A Carolina la definen bien las tres palabras con las que enfocamos la preparación de los Juegos Olímpicos de Río 2016: calma, alegría y fuerza. Es muy luchadora y busca superarse cada día.


 

Juan Carlos Alvarez Campillo

Es psicólogo experto en Liderazgo y Coaching y pionero en la introducción y divulgación del coaching en España.

www.juancarloscampillo.com

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Fantástica entrevista de Isabel Blasco. Enhorabuena, muy esclarecedora en momentos en los que cualquiera que saca un diploma por internet, puede ejercer de coach.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce − 6 =