En muchas ocasiones escuchamos como un mantra la expresión de la supuesta desafección de los jóvenes a la política. Pues bien, esta semana, he podido comprobar algo que se aleja de ese tópico. Diputados de Podemos, del PP y del PSOE nos hemos reunido con un buen número de estudiantes de Bachillerato del IES Castillo de Luna en Alburquerque para hablar y debatir sobre política.

Fueron dos horas intensas en las que, partiendo de una primera aproximación por parte de los políticos hacia la realidad de sus partidos: su Historia, su ideología, su organización, sus diferencias, empezó la batería de intercambios de opiniones y de cuestionamientos sobre los más variados asuntos de la realidad política regional, nacional e internacional.

Hay que felicitar la iniciativa de Carmen, su profesora de Filosofía que con tanto acierto llevó adelante esta Jornada. Previamente, el alumnado había trabajado sobre el tema. Sin embargo, resalto la espontaneidad de muchos de ellos, que ajenos a las preguntas preparadas se soltaron e incidieron en todo tipo de temas, algunos de ellos de gran profundidad y delicadeza. Prueba de su sensibilidad hacia la cosa pública.

Entre otras muchas cosas expusimos nuestros puntos de vista sobre las becas, los acuerdos entre los partidos, tanto con otras fuerzas políticas así como las diferencias internas, la EVAU (antigua Selectividad) y la supresión de las reválidas… Curiosa fue la pregunta sobre qué opinión nos merecía Donald Trump o cómo discutiendo tanto entre nosotros pretendíamos gobernar España.

Se mostraron cercanos cuando nos plantearon el tema del cobro de impuestos, en especial o en concreto el de las herencias y sus distintas aplicaciones según la Comunidad Autónoma donde residas.

Me llamó mucho la atención la apelación que nos hizo un alumno a que hiciéramos autocrítica. Balance de aciertos y errores. Poniendo para que no nos fuéramos por las ramas un estrecho marco temporal: desde las últimas elecciones nacionales.

Para finalizar hablamos de los hiperliderazgos y de la necesidad de contar con equipos que puedan controlar la toma de decisiones.

Terminamos con ganas de más. Muchas palabras se quedaron en el tintero. Esperamos repetir en breve. Hay esperanza. Merece la pena.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =