La Fiscalía Superior de Cataluña ha presentado una querella contra Jordi Turull por haberse desprendido de parte de su patrimonio en favor de su esposa. Lo hizo en junio de 2017, a cuatro meses escasos de la celebración de la consulta ilegal del 1 de Octubre. De confirmarse, el diputado de Junts per Catalunya se enfrenta a una condena de hasta 4 años de cárcel por un delito de insolvencia punible.

Según la información remitida por la Fiscalía Anticorrupción, Turull se desprendió de sus bienes mediante una donación. Ese “negocio jurídico gratuito” podría constituir “un delito de alzamiento de bienes”, afirma el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, por el hecho de que Turull está siendo investigado en un proceso judicial (el del Tribunal Supremo) del que pueden “derivarse responsabilidades civiles” que tendría que satisfacer.

En su querella, la Fiscalía acusa a Turull de “intentar eludir el futuro embargo de su patrimonio” a causa de los procedimientos judiciales que podrían seguirse contra él por su participación en el 1-O. De ahí que Turull urdiera un “plan concebido” con su esposa, Maria Blanca B.R., con la que está casados en régimen de separación de bienes, para donarle parte de su patrimonio. El objetivo, según el fiscal Joaquín Pérez de Gregorio, no era otro que “aparentar una situación de insolvencia”.

En función del resultado de la causa en el Tribunal Supremo, Turull podría tener que afrontar multas a indemnizaciones millonarias. Entre las dos operaciones que habría llevado a cabo Turull para parecer insolvente, el diputado de JxCat se habría desprendido de 96.449,15 euros de su patrimonio en favor de su mujer. Sólo queda por saber si el alto tribunal catalán admite o no la querella presentada a trámite.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =