Karen, la madre que lucha por recuperar a Joel.

¿Qué defensa tiene un menor de cinco años que reitera a gritos que no quiere vivir con su padre y tiene que hacerlo por orden de un juez? Esta es la historia de Joel, el pequeño vizcaíno de tan sólo cinco años que fue este verano arrebatado de los brazos de su madre tras una polémica sentencia.

Karen Gutiérrez ha vuelto a ver a su hijo el domingo en el punto de encuentro que impone a la madre el Gobierno Vasco, a través de la Asociación Bizgarri que gestiona este programa tras la sentencia judicial. Según explica a Diario16, “Por más que mi hijo delante de la jueza, psicóloga y secretaria judicial lloró, dijo no quiero ir con mi aita y se negó a dejarme, y eso también lo tengo grabado, nadie le escuchó”.

Cuando Karen llegó el pasado domingo al punto de encuentro del Gobierno Vasco, que gestiona la Asociación Bizgarri, allí estaba la abogada del padre y muy sonriente, y otra persona grabando el momento del encuentro. La percepción de la madre sobre la situación del niño no puede ser peor: “el niño tiene miedo hasta a llorar, le tiembla la barbilla”.

“No quiero ir con mi aita”

Esta madre asegura que le dije al pequeño: “no pasa nada, llora” y, según nos explica, “el niño en bajito me dice no puedo”.

A Karen se le rompe el corazón cuando recuerda cómo Joel “me pide en bajito, para que no me oigan, ama, dame un beso”.

Quiere ir a casa

El menor pregunta a su madre que cuándo va a poder ir a casa, y “los vigilantes del punto de encuentro me dicen que hay que explicarle la niño que ahora va a vivir con su padre y nada más”, dice Karen Gutiérrez.

La madre también trató de explicarle al pequeño que el fin de semana anterior estaban también citados para verse, pero que el padre decidió, sin previo aviso, no acudir con el niño a la cita. Según explica Karen a Diario16 “Me dicen que no le tengo que decir al niño que estuve esperando para verle y que no le llevaron”.

Los equipos sociales de esta asociación privada no consideran que tengan que comunicar al juzgado que el padre no le llevó al punto de encuentro el día citado o que el pequeño está más delgado, pálido o con ojeras.

El niño, ante las preguntas de la madre en la hora y media que duró el encuentro, aseguró que no sale a los columpios, no ha estado en las barracas en las fiestas de San Ignacio, ni en la Aste Nagusia de Bilbao (semana grande con muchas actividades infantiles para los pequeños) ni en la playa o la piscina.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. y ese NIÑO debe estar con su mama. CORRUPTELA EN LOS JUZGADOS. el quiere estar con su mama COMO LE HACEN ESTO A UN BEBE-

  2. Es duro. durisimo. Por favor que los jueces recapaciten. Si ese padre quiere a su hijo , que no le deje sufrir. Que se acuerde del Juicio de Salomón.

  3. Es duro. durisimo. Por favor que los jueces recapaciten. Si ese padre quiere a su hijo , que no le deje sufrir. Que se acuerde del Juicio de Salomón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 5 =