Nació en madrid. En 1980. Tiene dos hijos. Toca el bajo y le apasiona la fórmula uno. A Alejandro León le encanta el boxeo.

La cabeza le va rápido. Y sus principios le mueven aún todavía más.
Directo, mordaz, sin pelos en la lengua. Un tipo legal. Un tío incómodo. No le importa incordiar: si es a los que merecen que alguien les cante la gallina.

Siempre le gustó la idea de ser policía. Porque en el fondo, quizás, ese lado inocente, de buena gente, le hacía pensar que los polis siempre eran los buenos y que casi siempre cazaban a los malos.

Adora a su madre. Y su voz solamente tiembla en dos ocasiones: cuando se le pone un nudo en la garganta al sentirse culpable por ver sufrir a su mujer a causa de sus luchas y cuando siente que se mueven sentimientos sinceros hacia él. El agradecimiento le puede, le supera. Se emociona al ver la inmensa cantidad de apoyos que está recibiendo: de cariño, de ayuda y solidaridad. Le tiemblan las piernas al pensar que le admiran y le estiman personas anónimas, compañeros de la policía, colegas de izquierdas y colegas de derechas, hasta algunos mossos le trasladan su apoyo y solidaridad.

Habla, sin miedo y con prisa. Porque ha vivido de todo y mucho. Y se ha estampado contra unos cuantos muros. Y aunque sigue tropezando con ellos, todo lo asalta con esa frase que ahora le dicen por la calle y en las manifestaciones de JUSAPOL: “los problemas, pa ti”.

Ayer acudió a declarar porque la semana pasada le notificaron que se abría un expediente sancionador por sus declaraciones críticas en su canal de youtube hacia el ministro de interior, Zoido.

Al salir de la comisaría, megáfono en mano, señaló a quien estaba detrás de ese expediente. Y gritó más fuerte que nunca. Esto no termina aquí.

 

– ¿Quién es Alejandro?

Alejandro es una persona muy humana, con corazón, sonriente, alegre, feliz. Que intenta ayudar a todo ciudadano, y mucho más si es su vecino. Padre de familia que quiere mucho a su mujer, a sus hijos y a su madre.

Además, es policía nacional, en la comisaría de Móstoles, donde trabaja en el área de seguridad ciudadana.

 

– ¿ Y quien es Jandro?

Es un personaje que interpreto: alocado, que habla mal, nervioso, pero que no sabe mentir. Dice verdades, aunque duelan. Siempre sonríe y además nunca le afectan los problemas: tiene una frase mágica “los problemas pa ti, que yo me voy a echar un vicio a la recreativa”.

– Por qué nace Jandro

En una intervención, sufrí una baja. Me reconocieron después de una intervención y me pegaron una paliza. Estuve de baja un tiempo y  me compré una máquina recreativa. Hice un video para hablar de la máquina, por probar, por ver de qué iba. Sin imaginarlo tuvo mucha aceptación y así comenzó mi actividad como “youtuber”.
Hice un video en el que denunciaba la situación de los CIES. Y se hizo viral. (https://www.youtube.com/watch?v=HHzmYFjFjfU&vl=es)

Entonces me pareció interesante hablar de problemas sociales, y al principio lo llame al canal “Friki-Social”. Después se ha transformado en lo que conocemos.
Se ha convertido en diversidad de cosas: un superhéroe, un antihéroe, humor con mi mujer, críticas sociales, vídeoblogs sobre el día a día, es un canal de tipo “random”. Siempre tiene humor y crítica social, esa es su esencia.

 

-¿Cómo Alejandro decide ser policía?

La policía antiguamente media 1,70. Yo mido 1,67. Me enteré de que bajaron el límite de altura en el año 2008 y así fue como pude entrar.
Antes, he sido un trabajador toda mi vida. He sido conductor de autobús, he trabajado en un estanco, he sido butanero, figurante en series y películas de televisión, mozo de almacén…
Y un día, hablando con unos policías, me comentaron que se había bajado el límite de estatura. Fui a preguntar y me apunté. Tenía 29 años, justo antes del límite, pues en ese momento, a partir de los 30 ya no podías entrar. Al límite del límite. Y lo intenté.  Aprobé a la primera, y estuve en la academia de Ávila y de allí, directo para Móstoles; del tirón.

Después de diez años,  qué conclusiones sacas de tu trabajo?
Mi trabajo es totalmente vocacional. Si alguien no tiene vocación y se encuentra con la enorme politización y que todo responde a estadísticas, se amarga.
Cuando yo entré, descubrí que no podía hacer lo que realmente quería: servir al ciudadano. Y si no me rindo es, precisamente, por mi vocación.

 

– A qué te refieres

Para cobrar a fin de año productividad, la policía marca una estadística. Desgraciadamente funciona así. Entras con una vocación: das tu vida por ayudar. Estas a tope cuando llegas. Cuando juras, te dan la placa, estás deseando entregarte en cuerpo y alma al trabajo. Pero te encuentras con “la estadística”. Esa cifra que te marca la Dirección general de la policía. De pronto llega un día y te das cuenta: fulano de tal ha hecho 8 actas y tú 16, así que estas dejando en evidencia a algún compañero -los denominados “caimanes” (https://www.youtube.com/watch?v=70cIO-NFbMk) y además, estás pisando algún cayo a los políticos, porque cuando hay cambios políticos entre los partidos se echan en cara las dichosas estadísticas. Así que si vas muy animado, te dan el toque, te dicen que no te pases.

Precisamente ese vídeo de Dinocop, donde explicas la figura de los “caimanes”, esos policías que hacen lo menos posible y que procuran afiliarse a un sindicato para ascender fácilmente, o tener destinos interesantes, pone en evidencia un tema delicado: el de los sindicatos policiales.

Lo de los sindicatos es algo que se tiene que saber. Están ahí desde el principio, desde que llegas a la Academia en Ávila. Vienen, te informan. Son asociaciones que se dedican a captar. Incluso con regalos: unos guantes, el kimono, un porta placas, una funda para la pistola…. Al final, te afilias a uno sin tener realmente ni idea de qué va el tema de los sindicatos. Te afilias para tener cierta seguridad, por si tienes problemas: así tienes una cobertura. Te lo pintan todo tan bien, que picas. Nos pasa a la mayoría. Luego ya es cuando descubres de qué va la historia.

 

– ¿Y de qué va la historia?

Hay cinco sindicatos potentes, con representación en el Consejo de Policía, y luego hay otros que son menos conocidos, como ARP y SIPE. Yo me afilié al principio al Sindicato Unificado de Policía (SUP) estando en Ávila, en la Academia. Cuando me puse a trabajar, ya en Móstoles me afilié al UFP. Probé para ver si alguno de verdad daba lo que ofrecía. Por eso, desde hace ya mucho tiempo no pertenezco a ninguno de ellos, solamente pertenezco a Unidad Familiar de la Guardia Civil porque tiene coberturas también para la Policía Nacional y no tienen nada que ver con los sindicatos representativos de la Policíal. Son unas pocas, creo que cinco o seis mujeres, que ayudan a la familia cuando tienes problemas. A mi familia la están cuidando muchísimo, incluso visitan a mi mujer en su trabajo sólo para tomar un café con ella y ver que se encuentra bien. Tienen un seguro, con una asesoría que te da cobertura legal, tanto penal, como jurídica, como seguro de bajas. Se preocupan de verdad de lo que para mí es importante, que es mi familia. Lo de preocuparse por mis cuestiones laborales lo ha tenido que venir a hacer JUSAPOL, precisamente porque los sindicatos no han hecho absolutamente nada. Aprovecho para decirte que yo soy un claro ejemplo de que los sindicatos no son necesarios. Expedientado por una falta grave y yendo a declarar con mi letrado de jusapol a Régimen discuiplinario. No con el letrado del sindicato… Por dejarlo caer.

 

– Y ¿a qué se dedican esos sindicatos principales?

Actualmente los 5 que tienen representación están politizados, no defienden al ciudadano ni al trabajador, sino al poderoso, al gobierno. No aportan absolutamente nada, y más bien, actúan al contrario de lo que se espera de ellos. Deberían desaparecer. Me producen un profundo rechazo.

Te diría más: no es que no ayuden, que no lo hacen -salvo a ellos mismos y en perjuicio de otros compañeros- sino que, además, dificultan la consecución de las mejoras laborales de todos. Cuando tienes un problema, como es ahora mismo el tema de la equiparación salarial, se dedícan a cambiar hashtags, mira el caso concreto de #EquiparacionYA de Jusapol, por el de #Unidosxlaequiparacion o #Equiparacionsalarial de los sindicatos, no invitan a Jusapol a las reuniones, dividen a la policía, generan confusión. Te ponen a alguien detrás para que votes lo que ellos quieren mirando la pantalla para ver si es verdad. Es corrupción plena.
Están controlados políticamente.

 

– Pero hay muchos sindicatos, casi diez en total. ¿Son todos iguales?

No. Precisamente los únicos que están trabajándose las cosas, partiéndose la cara y siendo honestos están siendo los dos que no tienen representación en los órganos policiales de decisión: ARP y SIPE. Se están tomando tan en serio su trabajo que, en mi caso, sin ser yo afiliado, me están ayudando de manera desinteresada. Mientras ellos me ayudan en todo lo que pueden, los cinco representativos nos tienen enfilados a los que queremos cambiar las cosas y no nos callamos, y concrétamente quisiera cargar contra el SUP, que son una vergüenza corrupta y lo sabemos todos los policías.

A la mínima van a por mi.
Cogen mi cara y con un programa informático, hacen montajes donde parece que digo lo que no dices.

 

– Y por eso estáis haciendo la campaña de #BajaSindicato…

Es una parte más de nuestro compromiso por mejorar la Policía Nacional. A través de esta campaña intentamos que los compañeros y compañeras abran los ojos y se den cuenta de que esos sindicatos nos están engañando a todos y son precisamente responsables de nuestra situación laboral. Mientras ellos podían haber negociado las condiciones salariales, estaban en embajadas cobrando una pasta y mirando hacia otro lado. Nosotros echando horas, cobrando dos duros, y viendo como nadie se tomaba en serio nuestras reclamaciones, los asuntos de los compañeros y sus suicidios, las condiciones laborales en las que muchos se juegan la vida cada día…

Ya es hora de que les señalemos sin miedo y participemos todos para una mejora de la policía nacional. Y ¿sabes porqué? Porque estoy seguro de que eso garantizará un mejor servicio, mayor profesionalidad y, al final, lo que importa: que la ciudadanía tenga una policía con vocación, con entrega absoluta y que trabaja contenta porque sabe que está valorada.

 

– Estás poniendo nervioso a más de uno, entonces.

Claro, y de hecho me han hecho montajes para intentar desacreditarme, poniendo en mi boca cosas que no digo. Algunos están muy molestos y quieren que deje de expresarme libremente. Sobre todo, lo que no quieren es que diga las cosas que digo, porque sencillamente son ciertas y puede acabarse el chollo de más de uno.

 

– ¿Existe en vuestra normativa alguna norma que prohiba estas manifestaciones?

Artículo 8, apartado A, de la Ley Orgánica 4/2010, de Régimen Disciplinario. En este artículo se especifica que se ha de estar de servicio. Y es evidente que no lo estoy, porque estoy en mi casa cuando grabo el vídeo.

 

– ¿Podría entenderse, por tanto, que es una manera de cerrar bocas?

Tú diras… me estoy jugando ahora mismo una sanción que me puede tener entre 5 días y 3 meses sin empleo y sueldo por hacer unos comentarios críticos sobre Zoido en mi canal de youtube. Dime si no es ésta una manera de limitar mi libertad de expresión, recogida en el artículo 20 de la Constitución como derecho fundamental que tienen todos los españoles, menos Txema y yo, y sobre todo, la de todos los demás policías que puedan tener tentaciones de denunciar las cosas que están sucediendo. Mi expediente es, también, una medida preventiva para los demás, para ver si así aflojamos con la que estamos preparando con JUSAPOL. Nunca he tenido un expediente, jamás una falta ni un problema laboral. Y te aseguro que el ámbito de trabajo no es sencillo. Pero desde luego, lo que no me podría imaginar jamás es que por hacer un vídeo donde lo único que digo es la verdad -sobreactuando, sí- pero la verdad, iba a tener problemas y a ser castigado por ello. ¡Si lo que estoy haciendo es defender los intereses del cuerpo!

 

– Al salir de tu declaración en la comisaría, has señalado directamente al responsable de haber abierto este expediente. Lo has hecho megáfono en mano y cámara presente.

Sí. Porque todo esto tiene que saberse. Y debemos tener claro quiénes están al frente de estas decisiones. Como del expediente de mi compañero Txema que es todavía peor que lo mío. Salió en los premios Princesa de Asturias con una pancarta de equiparación salarial y Jusapol, y llamó al Rey a 10 metros de distancia. Simplemente para pedirle que se acercara y comentarle la situación. Ni el Rey se acercó ni pasó nada más. Pues bien: le han expedientado.

Lo mismo le ocurrió al compañero Esteban Navarro (colaborador de Diario16.com), que además de policía es escritor y le han dado hasta premios por sus novelas policíacas. Le abrieron expediente por el simple hecho de saber escribir y le bloqueó el SUP en su cuenta de Twitter ( https://youtu.be/GMeP2hlhjgo ) Así de simple. Resulta que a alguien le parece que una persona culta está dando mala imagen de la policía por el hecho de escribir y hacerse reconocido por ello. Esto es el mundo al revés.

 

– De todos modos es algo inaudito ver a un policía youtuber o a otro con una pancarta en un acto del Rey. Está cambiando algo, ¿no?

Absolutamente. Se está provocando ahora mismo un cambio, una apertura en la mentalidad policíal. Hay una actualización. Lo que ahora llamamos JUSAPOL comenzó con DEJUPOL (Defensa Jurídica Policial). ¿Qué pasó? Que se lo cargaron los sindicatos.
Sin embargo ahora, y gracias a esta nueva manera de enfocarlo, estamos junto a la Guardia Civil, que tiene mucha fuerza y mucha potencia. Los expedientes que nos abren a unos a los otros no les afectan. Así se ha garantizado que el movimiento sigue vivo.
Además la Guardia Civil depende tanto de defensa como de interior, y ese doble mando nos hace avanzar. Es más difícil ahora pararnos. No dependemos solamente de un ministerio.

– Lo cierto es que tus videos levantan pasiones. Y por lo que se ve, también entre los mandos directivos de la policía.
Mi canal no está para dividir ni para enfrentar a nadie. Está para ayudar al ciudadano. Hablo de los suicidios de los compañeros, para que la gente sepa lo que nos sucede. A través de ese video de suicidios se han puesto en contacto conmigo un montón de personas con depresión a las que creo haber podido ayudar.
No tengo intención de lucrarme, ni de alimentar el ego; mucho menos de generar ningún conflicto o problema. Intento dejarme la piel para que mejore un cuerpo tan importante como es éste, porque estoy convencido de que será bueno para nuestra sociedad. En definitiva,  es para que mis hijos puedan vivir mejor mañana. Dedico muchas horas para hacerlo y te puedo asegurar que podría estar más tranquilo si no los hiciera.

 

– Es quizás, exagerado el hecho de abrir un expediente por manifestar públicamente tus opiniones personales cuando, además, no estás de servicio. ¿Se está polarizando todo en este país?

Sí. España tiene un gobierno descarrilado. Es una maquinaria que se tiene que estampar para que podamos avanzar. Los poderosos no te permiten escuchar, ni hablar. Y así estamos todos frustrados. Es triste que la policía todavía tenga que despertar. Las cosas están mal. Pero jamás perderé la esperanza. Espero que así pase con muchos compañeros. Las cosas cambian y tengo claro que van a cambiar. Se está acabando el bipartidismo, a la gente no le gusta pelearse por cuestiones políticas. Esto no puede continuar así y creo que a estas alturas ya solamente podemos ir a mejor, aprender de todo esto, y ponernos todos a currar por lo que debería estar mejor hecho. Ni más ni menos.

 

– Cómo debería ser la policía para poder hacer bien su trabajo

Lo he dicho antes y lo repito: este trabajo debe ser siempre vocacional. Es necesario eliminar normas absurdas que impiden acceder al cuerpo a personas maravillosas con mucho talento, y una de esas limitaciones terribles es la de la estatura. A estas alturas todavía se tiene en cuenta y me parece un tremendo error.

Pero, más allá de la estatura de nuestros agentes, lo que sobran son las cifras de las estadísticas.

Garantizarnos unas condiciones laborales como las que tienen todos los agentes en todo el territorio español, y, en definitiva, no tratar de politizarnos ni de usarnos en cuestiones en las que yo considero que la policía no debería tener que intervenir. Nos degradan, no nos valoran y además, están intentando que nosotros nos llevemos el rechazo de la sociedad por las decisiones políticas que están tomando desde arriba. Es lamentable y además, deshonesto machacarnos de este modo cuando llevamos años jugándonos la vida viendo cómo se incumplían las promesas de una mejor situación laboral. Y con el pan de nuestros hijos, de nuestras familias, no es ético jugar. Sobre todo porque nuestras familias son un apoyo también fundamental par que desempeñemos con rigor nuestro trabajo.

La defensa de la policía nacional en sus exigencias laborales es algo que deberían defender los sindicatos que tienen voz y participan de los órganos directivos policiales. Sin embargo, hemos tenido que ser nosotros, los trabajadores, los que nos unamos para defender lo que nos corresponde: a nosotros y a los que vendrán. Y en este sentido me llama la atención que solamente hay uno, los de ARP, que hacen firmar un código deontológico cuando te afilias, y tienen muy claros sus objetivos. Mejorar la Policía Nacional. Y yo, particularmente, hago todo lo que está en mi mano para hacerlo posible.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

15 Comentarios

  1. Vamos compañero, esta institución está enterrada en polvo y hay que sacudir la manta, que parece mentira que estemos en el siglo xxi, con las cosas que se ven a diario, esto es lamentable, pero estamos contigo y este movimiento tiene que seguir sonando, arriba JUSAPOL, mucho animo jandro.

  2. Vamos compañero, mucha fuerza que tu estas en lo cierto y esta institución está enterrada en polvo, hay que sacudir la manta, parece mentira que estemos en el siglo xxi, con las cosas que vemos a diario, esto es lamentable, luchamos cada día para defender a la ciudadanía y tenemos que le ha igualmente para defendernos a nosotros mismos, de los problemas internos, pero estamos contigo y este movimiento tiene que seguir sonando, arriba JUSAPOL, mucho animo jandro.

  3. Percibo grandes dosis de populismo y una nula capacidad autocrítica (que me resultan familiares). Eso sí, los sindicatos malos, muy malos. Mejor liquidarlos para que los que supuestamente los controlan ya no tengan que molestarse ni en eso. Una maniobra magistral, sí señor… Estoy viendo que, tras un eslogan prometedor, Jusapol se va revelando como un intento de “15-M” policial de andar por casa, que no tardando mucho intentarán capitalizar unos pocos. ¿Y cómo?. Pues constituyéndose en sindicato, claro. Ah, no, pero que ellos SI lo van a hacer bien. En toda la entrevista no he leído ni una sola medida concreta para lograr sus fines. Eso sí, mucho youtube, megáfono, autobombo, victimismo y crítica generalizada. No vengan a vendernos la rueda, que se inventó ya hace mucho…

  4. “El policía youtuber”….ese es el resumen de la entrevista. Otra oportunidad desaprovechada para explicar realmente cuál es el leitmotiv de Jusapol , claro que igual eso no interesa. Tras un eslogan ilusionante, esta plataforma se está revelando como un “15-M”-policial-2.0, muy venido a menos, eso sí, y que no tardando mucho unos pocos van a tratar de capitalizar. Lo preocupante es que está siendo utilizado como caballo de troya por determinadas organizaciones políticas para acentuar la confrontación dentro de la policía. Por lo demás, ninguna iniciativa concreta, tras el humo de las manifestaciones, los megáfonos, los youtubes y demás RRSS. Todo muy burdo, así que aprovechen el tirón antes de que la gente sensata que todavía les apoya se dé cuenta de este “bluff”

  5. Recuerde una cosa Salva, si jusapol al final se constituye como sindicato, limpiad el uniforme que algunos vareis las cosas desde el ruedo, le recuerdo que cambiaron el vestuario, ahora es azul entero.
    Ahh y la gente sensata ya vió lo que es vender humo, hace algún tiempo (7 euros mensuales) en JUSAPOL el humo es gratis.
    Todo lo que hace JUSAPOL está muy mal, pero el tonto va detrás, que se hace campaña en Twitter, pues nosotros también, pero con otro hastag parecido, en vez de apoyar la causa, que es para todos y que somos “compañeros” NO, mejor criticamos lo que hacen, que se reúnen o manifiestan el día 15, nosotros el 14 nos sentamos a hablar con el ministro, que llevamos toda la vida criticando al sindicato de al lado, ahora ya NO, todos somos muy amigos y vamos de la mano.
    Solo por algunos detalles como estos, 4 cosillas, creo que algo se está haciendo bien, no expulsen más bilis y disfruten el momento.
    A ver si usted me pudiera decir cuales han sido los medios en todos estos años atrás para conseguir la equiparación por parte de los sindicatos, quiero recordar algún detalle, manifestaciones, megáfonos, sin YouTuber, ni RRSS todo muy fino y elegante. ¿Salían bien esas reuniones, con el ministro? quizás se conseguiera subir sueldos, pero el colectivo no lo notó ¿y usted? ……

  6. Mire David, no soy sindicalista, sólo un afiliado de base. Y llevo bastantes años vistiendo a diario mi uniforme, en el ruedo, así que poco tengo que perder con este tema. Para discrepar con la actuación de Jusapol no hace falta estar en ningún bando, basta con ser un poquito neutral.
    No dudo que Jusapol creará un sindicato (con ese fin se fundó), como tampoco dudo que no tardarán en hacer lo mismo que ahora critican, sino peor. Al tiempo con ese “humo gratis”…
    No le digo por dónde se pasan los políticos las manifestaciones, los facebook, etc., que queda feo… La receta de Jusapol lleva demasiada “levadura”, pero todo está encaminado a captar adeptos. Si su único fin fuera la #EquiparacionYa, se habrían procurado un puesto en la mesa de negociación, haciendo las cosas de otra manera. Claro que, visto lo sucedido con ASP o ARP, han tomado nota y han decidido aplicar la fórmula al revés.
    Y hay que decir que es la campaña de captación de futuros afiliados más sibilina que he visto nunca. Me río yo de los “aficionados” que regalan DVD’s o relojes… Lo suyo es: tú date de baja, que los sindicatos son todos iguales. Asóciate, nos “compras” el mensaje durante unos meses y luego te afilias con nosotros. Si es hasta brillante, hay que admitirlo. Pero un servidor, que asiste a todo esto con cierto escepticismo, no va a pasar por ese aro.
    Ojalá me equivocara, se lo digo de verdad.

  7. Pues no, Ki, casi de la misma promoción aquí que el amigo “Mediacop” de la entrevista. Y, como otros muchos compañer@s, de los que hacemos nuestro trabajo lo más dignamente posible, sin lloriquear ni hacer ruido, para poder llevar un sueldo a casa e ir con la cabeza alta. Y entendiendo la profesión tal y como me la enseñaron, sin chorradas.

  8. Pues por el uso de sus palabras para referirse al movimiento jusapol, hubiera puesto la mano en el fuego que formaba parte de un sindicato, pero es que aún es peor, sin ser sindicalista, crítica una situación en la que se está luchando por conseguir una subida de sueldo, es que de verdad no logro entenderlo.
    Esto es exactamente igual que la política, cuando la gente dice para que vamos a votar a otros sí nos van a robar igual. Es una maravilla esa postura.
    Ahora la pregunta estrella ¿si el gobierno se pasa por el forro, manifestaciones, los Facebook, etc? ¿Por qué desde los sindicatos se han realizado manifestaciones, sino valen para nada, para engañar a todos los afiliados? ¿Por qué ahora se utiliza Twitter por parte de las organizaciones sindicales con los hastag #unidosporlaequiparacion, etc? Cuando antes no era para ellos un medio de presión, hasta que jusapol se inclinó por esa medio. ¿Nos están engañando los sindicatos con esas reivindicaciones vía Twitter, ya que no valen para nada?
    En la mesa se negociacion se ha intentado estar, pero los únicos legitimados para tal negociación, son los sindicatos, pero quienes están pidiendo sentarse con ellos (jusapol) son policías, no médicos, ni toreros, ni otra cosa, policías amigo, entonces por que no les permiten ir?
    Usted que es una persona neutral, ¿no se ha parado a pensar eso?
    Mas cosas, si hay actuaciones como esta, que por parte sindical, no se está haciendo a mi parecer de la mejor manera, (hay otras muchas cosas que no puedo criticar) por que se anticipa a que jusapol ya de entrada lo va a hacer mal, ¿ha subido usted a su sede a criticar las cosas con las que discrepa o ya se ha acostumbrado en modo confort y que pase lo que tenga que pasar?
    Dígale usted a alguien, en mi trabajo hay un grupo de compañeros a nivel España movilizandose para la equiparación salarial, pero a mi no me parece bien por que se van a convertir en sindicato y venden humo, además yo soy de los que hago mi trabajo los mas dignamente posible (el resto son mediocres) sin lloriquear ni hacer ruido para llevar un sueldo y llegar con la cabeza alta a casa, que más bien creo que es baja, de sumisión, pero esa es mi opinión, por eso le dejo un regalo para usted salva, para que lea a alguien digno, no como nosotros (jusapol), compañeros lloricas y criticónes. Un saludo.

    La desobediencia es el verdadero fundamento de la libertad, los obedientes deben ser esclavos. (Henry David Thoreau)

  9. Usted entiende la profesión tal y como se la enseñaron, sin chorradas…..
    Le explicaron en Ávila lo que era la estadística, aprendió usted eso?
    Le dijeron que iba a competir con sus compañeros para ver quien traían más filiados, actas, etc? En Ávila también?
    Yo eso no lo recuerdo, pero le voy a hacer memoria de una cosilla, a que si le enseñaron lo que era obediencia ciega y obediencia debida, a que eso sí se lo explicaron allí en la academia y ahora con la mano en el corazón, cuanta gente como usted de cabeza alta se salta esa regla?
    Con lo cual hay muchas cosas que no aprendieron que lo aplican como un autómata, hay cosas que si aprendieron que no les interesa recordar a los de arriba, bueno y a usted también, que no lloriquea.
    Y para hablar mal de este compañero que ha dado la cara aqui, diciendo verdades como puños, debería usted lavarse la boca, agachar la cabeza y sentarse en la puerta del despacho de su jefe a la espera de una orden, ahh y menee usted el rabo que vean que esta muy feliz.

  10. Hablando de respeto, para referirme al entrevistado no tengo que lavarme nada que no se haya lavado él también cuando se dirige a otros como lo hace. Él dice en sus plataformas y en entrevistas lo que se sale del bolo y lo mismo hago yo aquí, sólo que sin ofender a nadie.
    Espero que a los del tribunal no les soltara usted esa cita de Thoreau el día de su entrevista psicológica. Seguro que ese día sería usted más obediente que ahora. El “buen muchacho que quiere ser policía”, con tal de aprobar la oposición. Y ahora, con la plaza de funcionario de carrera bien ganada y un trabajo fijo, nos ponemos “gallitos” porque ya estamos más que hartos de que nos paguen menos que a un mosso, o lo que sea.
    No olvidarse de que somos policías, no trabajadores de astilleros ni del metal. Y que en nuestras reivindicaciones estamos sujetos a unos límites. Y, oiga, el que se sienta muy, muy agraviado o muy, muy engañado, lo tiene muy fácil: que pida la cuenta y se busque la vida en la empresa privada, donde reinan la justicia salarial y las condiciones dignas…
    Entender bien esto no es agachar la cabeza, no se engañe. Al contrario, entender esto es ser muy consciente de dónde se mete uno y de lo que se puede y no hacer una vez dentro, algo bastante importante en la vida para no llevarse más hostias de las necesarias.
    En ningún sitio verá escrito por mí nada en contra de un salario digno para policía y guardia civil, pero sí que critico el término “equiparación”. No me gusta. No quiero que me igualen con nadie. Quiero que me paguen lo que me merezco. Punto. Y por supuesto que estamos cobrando menos de lo que merecemos.
    Y no, no me convence el rollo de las manifestaciones, los vídeos y las cuentas falsas de Twitter. Para negociar (que es lo que toca ahora, en vez de ponerse tan chulitos), hay que conseguir una posición de poder y sin fisuras para apretar al Gobierno. Ahora intente usted negociar con cualquier gobierno sentado a la mesa con unos sindicatos debilitados al mismo tiempo que por la ventana oyen a sus propios colegas gritándoles “apoltronados” y demás cantinelas. Así nos va a ir de lujo a todos….
    El principal logro de Jusapol ha sido desempolvar el tema, y han elegido muy bien el momento. Han despertado a los sindicatos de una patada en el culo que, en general, se venían mereciendo, y eso está muy bien. Pero ya. Porque no por el hecho de que se le antoje a Jusapol los sindicatos tienen que desaparecer, ni nos van a enseñar nada nuevo a estas alturas. Si no están en la mesa de negociación es porque no tienen representación en el Consejo, deberían saberlo. Si es algo premeditado, nada que decir. Entiendo que dejen que negocien otros y luego ya si eso podrán criticar y vender que si hubiera estado dentro Jusapol se hubieran “cagado” todos.
    La demanda de Jusapol es legítima, pero su mensaje, su acritud y su actitud sectaria no ayuda precisamente a la “famosa” unidad de acción.
    Ah, y le aseguro que conozco la estadística. Y por cierto, aún no he visto a nadie expedientado o expulsado del Cuerpo por negarse a hacer actas. Si se tienen las cosas claras, no veo el problema de negarse ante nadie a hacer números porque sí. Bastante peor me parece la “productividad”, pero allá cada cual con sus prioridades a la hora de hacer su trabajo.
    No pretendo ni mucho menos dar lecciones de moral a nadie, pero si alguien por aquí sugiere que yo tendría que estar extinguido, pues contesto y me defiendo. No soy ni más ni menos digno que nadie. Hago mi trabajo, como usted y como cualquiera. Lo poco o mucho que pueda saber de la profesión lo he ido aprendiendo de mis compañeros, jóvenes y veteranos por igual.
    Así que hala, a seguir retwitteando hasta el infinito los mantras que les manda el administrador de whattsapp. No vaya a ser que cuando nos consigan ustedes 400 euros más al mes y nuevos uniformes morados para todos, no sepamos qué hacer con tanta felicidad y hasta se nos olvide menear el rabo, pobres idiotas de nosotros que no supimos ver que el futuro era Jusapol. ¡Ánimo, campeones!
    P.D.: Hablamos dentro de un año y me cuenta (a ver qué tal).

  11. Vamos a tutearnos pues, mira muchachote tengo algunos años más que tu, con 21 años estaba en Barcelona y tu probablemente no estabas ni en mente, ahora ya no soy policía ascendí y cuando hablaba de los de arriba, me refiero bastante arriba.
    Cuando salía para ir a trabajar agarraba mi arma por que estábamos en tiempos de ETA, era habitual asistir a algún entierro de compañeros y posiblemente al mío, eso te rompe la moral a diario, ¿sabes cuanto cobra una viuda de CNP? Pues mira no llega a 800 euros, conozco mujeres de compañeros que han malvivido con el miedo y ahora mal viven sin dinero, ambos entregaron su vida a este país, uno por servir como policía y ella por estar a su lado, cuidando de la familia.
    Ahora cuando sales de casa la preocupación más grande es ver si llevas el móvil, así que no me hables de lo que es ser digno y llevar la cabeza alta, por que te aseguro que aunque solo sea por edad, ya he dado bastante más que tu, En mi transcurso policial, he sido sindicalista y también he conocido sindicalistas que hoy por hoy están muy bien posicionados, me alegro por ellos, pero que nadie me venda la moto a mi tampoco, por que conozco de primera mano lo que se movía y no es tanto como ahora.
    La guardia civil nos da 1000 vueltas al menos en compañerismo, mira como ellos, utilizan sus asociaciones al mismo tiempo que jusapol, eso es unidad de acción no lo que se hace en el CNP, que vamos cada uno por un lado, a ver quien se liga a la más guapa. Pena es lo que damos, ahora u siempre.
    Pero esto lo ves a diario, como me refería en el mensaje anterior, seguir con la estadística, que cuando llegan el día del patrón llueven las rojas a los señores que le pesan los hombros y tu un plato de arroz y una caña, pero a ellos sí les hace falta un poco más de sueldo, que solamente combran un pellizquito a final de mes.
    En las manifestaciones de jusapol, puedes ver gente de bastante edad y el refrán de más sabe el diablo por viejo que por diablo es muy cierto.
    Por supuesto que a nadie le decía la frase de THOUREAU cuando entré aquí, por que tenia ilusión hasta que me la quitaron. Jefes, políticos, sindicatos….
    Pero nadie va a marcar cuales son mis directrices y sin más las acato, somos lo suficientemente profesionales para actuar de manera individual, tu, yo y todos.
    Mis jefes están en la calle (ciudadanos) no en los despachos.
    Al igual que cuando el sindicato decía tal día manifestación, allí estaba, hoy si hay que retwitear también lo hago, pero no es para mi amigo, es para ti también, al menos voy a intentarlo.
    Con todo esto te quiero decir, he visto muchas mentiras, muchos acomodamientos, no se si jusapol será lo mismo en un futuro y si fuera, no tengo nada que perder por que es lo mismo que hay ahora, peor no puede ser, pero te aseguro de antemano que como ahora, jamás se ha hablado de la equiparación, (viudedad, horas extras, sueldo, etc…) no se si se conseguirá, pero hay ilusión y como al igual que el día que entre aquí fue con ilusión y luego la perdí, voy a seguir con la misma actitud, cada cosa en su orden, ya tendré tiempo de perder la esperanza, pero no podemos empezar un trabajo diciendo esto no se puede hacer, hay que tener un mínimo y por su puesto que si tengo que vestir de morado lo haré, ojalá quiten el azul para siempre, por que desde luego no nos ha ido nada bien.
    Por supuesto dentro de un año hablamos.

    • Te devuelvo el tuteo, que parece que hasta me conoces. Se da la casualidad de que también a mí me ha tocado mirar debajo del coche durante una época, aunque por suerte no fuera la más sangrienta. Pero tampoco me gusta sacar mucho el tema, sólo es por informarte.
      Al igual que tú también conozco casos de esos que hacen que te plantees según qué cosas. Podríamos hablar largo y tendido de las miserias de este cuerpo y coincidiríamos más de lo que imaginas. Yo no he ascendido: decidí no entrar en esa espiral y, por qué no decirlo, vivir más cómodo. Estoy en un grupo en el que nos llevamos bastante bien, los jefes no nos molestan demasiado porque sacamos el trabajo (sin ser más dignos que nadie por eso, ojo) y, sí, me he acomodado, tienes toda la razón. Trato de agradecer lo que me aporta mi trabajo en la policía antes que pensar en lo que me falta porque, de otra forma, me amargaría inútilmente.
      Es decir, soy más de los que piensan que las cosas siempre pueden ir a peor y no espero gran cosa de la policía como institución, aunque me gusta mi profesión. Una cúpula excesivamente complaciente con los políticos -por decirlo suave-, y mandos cuyo estilo de dirección predilecto es favorecer a la “mitad más uno” que les hacen la rosca y tener puteados al resto de disidentes o de los que, simplemente, no entran a rueda. Como verás, no pensamos tan distinto.
      Si se consigue algo, será porque el poder político vea electoralmente conveniente destinar el dinero de todos a mejorar nuestras condiciones. Tengo claro que no será gracias a ningún sindicato ni asociación, entre los que me gustaría ver algo más de unidad y no tanta mala sangre, por cierto.
      La movilización en la calle, desde el respeto y la unidad, es necesaria al menos para que los políticos vean que hay voluntad. Y, en eso, esta asociación ha dado un impulso importante. Bien por ellos. Aunque me parece que en algún caso aislado están empezando a “desbarrar” un poco con el tema de las siglas.
      No soy de siglas. De ninguna. Si estoy afiliado a mi sindicato es porque en mi provincia hay un grupo de gente joven, sí, pero que tiene mucho que decir. Se desviven por mantenernos informados, están siempre disponibles, y a los jefes se les cierra el culo cada vez que asoman por el despacho. Ni sé los casos en que han conseguido “rebajar” expedientes a auténticos “cafres” para que luego se den de baja por cualquier chorrada. A mí dame sindicalistas de esos, de los que están más cerca de dejarlo por cómo les trata cierta gentuza que de aquellos que hay que echarlos de los comités con agua hirviendo porque no dan palo al agua.
      Ese trabajo hay que valorarlo, y por eso me corrompe leer titulares como el de esta entrevista (y por eso entré a comentar). Por la generalización injusta y la demagogia. Por sacar trapos sucios que no vienen a cuento, porque los que estamos dentro ya los sabemos y al resto de la sociedad sólo le sirven para etiquetarnos a todos (revolucionarios incluidos).
      Por eso te dije que veremos dentro de un año. Aunque igual me he pasado. Por lo que sé, la asociación ya está planteando códigos éticos para liberados. Así que la conversión en sindicato va a llegar antes incluso que la equiparación, por este camino. Sólo deseo que no te desilusionen, compañero. Yo, por mi parte, deseando estoy que me convenzan.

  12. Ni te molestes Salva, compañero. Esta es la nueva hornada de la policía, de MYHYV y de los que no saben discrepar sin faltar. Y lo que nos queda por aguantar….?

  13. Nueva hornada riki? Jejeje, no se trata de nuevos o viejos, sino de una mejora para el colectivo. La antigua hornada sindical, pisaron cárcel, esa gente que empezó jugaba en el campo, hoy ya se terminó eso, alguien va a criticar la actitud de aquellos compañeros? por esa actitud rebelde, hasta hace poco disfrutabamos de algunos privilegios que con gente con vuestra actitud jamás se hubiera conseguido, es más se están perdiendo muchos y con el tiempo irá a más, segun salva la regla ya está hecha y no se puede cambiar, ya sabemos donde nos hemos metido desde el principio, pero aquí paso algo que cuando yo entré tampoco me dijeron y resuelta que si cambio a peor, pero parece que no nos importa, empiezo: adiós a la paga extra (la devolvieron al tiempo) la nueva hornada ya no cotiza en clases pasivas (yo si, vosotros) la edad de jubilación subida (para mi no, para vosotros), la pérdida de poder adquisitivo en segunda actividad, frente a otros cuerpos, muface decayendoa pasos agigantados, servicios extraordinarios de risa, frente a otros cuerpos, viudedad, lamentable, jornada laboral, un retraso, reclamando la gente el exceso horario anual que se pasan por el forro, no se, mira a ver el tema, yo salgo a la calle por cosas que ni me perjudican, a ti si y encima dices hornada de policías MYHYV, ¿cual es la diferencia de no seguir la regla ahora, respecto a los antiguos sindicatos, por que lo que se hizo antaño esta bien y ahora esa actitud es de locos, sera por que lavan la cabeza y no les interésa? Te lo digo yo, ahora se busca el interés individual, no hay compañerismo como teníamos antes, divide y vencerás, la mejor arma que todo gobierno utiliza con nosotros.
    Ahora hay sindicalistas que llevan 3 días y vienen a dar lecciones de moralidad y algunos no sabe ni lo que es ponerse un uniforme. Riki Espero que no se te alargue mucho la agonía de aguantar a los compañeros que quieren lo mejor para todos, incluido tu, sin pedirte que aportes nada. Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + trece =