Jacqueline Montero ex trabajadora sexual, líder comunitaria, directora ONG y regidora, es candidata a diputada por Haina

0

Jacqueline Montero, regidora de Haina, ex trabajadora sexual, directora del Movimiento Mujeres Unidas (MODEMU) es candidata a diputada por Haina

La candidata es una líder natural del municipio, en donde –según se cuenta- algunas familias la buscan para que aconseje a sus niñas que desistan de su propósito de entrar en el trabajo sexual y como mediadora cuando existen problemas de violencia intrafamiliar.

El Movimiento de Mujeres Unidas (MODEMU) nació en noviembre de 1997 para trabajar en la protección de la salud y defensa de los derechos humanos y laborales de las trabajadoras sexuales de la República. Es la única organización dominicana que agrupa a las mujeres trabajadoras sexuales con el objetivo de mejorar su calidad de vida haciendo un especial énfasis en los derechos de las mujeres. Modemu es una entidad que agrupa casi 8.000 mujeres trabajadoras sexuales, focaliza su trabajo en temas de prevención de las enfermedades de transmisión sexual, defensas de sus derechos y empoderamiento de sus registradas.

Jacqqueline Montera defensora incansable  desde hace muchos de todas las luchas del país para el mayor reconocimiento de los derechos de las mujeres , ha impulsado proyectos para este propósito es candidata a Diputada 2016-2020 por el Partido Revolucionario Moderno y también ahora con el aval y el apoyo de uno de nuestros Partidos aliados Frente Amplio.

La candidata Jacqueline Montero es un referente a nivel de país y latinoamerica en el ámbito de los derechos sexuales y reproductivos ha trabajado desde todos los niveles el tema de la violencia y el VIH.

Ella ha llevado a cabo un trabajo comunitario en los diferentes sectores  del municipio.

El testimonio de su vida, al igual que el de otras trabajadoras sexuales, quedó registrado en el libro “Ríen mis labios y llora mi alma”, de Laura Murray. Jacqueline Nació en San Juan de la Maguana en 1970. A los cinco años se trasladó a Haina con su madre y su padrastro. Al año siguiente pasó a vivir en casa de una hermana de su padrastro. Según cuenta, el hombre de la casa, a quien define como un militar, empezó a abusarla sexualmente cuando apenas contaba con nueve años. Asegura que fue violada en diferentes ocasiones por motoristas, clientes o en carros públicos, incluso por cuatro hombres a la vez.

Jacqueline defiende ley que regule el trabajo sexual , la organización que dirige ya sometio un anteproyecto de ley en el congreso , con el propósito de la legislación es poner punto final a los “maltratos y abusos” de las que supuestamente son objeto las servidoras sexuales, de parte de clientes, propietarios de negocios y agentes policiales. Entiende que se le debe asegurar seguro médico, tarjeta solidaridad, prestaciones y reivindicaciones laborales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + 7 =