Izquierda Socialista de Aragón ha presentando un escrito de impugnación a la Gestora presidida por Javier Fernández, así como al Comité y de Garantías del PSOE. La histórica corriente crítica del partido añade, desde su coordinadora en Aragón, más leña al fuego de la crisis abierta en las últimas semanas.

La corriente de Aragón ha manifestado, en el escrito presentado en la tarde de ayer, su intención de acudir a los juzgados ordinarios a dirimir la presunta ilegalidad de los hechos acaecidos en el Comité Federal el pasado día 1 de octubre en caso de que fuese necesario. Para fundamentar su reclamación invocan los artículos 53 y 54 de los Estatutos del Partido, de los que se desprende la presunta ilegalidad de la votación llevada a cabo. Defienden que, estatutariamente, dicha votación debía haberse celebrado mediante el sistema de voto secreto, ya que, a su entender, conllevaba la elección de cargos y responsabilidades.

A su vez, y siempre al amparo de los Estatutos, denuncian que, tras la dimisión de los 17 miembros de la Ejecutiva, el Comité Federal sólo tenía potestad para convocar un Congreso Extraordinario y la celebración de Primarias para elegir nuevo Secretario General.

Se trata de una nueva muestra de la fractura que se vive en el seno del partido socialdemócrata. Viene a sumarse a otras iniciativas promovidas desde diferentes sectores de la organización, entre las que destaca la iniciativa de recogida de firmas que encabeza el alcalde socialista de la localidad granadina de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, que al parecer podría llevar recabados cerca de 65.000 apoyos. Es una batalla sorda que se libra en cada agrupación y amenaza con convertirse en un cisma que podría partir la organización en dos.

Para esclarecer los hechos, exigen un informe de la asesoría jurídica del PSOE al respecto de los mismos, así como la publicación de las actas del polémico Comité Federal para que la militancia pueda, en caso de considerarse necesario, auditar las condiciones en las que se llevó a cabo. Concluyen su escrito exigiendo al Comité de Garantías que emita una resolución, de modo que la gestora se inhiba de atribuirse competencias que consideran le son impropias. Reclaman, asimismo, que se pongan los medios para volver a celebrar dicha votación de manera que los estatutos del partido no sean vulnerados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Como un militante socialista puede tener tan poca dignidad para estar en una gestora cuya principal misión es de cercenar los derechos de los militantes para evitar congresos y elecciones del secretario general. Pues si, no tienen dignidad . El referente moral que dicen el Presidente de la gestora es socialista de vocación tardía cuando la mesa estaba puesta y se podía picar de todos los platos. Y el portavoz lean su biografía en Wikipedia y se paren en el “excelente ” expediente académico que acompaña” que no le impidió ser vicepresidente de una conocida y desaparecida Caja de Ahorros andaluza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 16 =