El servicio de prisiones del Estado de Israel (IPS) ha confiscado más de 2000 libros y documentos de investigación utilizados por los presos palestinos en la prisión de Hadarim con el pretexto de que incluyen «material de seguridad», según ha confirmado la Sociedad Palestina de Prisioneros (PPS).

Un abogado de PPS que visitó a los prisioneros en Hadarim afirmó que el IPS se apoderó de los libros en un intento de impedir a los prisioneros el curso de una educación universitaria mientras cumplían prisión.

Hadarim, donde se encuentran detenidos más de 120 presos, es la única prisión israelí donde los palestinos pueden cursar la educación superior y realizar investigaciones con la ayuda de presos que tienen un título universitario.

La represión continúa con más detenciones

Según confirma la propia Sociedad Palestina de Prisioneros, las fuerzas israelíes detuvieron en el día de ayer al menos a 23 palestinos durante redadas en la zona ocupada de Cisjordania y en Jerusalén Este.

En concreto, el ejército y la policía israelí detuvieron a nueve palestinos en el área de Belén, siete en Jerusalén este, incluido un abogado, dos en Jenin, otros dos en Ramallah, y uno en Nablus, un menor de 16 años, en Hebrón y en Qalqilia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − cinco =