Colaboración y fotos: Mayra Álvarez

Esta pasada semana el presidente de Egipto, Abdel Fatah El Sisi, y su homólogo palestino, Mahmoud Abbas, mantuvieron un diálogo en El Cairo sobre la paz entre Israel y Palestina después de que la Fuerza Aérea de Israel lanzara los días 4 y 5 de mayo ataques sobre el norte de la Franja de Gaza. ¿Qué ha trascendido de la misma?
Este tipo de encuentros son  periódicos. Egipto es el país árabe más grande y en esta ocasión el único miembro en el Consejo de Seguridad, lo que requiere por nuestra parte estrecha coordinación y cooperación con su gobierno. También tenemos que tratar de manera urgente con Egipto la situación de la Franja de Gaza, especialmente para aliviar el cerco impuesto por Israel en esta Franja densamente poblada y con altas necesidades humanitarias. Como consecuencia inmediata de este encuentro que usted refiere, el gobierno egipcio abrió el puesto fronterizo de Rafah entre Sinaí y Gaza: es una alta prioridad para permitir salir los casos humanitarios para tratamientos hospitalarios y a los estudiantes para incorporarse a sus universidades.

“El islam es muy noble, el terrorismo no”

Estas reuniones periódicas entre ambos presidentes tratan de cuestiones políticas de carácter puntual, como son las gestiones internacionales, el Consejo de Seguridad, la iniciativa francesa… pero también hay cosas cotidianas necesarias que alivian el sufrimiento del pueblo palestino.

También hace dos días el ministro belga de Exteriores, Didier Reynders, en un encuentro en la ciudad de Ramala con su homólogo palestino, Riad al-Maliki, se adhirió a la propuesta francesa de celebrar en París el 30 de mayo una Conferencia Internacional. ¿Cuál es su valoración de esta iniciativa?
Todavía no podemos hablar de una iniciativa francesa concluida; hasta los mismos responsables franceses hablan de ideas que pueden conducir a una iniciativa acabada presentadas las partes. De hecho, desde hace más de seis meses, el Gobierno francés expresó la idea de convocar al fin y al cabo una Conferencia Internacional para relanzar el proceso de paz en el Medio Oriente, sobre nuevas bases para aprender de las premisas anteriores no exitosas y abrir un nuevo cauce para solucionar el problema.

AHMAD SOBH-3Desde el primer momento, nosotros, la parte palestina, aplaudió esta iniciativa y la apoyó directamente. Vinieron los cancilleres franceses (el anterior y el actual) y el gobierno francés nombró un alto diplomático representante para seguir los pasos de las partes involucradas. Nuestro presidente se encontró con el presidente Hollande en París para el mismo objetivo. Es decir, hay un gran movimiento; el día 30 de mayo habrá un encuentro a nivel ministerial de una veintena de países en París sin la participación  de Israel y Palestina para preparar un marco general de una convocatoria mayor donde sí estarán  las dos partes involucradas y supuestamente habrá una exposición detallada de los términos: ¿Cuáles son los pasos a seguir? ¿cuál es el objetivo? ¿cuál es el cronograma de pasos que habría que hacer?

En todo ello nosotros los aceptamos. Sin embargo, tengo que puntualizar dos cosas: una, nos gustaría mucho que no sólo Bélgica, sino también el resto de países de la Unión Europea expresen de una manera clara su apoyo a tal iniciativa para que las ideas francesas se conviertan en un esfuerzo europeo colectivo. Segundo, para mí es también importante ¿Qué hará Francia, qué hará la Unión Europea si el señor Netanyahu no acude o no acata… cuál será el siguiente paso si no hay plan b?
Las negociaciones no pueden ser objetivo de por sí, deben ser la manera de llegar a una solución. Hasta ahora, la participación de Estados Unidos en la mediación del conflicto nos llevó a un callejón sin salida. Simplemente porque Estados Unidos no es un mediador honesto en el conflicto: ellos vienen para apoyar a Israel, lo que dificulta la solución. Por un lado apoya a Israel y por otro lado no les presiona para que hagan cosas. Lo que queremos a través de la iniciativa francesa es que no solo Estados Unidos, sino la comunidad internacional esté involucrada y que lleven las partes no solo a hablar, sino a resolver un conflicto que ya dura demasiado.

Medio mundo durante los últimos veinte años han designado lo que llaman “representantes para el proceso de paz en el Medio Oriente”, desde nuestros amigos en Chile hasta nuestros amigos en Japón. Esto para mí significa que ha habido mucho proceso y poca paz. No quiero tanto proceso, yo quiero la paz, pero hay más asentamientos, más ocupación y menos esperanza sobre el terreno. Esperamos de todas maneras que el gobierno francés, secundado y apoyado por sus socios en la Unión Europea sepan actuar en caso de que Israel, de nuevo, desafíe esta iniciativa y desafíe este esfuerzo loable y apreciable por nosotros.

“No es justo que se reconozca a Israel y no a Palestina. Las negociaciones no pueden ser objetivo de por sí, deben ser la manera de llegar a una solución”

Respondo a mi propia pregunta: ¿qué haría en el caso del desafío de Israel? Para mí, desde luego, sería injusto no reconocer, individual y colectivamente al estado de Palestina por parte de estos países porque  si la iniciativa francesa está basada en el reconocimiento de los dos estados no es justo que se reconozca a Israel y no a Palestina.

Por otro lado, esperamos que Francia y la Unión Europea en estrecha cooperación con Estados Unidos puedan llegar al Consejo de Seguridad para que el Consejo participe activamente ejerciendo su responsabilidad sobre la estabilidad y la paz mundial poniendo un marco general a la solución del problema de Oriente Medio, poniendo etapas y fechas para la desocupación israelí de los territorios palestinos para hacer viable el estado palestino independiente. Hay que recordar que hace cinco años surgió un nuevo país en este mundo llamado “la República del Sur del Sudán”. En aquella ocasión, ni siquiera un representante del nuevo país llegó a las Naciones Unidas para presentar la solicitud. El propio Secretario General de las Naciones Unidas fue mensajero de este país y llevó él mismo la solicitud y al día siguiente los quince miembros del Consejo de Seguridad y la Asamblea General aprobaron la admisión. No quiero decir que país tan fallido es hoy el Sur del Sudán, pero se puede imaginar lo que ocurre con nosotros desde hace más de sesenta años. La declaración del canciller belga, como cualquier declaración europea es bienvenida en ese sentido.

“Hasta ahora, la participación de Estados Unidos en la mediación del conflicto nos llevó a un callejón sin salida”

El 29 de noviembre de 2012 la Asamblea General de Naciones Unidas concedió a Palestina la condición de ‘Estado observador no miembro’ de la organización. El 17 de diciembre de 2014 el Parlamento Europeo apoyó públicamente el reconocimiento del Estado de Palestina, tras haberlo hecho los parlamentos de varios países como Reino Unido, España, Francia, Irlanda e  Italia.

Ya que en el 2012 el Consejo de Seguridad gracias al veto de Estados Unidos no aceptó nuestra solicitud para ser miembro de pleno derecho, fuimos a la Asamblea General que aprobó por 138 votos a favor y nueve en contra de nuestra membresía en la ONU nombrándonos “Estado no miembro, Estado observador”, como si fuéramos la Santa Sede o como si fuéramos Suiza antes de que Suiza fuera incorporada.

Quiero decir con esto que el estado palestino necesita realmente un esfuerzo adicional de la Unión Europea y de Estados Unidos para que sea viable. No sólo de una manera teórica sino práctica, para que la solución sea una realidad en el Medio Oriente.

“El estado palestino necesita realmente un esfuerzo adicional de la Unión Europea y de Estados Unidos para que sea viable”

Pero, objetivamente, las cosas están como estaban en el plano práctico del reconocimiento íntegro de Palestina como Estado.

Estoy de acuerdo, pero al mismo tiempo yo no veo lo que aprobaron en el Parlamento europeo como algo simbólico. Lo veo como una declaración de los pueblos a sus respectivos gobiernos.

“Durante los últimos 60 años la no resolución del conflicto palestino hizo posible dictaduras en la región y que todos los recursos fueran para las armas y no para la educación, la salud y la dignidad del hombre”

Para mí los gobiernos democráticos electos deben tomar muy en serio cualquier resolución aprobadas por parlamentos electos por sus propias democracias y que no se quede en una mera declaración. Nosotros  realmente depositamos esperanzas en que los gobiernos europeos sepan reconocer al estado de Palestina. Por otro lado, nos sentimos injustamente tratados cuando hay muchísimo cuidado  por parte de ciertos países en condenar o presionar a Israel por sus actitudes, por su permanente confiscación de la tierra palestina, por la construcción de asentamientos, por intentar matar la solución entre los dos estados. Al mismo tiempo regatean la posibilidad de reconocer al estado de Palestina porque para ser equitativo ambos deben ser reconocidos y no solo uno y encima ese uno abusando  del otro. Israel no debería estar por encima del resto de los países ni un día más, sino ser igual a los demás, con sus derechos y sus obligaciones.

AHMAD SOBH-2

 

“¿Qué tiene que ver la cuestión palestina con lo que ocurre en Siria? Yo no tengo la culpa como palestino de que surja un terrorista en Indonesia o en Senegal o Nigeria”

La proliferación del terrorismo del ISIS por Oriente Próximo está afectando a toda esa conflictiva zona del planeta. Pero, ¿de qué manera los territorios palestinos están viendo limitados aún más sus derechos y movimientos con este problema añadido?

Hubo en los últimos sesenta años muchísimos otros problemas en la región que aparentemente dejaban de lado la cuestión palestina o la pasaban a un segundo o tercer lugar. Siempre surgía la cuestión palestina como el más antiguo conflicto que requiere y reclama solución. Probablemente no hay tiempo como para analizar el surgimiento de esta gran escala de terrorismo en nuestra región, esta desestabilización de Daesh y de otros.

A nuestro entender, hay dos razones fundamentales para esto: primero, la no solución al conflicto regional y segundo, que potencias extranjeras a la región no siempre fueron serios e atender nuestras necesidades democráticas en la región, bastaba con tratar con gobiernos aquí y allá sin profundizar en los derechos humanos, en la dignidad del hombre, en que los programas sean dirigidos para el desarrollo sostenido de los pueblos…

“Un terrorismo es condenable a todas luces y no hay nada que justifique ningún atentado contra cualquier inocente civil en cualquier parte del mundo”

Se puede preguntar: ¿Qué tiene que ver la cuestión palestina con lo que ocurre en Siria? Durante los últimos sesenta años la no resolución del conflicto palestino hizo posible dictaduras en la región y que todos los recursos fueran para las armas y no para la educación, la salud y la dignidad del hombre. Por tanto, surgió lo que surgió. Las equivocadas políticas de Estados Unidos en la región como si no entendieran nada de lo que ocurre allí hicieron posible este programa tan trágico. Por encima de esto, habría que desarticular los problemas atendiendo al problema original. Yo no tengo la culpa como palestino de que surja un terrorista en Indonesia o en Senegal o Nigeria. Yo no defiendo que esté haciendo las tonterías que hace porque los palestinos estén injustamente ocupados, etc.

Yo lo que pido a la comunidad internacional es que atienda al Derecho Internacional para resolver nuestro conflicto y no siga buscando cuidadosamente palabras para no herir la sensibilidad del señor Netanyahu. Que no atiendan a los cadáveres de nuestros niños que Israel sepulta desde hace meses. Israel mata y después pregunta. Nuestros niños son asesinados en la calle por “supuestos pensamientos de lanzar una piedra”. Esto es injusto. Por lo tanto, ante este resurgimiento de un terrorismo que es condenable a todas luces no hay nada que justifique ningún atentado contra cualquier inocente civil en cualquier parte del mundo.

Pero, el mundo debe volver a los problemas originales, atenderlos seriamente, no solamente huir de la solución. El señor Netanyahu está desafiando al mundo entero; se permitió el lujo de viajar a Estados Unidos sin invitación de su presidente para hablar en el Congreso para atacar al presidente. Es de sinvergüenza y se dejó pasar como si nada. Si esto pasa en cualquier otro país del mundo, caerían gobiernos. Se tolera el abuso israelí más de lo necesario y el mundo tiene que decir ¡basta! No por el bien de los palestinos, por el bien de la salud de una región vital que es el Medio Oriente y por el bien de Israel misma, porque los que quieren a Israel no deben admitir que Israel sea enemiga de todos al mismo tiempo. La mejor seguridad de Israel es la justicia al pueblo palestino porque así no necesitarían justificación para cualquier cosa después. Si sigue la herida abierta, permitirán que cualquier loco o manipulado cometer actos condenados y condenables.

“Tenemos una amplia comunidad de refugiados palestinos en Siria cuyos campamentos fueron arrasados, destruidos. Parte de las corrientes de refugiados que están llegando a Turquía y a Grecia también son palestinos”

¿Hasta qué punto Palestina puede sospechar que la desestabilización de la zona de Irak y Siria por la proliferación del ISIS sirve de verdadero muro de contención de Israel frente a la causa palestina a nivel internacional?

El señor Netanyahu se sintió estimulado para crear más asentamientos y de abusar de sus medidas gracias a la desestabilización enorme que hay en la región. Creo que es una política poco sabia, es una política a corto plazo. En los últimos años, por ejemplo, podríamos recordar la ocupación de Kuwait por parte de Irak, los ataques internacionales contra Sadam Husein, los ataques en Afganistán después de lo que hizo Al-Qaeda, etc. Tampoco en aquellas ocasiones la cuestión palestina estaba sobre la mesa y pasamos momentos difíciles en nuestras relaciones internacionales, pero ninguna cancillería en el mundo no está al tanto de que todo esto es coyuntural: el problema original no fue resuelto y así se van acumulando nuevos problemas en la región.

 

Dejar la región ardiendo como ahora no beneficia a nadie, mire usted la inmigración, los refugiados que están llegando a Europa afecta la estabilidad europea misma. El terrorismo ataca a todo el mundo, no ataca a un país en contra de otro, es un terrorismo aciago. Atendiendo al núcleo del problema probablemente resolvamos otros problemas y en este sentido nosotros expresamos nuestra satisfacción de que hayan esfuerzos y somos totalmente cooperativos para llegar a una solución.

 

¿Cómo y de qué manera influye la guerra en Siria en la lucha  del Estado Palestino contra Israel? ¿Tienen alguna constatación de que Israel facilite o promueva la presencia de estos grupos terroristas para volcar a la comunidad internacional en la defensa de sus fronteras?

En su pregunta no se menciona la situación de los palestinos en Siria. Tenemos una amplia comunidad de refugiados palestinos en Siria cuyos campamentos fueron arrasados, destruidos. Parte de las corrientes de refugiados que están llegando a Turquía y a Grecia también son palestinos. La inmensa mayoría de refugiados palestinos en Siria tuvieron que poner más presión al pequeño país que es el Líbano yendo allí. ¿Y quién está destruyendo nuestros campamentos? Pues Al-Qaeda, Isis y todos esos grupos porque los palestinos no fueron parte en ningún conflicto interno en Siria pero estuvieron entre dos fuegos y están pagando con sangre y con su destrucción su hábitat, que de por sí es ya miserable en los campamentos.

“Israel reconoció haber atacado muchas veces a través de sus aviones a ciertos objetivos en Siria. También cierta oposición en Siria está tratando sus heridos en Israel, por tanto Israel es un actor de lo que ocurre en Siria, y también por ahondar los problemas regionales”

Sin duda alguna, la injerencia de otras fuerzas en Siria permitió a Israel participar, de hecho, aprovechando el caos en Siria, Israel reconoció haber atacado muchas veces a través de sus aviones a ciertos objetivos en Siria. También cierta oposición en Siria está tratando sus heridos en Israel, por tanto Israel es un actor en lo que ocurre en Siria, y también por ahondar los problemas regionales. Netanyahu piensa que así nadie va a poner la atención en desocupar el territorio palestino, por eso es importante atender los problemas originales sin despreciar el esfuerzo internacional para llegar a una solución en sí.

 

Carece la causa Palestina en este momento de liderazgo nacional de integración e internacional. ¿Qué nuevos pasos debe dar la comunidad internacional para que Palestina se incluya con normalidad en la diplomacia internacional como un miembro más de pleno derecho?

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sin veto de Estados Unidos obligando a Israel como obligaron a otros países a desocupar territorios ocupados por la fuerza militar. Es la única y más eficaz vía para conseguirlo. Y hasta ahora no ha ocurrido por falta de voluntad política, por falta de responsabilidad política de los gobiernos de acuerdo con los Estados Unidos de Norteamérica.

Creemos sinceramente que un esfuerzo real por parte de la Unión Europea, no confrontando sino cooperando con Estados Unidos puede ayudar en este sentido; es la manera más adecuada.

Nosotros no vamos a buscar armas para hacer de nuevo la guerra contra Israel. Creo que la Comunidad Internacional hizo posible la creación de Israel y esta misma Comunidad debe hacer posible el estado palestino.

Decir que hay que dejar que israelíes y palestinos tienen que resolver bilateralmente el conflicto es altamente injusto para nosotros porque no hay equilibrio entre el pueblo ocupado y la fuerza que lo ocupa. No habrá solución equitativa por la imposición del más fuerte, por eso se requiere el esfuerzo de la Comunidad internacional, tanto individuales a través del gobierno como hablábamos de Francia, pero la esencia es ir al Consejo de Seguridad y bajo el capítulo séptimo de la Carta actuar como se hizo cuando se obligo a Irak retirarse de Kuwait, por ejemplo.

Israel tiene que estar sujeto al derecho internacional como el resto de los países del mundo y desocupe estos territorios para que el estado palestino pueda ser actor cooperativo, pacífico y civilizado junto con otros países de la región para restablecer una región que debe exportar mucho más que terrorismo y destrucción.

Esta región tiene las tasas de educación más altas del mundo, tenemos mentes brillantes, gente que cosechó experiencias en todas partes del mundo y que son capaces de hacer cosas por la humanidad.

 

¿Ha sido abandonada en cierto modo la población palestina y sus necesidades extremas por la comunidad internacional anteponerse el problema del terrorismo del ISIS como nuevo fenómeno internacional?

Por tantos años, nos hemos hecho hasta cierto punto inmunes a reacciones rápidas. Sabemos esperar, pero nuestra espera ha creado otros problemas en otras partes. El pueblo palestino está en su tierra, su casa, y seguirá por siempre y este es el gran problema del gobierno de los extremistas israelíes. Hablarle a usted después de sesenta y ocho años de la creación del estado de Israel cuando los que crearon Israel pensaron que no habría más palestinos es una victoria al sentido humano de arraigo de un pueblo en su casa.

Ha habido tantas invasiones desde tiempos de Jesucristo hasta ahora, pasaron por Palestina y nosotros nos quedamos en nuestra casa transmitiendo incluso nuestra cultura al invasor. Lo bueno sería que haya menos sufrimiento de todos. Nosotros entendemos que la solución pacífica de la desocupación de los israelí del territorio de Cisjordania incluyendo la parte oriental de Jerusalén hasta la Franja de Gaza sería más que suficiente para abrir una nueva página en la historia de nuestra región.

 

¿En qué fase se encuentra el proceso de normalización diplomática de Palestina como Estado de pleno derecho a nivel institucional?

Tenemos más de cien embajadas en el mundo y estamos representados en más de ciento cuarenta y siete países. Lo que es más que la representación emblemática del estado de Israel. Hay que materializarlo en una independencia real sin ocupación. Creo que Palestina solo necesita esto, estoy seguro que contribuiríamos con más eficacia que surgieron después de conflictos en el caso de que la Comunidad internacional llegara a esta conclusión. Hoy por hoy, el pueblo palestino está muy agradecido a todos los que le apoyan, especialmente a la Unión Europea, de quien esperamos que sea un actor principal, además nuestras instituciones le deben mucho a la Unión Europea, tanto a nivel de la Comisión como de los estados miembros, hasta de los gobiernos regionales.

Hablamos de un papel más activo de la comunidad europea por la cercanía, el Mediterráneo, los valores comunes de democracia, de sociedad abierta, de lucha contra el terrorismo también a través de cultura, educación, desde abajo.

 

¿Qué nos podría decir usted del islam, bajo su propia opinión como politólogo del activismo, la violencia y la paz?

Lamentablemente algunos usaron la religión para desoír los preceptos de la religión misma. El islam, al igual que otras religiones, es pacífica, una religión de concordia, de aceptar y cooperar con el otro. No hay una religión exclusiva sino cooperativa con los demás. Dios es único y los pueblos hermanos. Lamentablemente algunos han usado el islam como otros están usando el judaísmo en el estado de Israel para cometer actos barbáricos que son condenados y condenables.

“El islam, al igual que otras religiones, es pacífica, una religión de concordia, de aceptar y cooperar con el otro. Lamentablemente algunos usaron la religión para desoír los preceptos de la religión misma”

Una vez más, la democracia y los valores humanos deben buscar una regresión a  la escuela y a los libros de texto, de la educación. Los valores en nuestras sociedades son altamente vitales pero lamentablemente de nuevo las políticas erróneas de ciertas potencias occidentales no contribuyeron a un buen desarrollo de nuestras sociedades, todo lo contrario.

Bin Laden fue creación de los Estados Unidos, no una creación islámica ni árabe: cuando les sirvió para atacar a los comunistas de la Unión Soviética en Afganistán era bueno y cuando se volvió en contra de ellos fue malo para todos. Por tanto hay que ser realmente consecuente y no utilizar la religión en un momento y luego desaparecer del proyecto.

El islam es muy noble, el terrorismo no, al igual que el cristianismo y el judaísmo y nosotros haremos todo lo necesario por nuestra parte para contribuir a una revisión de las relaciones entre países a base de igualdad, de respeto y de cooperación.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 1 =