DibujoLa República de Irlanda nos sorprendió a todos con un empuje y un coraje que nadie esperaba. La Suecia de Ibrahimovic quedó totalmente desdibujada durante gran parte del partido ante el empuje, el juego vertical y ofensivo de los irlandeses y, sobre todo, la defensa posicional sobre la estrella sueca que lo anuló durante gran parte del encuentro y anular a Ibra es dejar a Suecia sin ideas y sin argumentos.

Un movimiento de balón rápido acompañado de la movilidad de constante entre líneas de Hoolahan y Walters hizo que la República de Irlanda tuviera varias ocasiones de adelantarse en el marcador antes del descanso, ocasiones que fueron desbaratadas por la actuación del veterano Isaksson, un portero que lo fue todo en el PSV y que ahora es suplente en el Kasimpasa turco, porque Hendrick mandó un balón al larguero o por la mala suerte de O’Shea al no llegar a rematar junto a la línea de gol.

Tras la reanudación, Irlanda continuó con su juego ofensivo y, finalmente, tuvo recompensa con el golazo de volea cruzada de Hoolahan. Los irlandeses podían haber continuado con el juego que les había dado tan buenos resultados pero inexplicablemente retrasaron sus líneas, lo que provocó que Suecia se lanzara al ataque lo que, teniendo a Ibrahimovic en el campo, es muy peligroso para cualquier rival dada la calidad del exjugador del PSG.

Eso fue lo que ocurrió. Tras varias entradas por la banda del lateral Olsson que generaron más sensación de peligro, Ibrahimovic consiguió sacudirse el marcaje irlandés para enviar un centro de mucha calidad que fue empujado a la red por el defensa irlandés Clark.

A partir de ahí el partido se convirtió en un correcalles pero con mucha precaución por ambas selecciones. Sabían que un punto es valioso teniendo en cuenta que se clasifican cuatro terceros.

ESTADISTICAS REP IRLANDA SUECIA

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + 2 =