El ministro del Interior Juan Ignacio Zoido ha comparecido a las 12.40 antes los medios de comunicación para anunciar que España mantiene el nivel de Alerta Terrorista en el nivel 4. Zoido ha explicado a los medios que por unanimidad la Mesa de Valoración de Riesgo Terrorista ha estimado por unanimidad que en estos momentos “no hay riesgo de atentado inminente” .

El ministro ha anunciado, eso sí, que se reforzarán las medidas de seguridad en aquellos lugares turísticos y de máxima aglomeración y a través de la comunicación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las policías autonómicas. Precisamente la mesa ha contado con miembros de la Ertzaina y los Mossos D’Esquadra, junto a miembros de la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI)

Aunque en la reunión de la Mesa de hoy no se ha elevado, Zoido ha dejado claro que la mesa se reúne “todas las semanas” y que cualquier jueves “según el riesgo “ se puede modificar dicho nivel de alerta.

Riesgos de amenaza terrorista

Existen cinco niveles de amenaza terrorista en España configurados después del atentado del 11-M

Con el nivel 1 (riesgo bajo), las actuaciones se orientan a la “identificación de potenciales objetivos terroristas”, así como el mantenimiento de medidas de seguridad “genéricas” y actuaciones para evitar situaciones de riesgo futuras.

El nivel 2 (riesgo moderado) se centra en “asegurar un óptimo control de los posibles objetivos de atentado terrorista”, salvaguardando el normal desarrollo de su actividad habitual y evitando cualquier incidencia que la impida o dificulte.

En el nivel 3 (riesgo medio) se refuerza el control de esos posibles objetivos y se lleva a cabo una “intensificación de la actividad investigativa y de inteligencia por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”.

El nivel 4 (riesgo alto), en el que nos encontramos, supone “el máximo reforzamiento de los dispositivos de seguridad”.

El nivel 5 (riesgo muy alto) conlleva medidas de “carácter excepcional”, incluyendo la posibilidad de “solicitar los oportunos apoyos a las Fuerzas Armadas”. El Ejército podrá ser requerido para realizar labores de “vigilancia y protección de infraestructuras críticas” y otros “objetivos estratégicos”, como “el reconocimiento aéreo de objetivos estratégicos no urbanos”. También se puede decretar la “restricción y control del espacio aéreo”.

Según establece el marco de actuación de los efectivos disponibles que prevé el Estado Mayor de la Defensa, el nivel 5 de alerta antiterrorista implicaría la posibilidad de recurrir a al menos 5.000 militares de reacción rápida pertenecientes al Núcleo de la Fuerza Conjunta de las Fuerzas Armadas.

De haberse decidido elevar el nivel de alerta antiterrorista al grado 5, no hubiera sido la primera vez.  Tras el atentado del 11-M el Gobierno ya lo activo y el ejercito reforzó la seguridad en las vías del AVE y en instalaciones eléctricas y nucleares.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 12 =