El rey Felipe VI ha sido el primero en saber que diputados como el líder de IU, Alberto Garzón, y otros de Unidos Podemos como la portavoz de En Marea en la Cámara Baja, Alexandra Fernández, estarán presentes en la manifestación Rodea el Congreso, que acudirá masivamente a las puertas del Parlamento para protestar contra lo que considera “el golpe de la mafia”. Por ello, reclaman más democracia en un país que vive días trascendentales para la formación de un nuevo gobierno tras casi un año de interinidad y dos elecciones generales en medio. También el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido la protesta. En una entrevista radiofónica ha asegurado que “siempre es saludable que la ciudadanía ejerza sus derechos civiles”.

El Ministerio del Interior tiene previsto blindar completamente el acceso de los manifestantes a la sede de la soberanía popular para evitar que los ciudadanos expresen su desencanto con la situación política actual. Iglesias ha llegado a poner en cuestión que el sistema democrático español sea saludable. “La división de poderes en España funciona mal. El Parlamento tiene una capacidad disminuida”, ha dicho en la Cadena Ser.

La Coordinadora 25-S ‘Rodea el Congreso’ organizó las protestas que en 2012 se sucedieron en las inmediaciones del Congreso de los Diputados para reclamar la apertura de un proceso constituyente. Ahora, esta semana se manifestarán el día de la investidura de Mariano Rajoy con el lema “Ante el golpe de la mafia, democracia”. Esta plataforma lo ha anunciado en su cuenta de Twitter después de una decisión de la asamblea, inmediatamente después de conocerse la decisión del PSOE de abstenerse en la votación de investidura del candidato del Partido Popular.

pablo-iglesias

Los organizadores de la protesta tienen previsto acudir a los alrededores del Congreso de los Diputados, entre la Puerta del Sol y la Plaza de Neptuno y comunicarán su intención de celebrar la marcha a la Delegación del Gobierno en Madrid, que es el organismo que tiene la potestad de autorizarla.

La plataforma convocante ya había anunciado días atrás su intención de celebrar la manifestación en caso de que salga adelante la previsible investidura de Rajoy como presidente del Gobierno con la abstención del PSOE y el voto favorable de Ciudadanos, algo que los manifestantes equiparan a un “golpe de Estado”. “Al final el golpe de régimen se ha consumado, Rajoy será investido en octubre. Será un gobierno ilegítimo de un régimen ilegítimo”, aseguraba la Coordinadora 25-S en el llamamiento lanzado vías redes sociales el pasado miércoles 19 para decidir si convocaban finalmente la manifestación. “Es excepcional que en este país vaya a gobernar el partido más corrupto de España”, ha vuelto a subrayar el líder de Podemos.

La Coordinadora 25-S reclama dar una “respuesta democrática en la calle” para frenar lo que consideran una “golpe de Estado”. A esta protesta se sumará también la formación Alternativa Socialista, que el viernes 28 ha citado a los ciudadanos a protestar a partir de las 19 horas en la Puerta del Sol de Madrid contra la investidura. En una nota, este partido ha llamado a la protesta y a salir a las calles para “denunciar el Golpe de Estado que se está produciendo y la macabra operación de mantener en el poder un partido corrupto y cruel con las clases humildes y trabajadoras”.

Mientras, Alberto Garzón, en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo este lunes con el Rey dentro de la ronda de consultas que ha iniciado antes de designar un candidato a la Presidencia, aseguró desconocer los puntos concretos de la protesta, pero defendió, al igual que otros líderes de Podemos, que las manifestaciones son herramientas “igualmente válidas” que la presencia en las instituciones.

Por eso, ha adelantado que si el objetivo de esa protesta es denunciar la “traición histórica” que, a su juicio, supone que el PSOE vaya a facilitar un nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, participará de la misma, al igual que ya hizo en 2012 cuando los manifestantes se concentraron contra las políticas de recortes del Gobierno de Rajoy. “Siempre que no lo impida mi ejercicio parlamentario, estaré en esa manifestación y espero que esté el mayor número de diputados posible”, ha dicho.

La portavoz de En Marea en el Congreso, Alexandra Fernández, también ha adelantado que su formación también participará en la protesta en la calle en contra de la investidura de Rajoy. Cree que por encima de la legitimidad parlamentaria de la investidura se encuentra “el valor de lo que piensa la ciudadanía” porque, considera, “la legitimidad también está en escuchar lo que hay fuera y no en el golpe de régimen” que en su opinión supone la “gran coalición” del PP y el PSOE. “Más allá de la legitimidad de lo que pueda desprenderse de esa votación, estaremos con la mayoría social”, concluyó Fernández.

Garzón prevé que ésta será una legislatura de movilizaciones y protestas, teniendo en cuenta las consecuencias que traerán consigo los 5.000 millones de euros de recorte que el Gobierno debe aplicar en los Presupuestos si cumple con el objetivo de déficit impuesto con Europa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Iglesias actua como un asqueroso fascista. El tuvo la oportunidad de pactar con el PSOE y fue incapaz. Por chulo e incompetente. Ahora llora y patalea. Que pasaria si hubiese pacto PSOE-PODEMOS-PNV-ERC-PDC y los afiliados del PP rodeasen el Congreso. Que diriía Pablito. Este señor solametne piensa que los derechos civiles estan para que el y sus amigotes se pasen las leyes por el sobaco. Lo dicho un purto FASCISTA

  2. José tus calificativos lo dicen todo. Ahora desde el dialogo te digo que te equivocas, eso que tu dices es lo que quieren hacernos creer los proabstencionistas del PSOE culpar a Podemos y a Pablo Iglesias. Si tiras de hemeroteca verás que en ese momento el PSOE no quiso pactar con Podemos, es más, en el último momento hubo mucha generosidad por parte de las agrupaciones que forman Podemos sobre todo por parte de Compromís para llegar a un acuerdo pero el veto sobre todo de Ciudadanos y de algunos sectores socialistas impidió un acuerdo. El bien de España no pasa por formar un gobierno a cualquier precio, seguramente la solución pasaría por una reforma del sistema electoral donde cada voto valga por igual e incluso como en muchos países para elegir presidente se haga una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados.
    En cuanto a las manifestaciones y saltarse la ley mordaza, no hay nada más democrático que la gente en libertad y desde el respeto pueda expresar su opinión al igual que tu lo haces en este medio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =