Mientras el niño palestino de cinco años Ahmad Dawabsheh era agasajado con mediático cariño por algunos futbolistas del Real Madrid, sobre todo por parte de su ídolo Cristiano Ronaldo, en la capital española después de que su historia se hiciese viral en las redes sociales, un grupo de colonos judíos bajo la denominación de Muchachos de la Colina, los mismos que quemaron el pasado 31 de julio su casa y mataron a su hermano de sólo 18 meses y a sus padres, volvía a encontrar un nuevo objetivo a sus fechorías en la persona que salvó al pequeño Ahmad de morir abrasado en las llamas de su domicilio.

La Misión Diplomática de Palestina en España ha denunciado a través de un comunicado que colonos extremistas han atacado la vivienda de Ibrahim Dawabsheh, único testigo del crimen cometido aquel 31 de julio contra la vivienda de su primo Saad Dawabsheh, en el que perdieron la vida el matrimonio y su hijo Ali, de 18 meses, hermano de Ahmad, que ha recibido el cariño de un grupo de jugadores del fútbol del Real Madrid.

Fuentes cercanas al caso aseguran que los actos violentos de estos colonos ultraortodoxos no se cometen bajo ningún concepto sin el respaldo y supervisión del propio gobierno israelí. “Todo forma parte de una política de asfixia continuada de la política israelí”, asegura una fuente palestina, quien añade que estos violentos son “vendidos” como un grupo terrorista independiente del Gobierno israelí, cuando en realidad no mueven un dedo sin su consentimiento expreso.

“Los Muchachos de la Colina son los más cobardes sobre la faz de la tierra, ya que a no ser que no tengan la protección del ejército israelí no cometen sus actos de terrorismo”, asegura esta fuente palestina cercana al caso. “En el crimen cometido a la familia de Ahmad no podemos culpar solo a un grupo de colonos, sino a la política sionista de Israel”, añade.

El comunicado de la embajada palestina en España denuncia que la vuelta de los colonos al mismo lugar del crimen para “cometer de nuevo otra masacre”, quemando una vivienda con sus habitantes dentro, “es debida a la protección que encuentran por parte de sus gobernantes y muestra que los palestinos no tienen ninguna seguridad en sus aldeas”.

Ante la mediática visita del joven Ahmad y su abuelo materno a España para ser recibidos por los jugadores madridistas –por cierto, equipo de fútbol patrocinado por Fly Emirates, la aerolínea con sede en Dubai de los Emiratos Árabes Unidos, y muy alejada de la causa palestina–, la embajada de Palestina en España denuncia que los palestinos no tienen ninguna seguridad en sus aldeas y que las declaraciones del Gobierno israelí prometiendo protección frente a este tipo de agresiones “han resultado falsas”. Asimismo, acusan al ejecutivo israelí de haber orquestado “un mero teatro” con el juicio a los dos radicales detenidos y acusados de incendiar la vivienda de la familia de Ahmad. “Les da a los colonos razones para seguir hostigando a la población palestina”, añade el comunicado de la embajada palestina. “Es un claro desafío por parte de Israel al mundo entero, que lamentablemente le da impunidad en su política racista contra los palestinos”.

La embajada palestina en España teme que estos ataques se repitan una y otra vez sin que se ponga freno a los mismos y que las respuestas de la comunidad internacional sigan siendo solo “las condenas y lamentos sobre el papel”.

 

Foto: Maira Álvarez Mateos

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 9 =