Iñaki Urdangarín está envejecido y extremadamente delgado.

Iñaki Urdangarin obtiene el segundo grado dos meses después de su ingreso en la prisión.

la propuesta para clasificar al cuñado del Rey  se realizó el pasado día 9 y la Junta de Tratamiento de la cárcel abulense de Brieva lo acordó el día 17.

Esta medida se establece a los dos meses de ingresar en prisión y la obtienen la mayoría de los presos. Cuando el yerno del rey Juan Carlos cumpla las tres cuartas partes de la condena podrá gozar del primer permiso penitenciario.

Urdangarin se encuentra en prisión desde el pasado 18 de junio tras ingresar por su propio pie una vez que el Tribunal Supremo confirmó para él una condena de 5 años y diez meses de prisión por los delitos de prevaricación continuada y malversación (ambos en concurso), tráfico de influencias, fraude a la Administración y dos delitos fiscales.

El marido de la Infanta Cristina ha presentado un incidente de nulidad ante el Supremo contra la sentencia, un trámite previo a la presentación de un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, algo que podría estar en el horizonte de su estrategia de defensa.

En el escrito, los abogados de Urdangarin alegaron que el fallo carece de “base material lógica”, tiene contradicciones y conclusiones predeterminadas, así como falta de motivación material y pidiendo en consecuencia, que se deje sin efecto. Quieren la libre absolución.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUn hombre mata a su madre y a su hermana al grito de “Alá es grande” en Paris
Artículo siguienteLo obvio
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =